SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

De vuelta en el instituto. Silencio absoluto a primera hora de la mañana. Nada sobre la superficie tornasolada de la mesa antes de colocar mi mochila y algunos archivadores. Me encanta este momento de soledad en el que un mundo de posibilidades parece danzar alrededor de los reflejos que se cuelan por la ventana.

Es verdad que el primer día, al lado de esta sensación reconfortante, suscita muchas otras discordantes. Cierta pereza, somos humanos y humanas, tras la nunca suficiente ruptura con las rutinas durante el periodo vacacional y, no obstante, al mismo tiempo, cierta curiosidad o expectación, cierta ilusión que el día a día y la dura realidad se encargarán de encauzar, unas veces hacia la satisfacción más grata, otras hacia la frustración más insufrible. El anhelo y el marasmo. Contradicciones compartidas, hasta cierto punto, con nuestro alumnado cuando se incorpore a las aulas la semana que viene.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un viernes, 2 de septiembre de 1904, hoy hace 114 años, el ayuntamiento de la nueva y flamante ciudad de Elda nombraba a Antonio Maura, presidente del Consejo de Ministros, como “Hijo Adoptivo de la Ciudad de Elda”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El 14 de julio último el Diario Información de Alicante se hacía eco del trabajo de investigación que está realizando Josu de Solaun, pianista valenciano afincado en Estados Unidos. Trabajo que tiene como objetivo único recopilar toda la obra pianística del compositor alicantino Oscar Esplá y Triay, a fin de protagonizar su primera grabación integral en disco.

Ocho días después el profesor de educación secundaria especializado en música, y compositor, Miguel Brotóns Pérez (Alicante 1965), firmaba en el mismo rotativo un muy interesante artículo reivindicando la figura de Esplá. Músico, sin duda, gran olvidado de las formaciones orquestales españolas, y de los intérpretes solistas, aunque el trabajo de Brotóns se centró solo en las de la capital alicantina, que lo tienen más olvidado, si cabe.

Comulgo en todo lo dicho por este profesor-compositor. Yo mismo he reivindicado públicamente su nombre y obra musical en más de una ocasión. La última vez lo hice a través de Radio Clásica de Radiotelevisión Española, durante las pasadas navidades. Fue en ocasión de solicitar su cantata escénica La nochebuena del diablo, en el programa de peticiones Música a la carta. Para ser más exacto mi primera solicitud fue en diciembre de 2016, siendo emitida una de sus escenas, solamente. La volví a solicitar en 2017 y ya salió íntegra.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Se está acabando el verano; dentro de unos días habrán terminado las vacaciones de nuestros hijos. Durant­e el periodo estival, apenas han tenido normas y límites en lo concerniente a las tecnologías, y han abusado hasta que se les han cerrado los ojos o se les han entumecido los pulgares.

Honradamente a los adultos nos ha venido de perlas, pues han estado entretenidos durante muchísimas horas, evitando el temido “me aburro…”. Además, el saber que están en su habitación, nos da mucha “tranquilidad”, sobre todo si vivimos contagiados de los miedos de los informativos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El apreciado lector que sigue estas Crónicas Eldenses estará ya acostumbrado a la conmemoración y recuerdo del nacimiento, defunción o paso por Elda de personajes célebres o vinculados de un modo u otro a la historia de nuestra ciudad. Sin embargo, hay una larga lista de personas nacidas en Elda que, a la par que apenas conocidas, su trayectoria vital es sumo interesante y de la cual solo conocemos escasos datos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Zapato fabricado por la firma Noguerón en los años 60 y con hechuras manuales | Museo del Calzado.

Estamos acostumbrados a escuchar esa frase de "Elda, París y Londres" que desde hace más de siglo y medio acompaña a los zapatos fabricados en esta ciudad. Sin embargo, nos paramos poco en hacer un análisis retrospectivo del proceso de calidad que ha llevado a nuestro calzado a ser considerado uno de los más perfectos y valiosos del mundo.

No es cuestión de hace unos días, la apuesta por la calidad viene de más de siglo y medio atrás. El zapato que se hace en Elda es producto de un largo proceso en el que han intervenido muchos factores y muchas personas, desde trabajadores (masculinos y femeninos) hasta empresarios, sin excluir a otras personas y empresas, que no interviniendo de forma directa en el zapato, se han encargado a lo largo de los años en potenciar sus cualidades y hacer valer sus calidades.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Dicen que las personas demuestran su grandeza en los momentos difíciles. Y en las peores circunstancias de la historia de España durante el siglo XX le tocó gobernar el Ayuntamiento a Manuel Bellot Orgilés, alcalde de Elda entre agosto de 1936 y julio de 1938.

Un miércoles 26 de agosto de 1936, reunido en sesión extraordinaria el Consejo Municipal eldense (denominación de los ayuntamientos en la zona republicana durante la guerra civil) Manuel Bellot Orgilés es elegido presidente del mismo. Corporación municipal que venía a sustituir la que había dirigido hasta julio de 1936 el ayuntamiento eldense, presidida por Vicente Gil Navarro, quien, al igual que la mayor parte de autoridades que permanecieron fieles a la República, se vieron superados por los acontecimientos y la violencia desatada por las organizaciones sindicales, a pesar de los intentos del gobierno republicano de impedir asesinatos, saqueos, expolios e incendios de edificios religiosos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista aérea del barrio de San Francisco de Sales, en construcción.

Un viernes 21 de agosto de 54 años nacían nuevas calles en Elda. Un total de 31 calles eldenses festejan hoy su bautizo como tales. 

Tras el fuerte crecimiento demográfico de la década de los años cincuenta del siglo XX que permitió pasar a Elda de una población de 20.669 personas en 1950 a los 28.751 habitantes en 1960; la década de los años sesenta supuso una aceleración en la llegada de personas y familias a Elda atraídas por el desarrollo de la industria del calzado. Así, en una sola década (1960-1970) nuestra ciudad experimentó un crecimiento poblacional próximo al 50 %, pasando de los 28.751 habitantes censados al inicio de la década a los 41.511 eldenses censados en 1970.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un 17 de agosto de 1738 fallecía Gonzalo Arias-Dávila y Coloma, conde de Puñonrosto y VII conde de Elda, primero del linaje castellano que ostentó el condado de Elda. Gonzalo Arias-Dávila era hijo de Juan Arias-Dávila Pacheco, VI conde de Puñonrostro, y de María Manuela Coloma (1638-1716), hija de Juan Andrés Coloma, IV conde de Elda, y de Isabel Francisca Pujades y Borja, II condesa de Ana. Como nieto, sobrino y primo hermano de los condes de Elda, y agotada la descendencia directa masculina del linaje Coloma, recibió por vía materna los derechos sucesorios a los condados de Elda y Anna.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Casa construida por Pedro Juan y Amat en 1865, conocida popularmente como "Casa de las Beltranas".

Aparte de haber dado a conocer en los mercados de Madrid los excelentes vinos y aceites de Elda, a Pedro Juan y Amat le debemos una de las grandes casas de la que todos los eldenses nos sentimos orgullos: la Casa de las Beltranas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cardenal Antonio Despuig y Dameto (1745-1813). Grabado de de Pietro Bettelini (1763-1829) - Biblioteca Digital Hispánica, Dominio público.

A punto de cumplir los 500 años de existencia, la iglesia de Santa Ana, de Elda, atesora una larga historia estrechamente vinculada a la propia historia de la villa y ciudad de Elda. Una parte de esa historia fueron las visitas de ilustres personajes que por ella pasaron y que a ella dedicaron gracias, honores y privilegios. Uno de ellos fue la visita del cardenal Despuig.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 714 años, la villa de Elda se incorporaba de pleno derecho al reino de Valencia y por extensión a la Corona de Aragón. Desde la conquista cristiana en 1244-1245 y su incorporación como parte del emirato andalusí de Murcia a la corona de Castilla y hasta 1296, Elda y todas las villas y lugares del Vinalopó siguieron siendo reino de Murcia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Escena de una de las representaciones de la ópera.

No es nada original este interrogante. Lo he tomado de un artículo leído hace algún tiempo sobre una cantante de ópera que, tras muchos años de carrera discreta a pesar de su calidad incuestionable, sorprendió un buen día, a propios y extraños, cuando logró debutar en una gran teatro.

Fue el 2 de diciembre del año pasado cuando la Agrupación Lírica del Centro Excursionista Eldense estrenaba su producción de la ópera Marina, obra elegida para conmemorar su 25 aniversario.

Dada la excelente producción escénica ideada por su director Paco Martínez, y la serie de reconocimientos que recibió al término de la función, en justa correspondencia a sus más de 25 años dedicados a la zarzuela desde el campo amateur, titulé mi crónica en este mismo medio, del 7 de diciembre, como "La Marina de Paco".

Dije entonces en su inicio: "Debería haber titulado este artículo La Marina de Mari Cruz Payá, y en verdad que bien lo merece la soprano petrerense, a la que por vez primera he visto cantar y actuar en una obra completa".

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Recreación del acceso al castillo de Elda en el siglo XIII.

Un 4 de agosto de 1253, Sancho Sánchez Mazuelo y su esposa María González, señores de Caudete, firmaban con Pelayo Pérez Correa, maestre de la Orden de Santiago, un convenio para intercambiar propiedades y señoríos en el recién conquistado reino de Murcia. Elda y su distrito formaban parte del cambio.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir