SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Reportajes

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Gracia Aguado en la sala número 2, la roja, de los Cines Plaza | Jesús Cruces.

El 15 de septiembre de 2002 los Cines Plaza, los últimos que permanecían abiertos en la ciudad, cerraron sus puertas tras dos años luchando a contracorriente. Una de sus propietarias y su administradora, Gracia Aguado, hastiada de verlos cerrados y deteriorarse con el paso del tiempo, afirma que le gustaría volver a verlos abiertos, ya sea porque se haga cargo un particular o el propio Ayuntamiento para que la ciudad disponga de un gran espacio cultural”. Podría acoger desde ciclos de cine hasta representaciones teatrales, exposiciones, talleres, presentaciones, conciertos o conferencias.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Encarnación muestra uno de los sifones "La Perla" | Jesús Cruces.

El hielo y, sobre todo, la posibilidad de fabricarlo, sedujo a los humanos desde el primer momento. Por algo el propio Gabriel García Márquez habla de ello en la primera frase de su genial y extensa novela Cien años de soledad: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

Hubo un tiempo, no muy lejano -las personas que tienen unos 60 años pueden recordarlo- en el que no existían las neveras eléctricas y comprar hielo se hizo imprescindible para mantener los alimentos frescos, que no duraban en condiciones más de un día. En Elda existieron varias fábricas de hielo, como la de Herrero, cerca de la iglesia de Santa Ana o la de Vicente Pérez Guerrero junto al parque de la Concordia, que estuvo en activo desde 1956 hasta 2002. Pero la más grande y conocida fue la de Tobías Vergara, que también fabricaba gaseosas con una marca propia llamada “La Perla”, además de sifones.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Tres generaciones de músicos en la AMCE Santa Cecilia de Elda | Jesús Cruces.

¿Es posible transmitir el talento musical a generaciones futuras? La respuesta a esta pregunta aún no está clara, ya que los estudios que se han realizado sobre el tema son escasos. Sin embargo, en Elda existe una familia donde tres generaciones son músicos en la AMCE Santa Cecilia. Y lo más curioso es que el primero que entró fue el nieto, luego su padre y finalmente el abuelo. Los tres se llaman Raimundo Varela, y Lucía Varela la más pequeña.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La idea de crear una feria o certamen de calzado nació del semanario.

Terminamos el reportaje sobre Elda en 1956-1957, que publicamos con motivo de la celebración de los 60 años del semanario Valle de Elda. Esta vez nos asomaremos al nacimiento de la Feria de Calzado a través de la hemeroteca digital de la web del periódico, un increíble proyecto que marcaría años más tarde el desarrollo de la ciudad.

La idea, por increíble  que parezca, surgió del enigmático artículo de la escritora eldense Carola Gonzálvez titulado «Feria de Muestras del Calzado en Elda, 1958», publicado en Valle de Elda el día 4 de mayo del 1957 -se puede leer en la hemeroteca- donde, como una auténtica visionaria, narra, con todo detalle, la crónica de la primera feria de calzado como si ya se hubiera celebrado en Elda, cuando esta no era ni siquiera una idea en la mente de nadie. Esto dice el artículo: «Hubo tal afluencia de público que ni siquiera se podía transitar por las calles, los stands, resplandecientes de luces, rivalizaban con el decorado para la presentación de las muestras, que habían sido colocadas en vitrinas especiales iluminadas interiormente para hacer resaltar más el estilo, el esmero y el arte con que dibujantes y artesanos habían concebido y ejecutado los modelos expuestos (…). El proyecto, hecho realidad, fue todo un éxito y en los años que siguieron la Feria de Muestras del Calzado de Elda ha logrado ser famosa, atrayendo la atención, no solo de los españoles, sino de los numerosos turistas que visitan nuestro país».

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los artistas finalizarán sus obras para el día 6 de septiembre | Jesús Cruces.

La asociación de AMFI apuesta por convertir el aparcamiento de la Gran Avenida en Elda en un elemento integrador y vertebrador de la ciudad, como ya se anunció en Valle de Elda. Desde hace unas semanas, el Estudio de Arquitectura ND10, encargado del diseño y gestión de la actuación, comenzó realizando murales coloridos en las paredes de las escaleras de acceso al aparcamiento y en su interior.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Varinia Yuste, Nanna e Iván Egido | Jesús Cruces.

Quince niños y niñas llegaron el pasado 4 de julio a Elda procedentes del Sáhara, dentro del programa “Vacaciones en Paz”. Su estancia terminará el 4 de septiembre y hasta entonces continuarán disfrutando de unas vacaciones en Elda, Sax, Petrer y Monóvar. Este programa tiene como objetivo alejar a los pequeños, que tienen entre 8 y 12 años, de las altas temperaturas que llegan hasta los 60 grados en algunas partes del desierto del Sáhara.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los mejores escritores de la comarca escribían en el semanario.

El auge que iba experimentando la fiesta de Fallas en la ciudad se constata en el primer año de vida del semanario Valle de Elda con detalle, en el cual, aunque recuerda que ya se venían celebrando desde hacía bastantes años, se añade la novedad que representa que lo hagan en serio, como es el caso de la Falla de la RNS, que sorprendió en 1956 con una falla “de verdad”. De hecho, la Carrera Ciclista que tenía lugar tradicionalmente durante las Fiestas Mayores y que llegó a su 13º edición en 1957 estaba organizada por “las fallas”.

La celebración de las denominadas entonces “Hogueras de San Pedro” salen en la portada de Valle de Elda del 29 de junio de 1957 con el dibujo de tres bocetos: de la falla General Aranda, Trinquete y Plaza de la RNS (más conocida como plaza de arriba, ubicada al suroeste de la puerta principal de la iglesia de Santa Ana). Precisamente, el monumento de Trinquete, que era obra del artista eldense Hermelando Cremades, oborda tres temas muy actuales: la clandestinidad, la emigración y las viviendas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

María Olcina Soriano, Maruja, desde la entrada de su vivienda | Jesús Cruces

Hace unos días, Elda vio cómo derribaban dos de las míticas casas de la calle Padre Manjón, que han dejado un gran solar donde se construirá un edificio. Un poco más abajo, en el número 13 de la misma calle, se encuentra en pie y en buenas condiciones, la última de estas casas con su característico jardín, que está habitada.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los niños apenas podían ir al colegio.

Continuamos revisando el día a día de la ciudad a través del primer año del semanario Valle de Elda (años 1956-1957) y constatamos que el escaso nivel cultural de la población constituía una preocupación para sus redactores, especialmente Alberto Navarro, cronista de la ciudad, historiador, divulgador y fundador de la primera biblioteca pública años atrás. Por ello ya en uno de los primeros números demanda la creación de una academia de dibujo y pintura municipal “consiguiendo con ello superar este actual bajísimo valor que lo estético alcanza en Elda”, cosa que nunca se lograría. En este sentido, Juan Madrona se lamenta de las tasas de analfabetismo de los ciudadanos, “aunque no lo parecen por su estilo arreglado”, criticando su desinterés por la cultura frente a la imagen.

Por otra parte, los redactores cuidaron siempre la corrección de las noticias y notas en Valle de Elda, buscando la claridad y una redacción exquisita, sin cometer falta alguna de ortografía, por lo que constituyen en sí mismas un producto cultural de gran calidad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Alicia trabaja duro para destacar el próximo año en la categoría absoluta | Jesús Cruces.

La eldense Alicia Olivares es, a sus 19 años, una de las mejores tiradoras de España, prueba de ello es que desde que comenzó a competir en 2011 se ha proclamado campeona en varias modalidades de tiro olímpico. En unos días volverá a probar su valía, será el próximo el 14 de julio, en Granada en el Campeonato de España de pistola deportiva, la de fuego de 25 metros, su favorita porque requiere una mayor técnica y concentración. Esta deportista entrena cada día durante una hora y media en las salas de tiro y una hora en el gimnasio para poder cumplir sus objetivos. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir