SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Sencillamente nos encanta, no hay verano sin leche merengada, es una perdición. En menos de diez minutos la tendréis lista, y con ingredientes muy sencillos. Esta versión es más ligera, ya que yo utilizo leche desnatada y no le pongo la clara de huevo, aunque eso lo dejo a vuestra elección. 

Ingredientes:

  • 200 gramos de azúcar
  • Piel de 1 limón
  • 280 gramos de leche evaporada
  • 80 gramos de leche en polvo (yo la pongo desnatada)
  • Clara de huevo (opcional, yo no la pongo)
  • 700 gramos de hielo en cubitos (algo más de 2 bandejas)
  • Canela en polvo (para decorar)
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Me ha escandalizado una publicación aparecida en uno de los diarios más prestigiosos y de mayor alcance en nuestro país. Se trata de un recorrido por las outlet de la Costa Blanca. En la "Ruta Oulet" marcada, destaca a Elche como el paradigma del calzado de marca, con un circuito de arranca en su Parque Empresarial y continúa por las principales marcas y firmas de calidad alta, media e incluso de zapato ocasional. En esa "ruta", menciona las marcas de Elche y otras de la provincia. Pero se olvida de nuestra ciudad y de la vecina Petrer, a la que dedica solamente una firma en cada ciudad, es decir, nuestro zapato solo queda reducido a una conocida comercializadora en Elda y otra industria del vecino pueblo. Como es natural, además de llenarme de indignación, me lleva a confirmar lo que tanto estamos hablando estas últimas semanas. "Nuestro zapato no representa casi nada en el conjunto del calzados fabricados en la provincia". Una vez más "el pez grande se come al chico".

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Fotografía aérea con algunos de los elementos principales del parque cultural

El Monastil, en Elda, y la finca El Poblet, en Petrer. El Arenal de l’Almortxó, en Petrer, y el Pantano, en Elda. La torre medieval de la Torreta, en Elda, y la casa y marquesado de la Noguera, en Petrer. Estos son algunos de los nombres propios que forman parte de un patrimonio histórico y natural excepcional, ubicado a caballo entre ambas localidades. En unos pocos kilómetros cuadrados se concentra una variedad insospechada de lugares y parajes que podrían multiplicar su valor y sus posibilidades si somos capaces de integrarlos en un proyecto interdisciplinar. Un proyecto que ponga en común historia, arqueología, cultura, educación, naturaleza y medio ambiente, ocio, excursionismo y turismo. Todo ello, con el fin de conseguir un resultado final propio y sostenible que, además, trascienda el ámbito local, por su relevancia y significación.

Esta semana defendemos la idea –que no es nueva, pero sí el medio- de estudiar la creación de un parque cultural entre Elda y Petrer, en las tierras que limitan los dos términos municipales. El parque cultural es una categoría específica de los Bienes de Interés Cultural. Si atendemos a la definición que aparece en la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano, 

“Es el espacio que contiene elementos significativos del patrimonio cultural integrados en un medio físico relevante por sus valores paisajísticos y ecológicos.”

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Durante la tercera semana de este mes de junio, la 2 de TVE ha dedicado su serie Historia de nuestro cine a los musicales. Grandes éxitos de la filmografía española se pudieron revisitar, entre lunes y viernes: zarzuela, cuplé, revista, opereta y flamenco configuraron un variado menú.

Se rescataron La verbena de la Paloma, del año 1935, basada en la zarzuela estrenada en 1894 con música del salmantino Tomás Bretón, y La corte de faraón, partitura del valenciano Vicente Lleó estrenada en 1910, y último título llevado al cine, en 1985, con argumento de zarzuela u opereta española (1*). 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En mi artículo anterior hacía mención a la variedad de uva Monastrell; en esta ocasión y como complemento al citado artículo quiero acercarme al vino que mayor fama y renombre ha dado en toda la huerta de la provincia de Alicante, el Fondillón.

Este vino dulce elaborado en nuestra provincia posee una graduación bastante alta, varía entre los 16 y 18 grados, siendo bastante diferente al resto de vinos fortificados debido al azúcar que contiene la uva con el que se elabora.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En esta ocasión y tras hacer un recorrido durante las tres semanas anteriores a los diferentes tipos de uvas que se cultivan en nuestro país, he querido hacer hincapié en la variedad que considero como la reina de todo el sureste español, la Monastrell (también Morastell, Morrastell o Vermeta).

Este tipo de uva tiene la capacidad de producir unos vinos de gran calidad, siendo la segunda variedad más importante de uva tinta en nuestro país después del tempranillo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 En los meses de calor apetece tomar platos refrescantes y además, no queremos pasar demasiado tiempo en la cocina, por eso hoy os propongo una receta de lo más fácil y rápida, a la vez que nutritiva.

Ingredientes:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cremá de la Falla Las 300, 2014 | Jesús Cruces

A lo largo de las últimas semanas, esta tribuna, columna, espacio o blog (neologismo que no sé muy lo que significa), como se acostumbra a llamar lo que toda la vida ha sido un artículo de opinión, ha recogido mi criterio personal sobre distintos hechos que han venido ocurriendo en el mundo festero en general y en las fallas en particular que, al parecer, han levantado ciertas suspicacias y críticas entre cierto sector de la población, a las que quiero hacer ciertas puntualizaciones

Antes de nada quisiera decir que mis opiniones se centran en el ámbito de la fiesta fallera, porque este es un blog sobre fallas. Dicho esto y situados, continúo manifestando que en los artículos que componen esta publicación  desde su inicio, siempre he expuesto mi opinión personal, porque soy el autor y responsable de lo que escribo y así lo firmo. Porque creo que estoy acreditado para poder hacerlo, dado el honor que la fiesta me hizo al nombrarme su cronista. Porque dicho nombramiento me obliga a ser testigo y notario fiel de la situación que el colectivo vive y cómo se desarrolla y, por último, aunque hay muchas más razones, porque llevo vivido lo suficiente dentro del colectivo para poder opinar libremente sobre lo que en él ocurre. Supongo que serán suficientes razones las expuestas, para justificar la falta de servilismo de mis artículos, pero si no fuese así, hay una razón más poderosa que todas esas y esta es mi derecho a la libre opinión y expresión, así como el profundo respeto que siempre he mostrado por todas las personas que trabajan  por conseguir mantener lo que son las fiestas de Fallas en Elda.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los vahos con agua caliente ayudarán a reducir los síntomas

Llevamos unas semanas en la que abundan los casos de tos y estornudos en la clínica. Nuestros clientes vienen comentando que su perro tiene tos, estornudos o que parece que se ha tragado algo y no puede expulsarlo. Son síntomas referidos a una laringotraqueitis infecciosa canina y, por lo que parece, hemos tenido una epidemia de gripe canina.  En este artículo vamos a hablar de esta enfermedad, de cómo afecta al perro, de cómo se transmite, de su diagnóstico y de acciones para prevenirla. 

Se trata de un proceso infeccioso muy contagioso que se localiza en las vías respiratorias altas (nariz, faringe, laringe y tráquea) y, en casos más graves, puede afectar a bronquios e incluso a pulmones.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Pantano de Elda | Jesús Cruces

En primer lugar, quiero pedir disculpas a los lectores por estas semanas de ausencia, que por motivos de trabajo y estudios, me ha sido imposible realizar las entradas del blog. 

Ahora, tras el cambio de gobierno en el Ayuntamiento creo que es un buen momento para promover o impulsar ciertas actuaciones que potencien nuestro medio ambiente. Aquí podemos hablar de dos conceptos como son la inversión y el gasto

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La semana pasada mencioné de pasada en mi entrada una cuestión de creciente importancia en el ámbito de la educación: los programas europeos. Desde comienzos del año 2014 y, por lo menos, hasta 2020, un término, Erasmus+, resume una amplísima variedad de acciones educativas debidas al impulso de la Unión Europea.

Erasmus, nombre que proviene del humanista y teólogo holandés Erasmo de Rotterdam (1466-1536), parece a todas luces una marca de éxito. Reconocible por un amplio sector de nuestra sociedad como el programa que ha traído y ha llevado a miles de estudiantes universitarios desde y hacia Europa durante tantos años, su popularidad en el imaginario colectivo ha contribuido a que amplíe su significado con ese plus (+) y se convierta en un medio en el desarrollo de estrategias europeas de educación y formación y, de modo más general, de crecimiento de la Unión Europea en campos tan diversos como el empleo, la innovación, la integración social, etcétera.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Alicia García Núñez (derecha) y Chantal Maillard (izquierda)

Mi cuerpo es

un mapa de cicatrices

y tatuajes, lo cruzan letras,

algunos símbolos, muertos

que no desaparecerán.

Mi sangre transporta tinta,

afanada, queriendo ser escrita.

He aquí uno de los poemas del interesantísimo libro de la ilicitana afincada en Barcelona Alicia García Núñez, Más cicatrices me hacen más alta. Periodista y artista visual además de poeta, este es su tercer libro tras publicar La historia sin nosotras en 2011 y Sombras en 2012. Un libro nada complaciente, de una valentía extrema, que no rehúye la aflicción ni la adversidad. Una propuesta radical. En el fondo y en la forma. Fruto de un viaje real a un pueblecito de Eslovenia en septiembre de 2012 y varias escalas en otras ciudades y países, el libro supone un viaje iniciático hacia una madurez siempre inacabada: “Más cicatrices/ me hacen más alta,/ más débil, más fuerte;/ más gato, no pasa el tiempo/ por esta piel marcada”, como recoge uno de los poemas nucleares del conjunto escrito en Eslovenia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Uvas tintas:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Formas de perpetuar el nombre de las Fallas

Estamos a las puertas de ver cumplido un largo anhelo, el de que el nombre de las Fallas de Elda figure en un espacio urbano, de forma que cada vez que alguien se refiera a él, la fiesta sea recordada, aunque sea indirectamente. Conseguirlo no ha sido fácil y la idea lleva pululando en las cabezas, posiblemente desde que hace más de una década, cuando se hiciera lo mismo con la fiesta de Moros y Cristianos, con lo que de nuevo volvemos a la dicotomía aludida en entregas anteriores de este mismo blog.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir