SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3084
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Tres generaciones de músicos en la AMCE Santa Cecilia de Elda | Jesús Cruces.

¿Es posible transmitir el talento musical a generaciones futuras? La respuesta a esta pregunta aún no está clara, ya que los estudios que se han realizado sobre el tema son escasos. Sin embargo, en Elda existe una familia donde tres generaciones son músicos en la AMCE Santa Cecilia. Y lo más curioso es que el primero que entró fue el nieto, luego su padre y finalmente el abuelo. Los tres se llaman Raimundo Varela, y Lucía Varela la más pequeña.

Raimundo Varela Gómez es el padre de Raimundo y Lucía Varela Fernández. Estos dos hermanos son los nietos de Raimundo Varela Rojas. En total, tres generaciones, abuelo, padre e hijos, permanecen unidos a través de la música.

Raimundo Varela Gómez y su hijo entraron a la banda AMCE Santa Cecilia de Elda en 2013. El hijo fue el pionero en su andadura en la música a los 8 años,entonces le enseñaron a tocar un poco la trompeta, y finalmente, se apuntó a la banda. Ahora, con 16 años, se encuentra en el 5º curso del Grado Profesional en el Conservatorio de Música Ana María Sánchez de Elda, y a su vez, compagina sus estudios en 1º de Bachiller.

El joven músico tiene claro que se dedicará a la música: “Quiero llegar hasta el Grado Superior”, aunque siempre le ha atraído la carrera de Historia. Sin embargo, admite que sería complicado compatibilizar ambas disciplinas en el futuro.


Lucía Varela Fernández (hija), Raimundo Varela Fernández (hijo), Raimundo Varela Gómez (padre) y Raimundo Varela Rojas (abuelo) | Jesús Cruces.

Su padre, Raimundo Varela Gómez, al contrario que él, vive la música como un pasatiempo, que le sirve para desconectar del trabajo y del estrés diario: “Mi reto es superarme cada día, pero dentro de la banda”, explica. Él comenzó en la música a raíz de ver a su hermano Eugenio, que es percusionista en la Acustic Band. Su familia pertenecía a una cofradía y a él le llamó la atención un instrumento en concreto: la trompeta. Así que decidió aprender a tocar este instrumento de viento metal de manera autodidacta en su casa. Pero al final, se apuntó, como su hijo, a la AMCE Santa Cecilia de Elda.

Raimundo Varela Rojas, el abuelo, toca el clarinete desde hace siete años. Se animó a entrar en la banda en 2009 siguiendo el ejemplo de sus dos hijos y sus nieto y eligió el instrumento que más le gustaba, aunque ahora admite que “lleva muchísimo trabajo”. Incluso admite que tiene “un poco de envidia, en el buen sentido de la palabra, al ver a mis nietos tocar con tanta facilidad”.

Pero en esta familia de Raimundos, falta una niña, que también está inmersa en el mundo de la música: Lucía Varela Fernández, la hermana del joven Raimundo. Ella toca el saxofón desde los ocho años. A la hora de elegir su instrumento, barajó varias posibilidades como el clarinete, siguiendo a su abuelo, o la flauta. Pero finalmente escogió el saxofón y dice no arrepentirse de esa decisión porque ahora le gusta mucho. Al igual que su padre, Lucía piensa seguir con la música como una afición, y puede que llegue a terminar el Grado Profesional. Pero a ella lo que le gustaría es dedicarse a la asesoría, como su padre, “porque me llama la atención la economía”.

El abuelo Raimundo Varela Gómez admite que está encantado de tener a casi toda la familia en la banda: “Es muy bonito compartir ensayos, convivencias con la banda y salidas a la calle con toda la familia reunida”. Los cuatro han llegado a tocar todos juntos en conciertos de la banda de Educandos (banda juvenil de la AMCE Santa Cecilia), donde se encuentra Lucía actualmente.


Lucía toca el saxofón, Raimundo (hijo) la trompeta, Raimundo (padre) la trompeta y Raimundo (abuelo) el clarinete | Jesús Cruces.

Todos ellos son unos grandes entusiastas de la música, pero coinciden en que a veces es duro compaginarla con el resto de obligaciones diarias.

El abuelo explica que por su edad, 71 años, a veces le resulta muy difícil y le pesan los horarios de los ensayos, desde  las diez a las doce de la noche: “Me estropea un poco el sueño, y el horario es también malo para las personas que trabajan o estudian”.  Añade que el primer año es el más difícil: “Los horarios son muy complicados, y hay que estar en Educandos y en la banda. Tenías que coger tiempo para mirarte las cosas. Y hasta que no te liberas de la banda de educandos y haces un rodaje de calle es muy complicado”. Su hijo, Raimundo Varela Fernández, llegó a quedarse dormido en una de las primeras clases de la mañana, tras una noche de intenso ensayo hasta las 00:00 horas. Pero admite que al final se acaban acostumbrando.

Durante las próximas semanas, abuelo, padre e hijo prepararán el próximo concierto de la AMCE Santa Cecilia, que tendrá lugar el próximo 7 de septiembre, por las Fiestas Mayores. Este concierto estará dirigido por el último director de prueba que tendrá la banda este año, Francisco Soler Compañ. En total, por la AMCE Santa Cecilia han pasado otros tres directores durante este último año: Iñaki Lecumberri, Carlos Ramón y Pedro Ángel López. Tras esta actuación, músicos y directiva tendrán que elegir qué director se quedará para dirigir a la asociación musical. Pero bajo la batuta de quien sea, esta familia permanecerá unida a través de esta gran experiencia musical.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir