SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1081
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

La gran fábrica de Rodolfo Guarinos Vera data desde 1902, si bien años antes comenzaría una más modesta fábrica a nombre del padre y fundador Juan José Guarinos Vidal. Estaba construida en el final de la actual calle Purísima, en la zona conocida como "Portal del Ángel" con fachada a la calle Gonzalo Sempere.

 

 Tenía una superficie superior a los 4.000 m2, formando un complejo en el que había hasta 12 naves industriales que albergaban las diferentes secciones; también una serie de edificaciones menores. Fabricaba zapatos de todas las clases, con producciones que superarían los 1000 pares diarios de calzado, ocupando a más de 800 personas en algunas épocas del año. La marca de fábrica que más fama cosechó era "Bondad".

 

En la calle Legionarios se instaló una pequeña fábrica de calzados a nombre de Avelino Martínez Pérez, fabricaba una corta producción de zapatos de mujer y tenía como logotipo las iniciales de su nombre "A.M.P." dentro de un ovoide punteado.

 

Hasta los primeros años en que se crearon en Elda las Ferias Internacionales de Calzado, hubo una marca de fábrica llamada "La Gata" con un logotipo que dibujaba una gata negra sobre unos tejados a la luz de una luna creciente, su eslogan rezaba: "suave como la gata", para dar una idea de la calidad y finura de sus pieles con los que Guillermo Ortuño Esteban  fabricaba zapatos de mujer.

 

Luís Bel Garrigós fue el fundador de una saga de fabricantes de calzado que todavía tienen continuidad Elda de la mano de alguno de sus nietos.  La empresa inició su andadura en el año 1930 con un primer taller que empleaba a 8 personas, en la calle Dos de Mayo, casi enfrente de la fábrica de Hormas Micó; allí llegaría a fabricar alrededor de 100 pares al día de zapato de chicarro y los vendía en los pueblosc ercanos. El taller vendía cada día más pares de zapatos y llegó a incrementar su plantilla hasta los 14 operarios y ampliar la casa taller hasta los 120 m2, para alcanzar los 400 pares al día de un zapato de niño al que incorporó una patente de invención, se trataba de un tipo de calzado con una especie de plantilla ortopédica, esto hizo que sus ventas se disparasen.  Fabricó calzado vulcanizado con la marca "Lube", en uno de los logotipos había un niño que sostenía un cartel con el nombre de la marca y otro logo eran un dragón bicéfalo sosteniendo un zapato y la leyenda "Vulcanizados Lube". Pasado un tiempo alternaba los zapatos de niño con los de mujer de calidad media y con este tipo de fabricados fue superando la calidad hasta un zapato de mujer de gama alta.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir