SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1528
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta respuesta de nuestro zapato a uno de los más importantes escaparates del mundo, la Feria de Milán, aún siendo aceptable, no es lo deseable. Se destaca que de 193 expositores españoles, 16 son eldenses, es decir, menos del 10%. Si analizamos la presencia de industriales de Elche que llegó a 66 firmas presentes, y tenemos en cuenta que en este tipo de feria, de carácter internacional, se compite fundamentalmente en un determinado calzado, en el que priman los parámetros de calidad y diseño, encontramos totalmente insuficiente la participación de nuestra provincia, pero especialmente la de Elda, atendiendo al tipo de fabricación que se realiza en la ciudad y los mercados a los que se pretende acceder.

Hemos dejado perder nuestra única feria de calzados de España, MOMAD SHOE, y se nos anuncia un nuevo proyecto del que por el momento no sabemos nada.

Si se me permite una reflexión quisiera decir con firmeza que en cualquier proyecto de futuro para nuestras ferias del calzado, sin generosidad, no hay solución posible. Quisiera llamar la atención, ahora más que nunca, sobre uno de los últimos editoriales de REVISTA DEL CALZADO, tras la Feria de marzo en Madrid, que hacía referencia con acierto al dicho "el pescado que se muerde la cola", al referirse a la inhibición de los industriales de calzado de diseño. Si nuestras industrias más significativas no acuden a nuestras ferias ¿quiénes van a cubrir esos espacios?, ¿si no se apuesta por nuestros propios escaparates, quiénes van a resolver nuestros problemas feriales?

Para que triunfe un nuevo proyecto de Feria del Calzado es necesario que exista ante todo solidaridad y generosidad por parte del sector zapatero. No creo que nadie tenga la varita mágica para hacer volver a los compradores perdidos, lo que había que haber hecho, entiendo, es no haberlos dejado marchar. Pero nuestros lamentos ya no sirven absolutamente de nada, ahora se propondrá un nuevo proyecto de Feria y con seguridad y por muy buenos planteamientos que se apliquen, los compradores volverán con cuentagotas. La perseverancia y la generosidad es lo más eficaz, porque los zapatos que fabrica nuestro país son demandados por todos, pero no debemos esperar a Milán, Garda o Dusseldorf, entre otras, para que sean admirados por el comprador. Remachemos una y otra vez en nuestro país, en nuestras ferias... si otros triunfan ¿por qué nosotros no?, aprendamos de los errores del pasado.

Ya que hablamos de Italia hay que decir que en aquel país se celebran múltiples ferias en las que está presente el calzado, y se realizan no solo en Milán, sino también las diversifican por tipos y por regiones, como ejemplo: "Lineapelle" que junto a maquinaria, accesorios y artículos de piel también está el calzado; "Viva gli Sposi", una feria dedicada fundamentalmente a las bodas, donde además de catering y todo lo que lleva consigo una celebración de este tipo, se presentan calzados exclusivamente para los novios y acompañantes y se celebra en una ciudad que se llama Erba con alrededor de dieciséis mil habitantes y situada al norte de la península;  "Simac Tannig Tech" dedicada también a la maquinaria de fabricación de calzados y de la piel, con una amplia participación de empresas de calzado y que se celebra en Milán, en el mes de febrero; la ya nombrada "the MICAM" y a la que han acudido nuestros 16 empresarios; "Expo Riva Schuh" dedicada al calzado especialmente y celebrada en Riva de Garda- Trentino, en junio y que tiene mucho éxito en una población de diecisiete mil habitantes en una bella zona del norte de Italia; "RAC" en Padua, en una feria de diseño exclusivamente para calzado y que se celebra en abril; "Bimbinfiera Treviso", una feria de deportes, educación, regalos etc. y que cuenta con una amplia representación de calzado, celebrada en diciembre; "Wedding in the Land of Fashion", una feria para vestidos de novia y calzado especializado o "Rimini Franchising"  en la localidad de Rimini y dedicada a energías renovables y franquicias, donde se incluye una amplia representación de calzado, entre otras.  

A la vista de lo anterior ¿Cómo no van a vender zapatos los italianos? En España, con una sola feria de calzado, y ahora desaparecida por ineficaz, y en Elda clamando por una Feria - Exposición de zapatos de diseño y nadie presta la más absoluta atención, así nos va.

Retómese el tema ferial en España, asuman los que tienen la responsabilidad para ello, con humildad, generosidad y amplitud de miras, acepten en esos cerrados comités, ideas nuevas a la búsqueda del bien general para el sector y para incrementar las ventas, asuman que en alguno de los planteamientos pueda haber algún ápice de razón, ferias temáticas sobre zapatos de diseño; de niño o niña; de deportes; de ocasión etc.. Los tiempos cambian y se debe ir cambiando con ellos. Europa nos ofrece ejemplos claros, intentémoslo y... que Dios reparta suerte.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir