Imprimir
Visto: 3281
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

No recuerdo una Feria del Calzado en Madrid con menor participación de industriales del calzado eldense que la producida en la pasada MOMAD Shoes. Antaño podíamos ver pabellones de diseñó con el nombre y los zapatos más representativos de las firmas de marca de la ciudad, e incluso otras que pretendían abrirse camino en el complejo mundo de la comercialización. ¿Qué nos ha pasado a los eldenses para dejar de lado nuestra única y más importante feria del calzado en España?

No entiendo cuantas pruebas más debemos de sufrir para comprobar que la promoción de la industria del calzado eldense no funciona. Se da la paradoja que muchos más empresarios acuden a las llamadas de las ferias de Italia o Alemania. Podemos deducir que la presencia de fabricantes eldenses en Madrid no les aporta nada, sin embargo esa es nuestra feria es lo único que nos queda. En los últimos años los dirigentes del sector han ido variando sus políticas para tratar de "enganchar" al sector zapatero en las ferias de Madrid, pero en el caso de Elda lo único que se ha cosechado son fracasos.  No pasa así con otras zonas geográficas: la Rioja, Almansa o Baleares, entre otras, que con menor número de empresas en sus territorios acuden a la feria de MOMAD de forma agrupada y con una presencia notable, con sus marcas a la cabeza, mención aparte merece Elche que acapara el 55% de las empresas de la Comunidad Valenciana presentes en la muestra.

¿Que nos queda a los eldenses para mostrar nuestro calzado de calidad? ¿Qué incentivos pueden esperar los emprendedores que mañana podrían ser nuevas marcas y fabricantes?

No sé a lo que esperamos para levantar masivamente nuestras voces en defensa de nuestra industria.

Como algunos saben, desde hace unos años vengo librando una "batalla de ideas" para tratar de relanzar nuestro calzado y mantener el prestigio de calidad. Con la socorrida frase: "Eso es cosa de los empresarios", se eluden responsabilidades que nos competen a todos, buscando refugio en afirmaciones vacías. En Elda hace ya años que los empresarios dejaron de tener voz propia, ahora los destinos están marcados por políticas sectoriales dictadas para todo el estado o el territorio autónomo, pero una iniciativa de promoción local es algo más concreto y problemático que no encuentra adecuada respuesta en las instituciones del sector.

La ciudad de Elda debe llevar a cabo acciones que incentiven lo que nos ayude a crecer, o al menos lo que contribuya a no perder lo ya logrado y no al revés como ocurre ahora. Por esa razón no veo otra forma que la de que sea nuestro Ayuntamiento como representantes de todos los eldenses el que espolee al sector zapatero, con inversiones de capital propio o logrando las subvenciones que puedan y deban venir desde la Generalitat. Las promesas que cada mandatario realiza cuando visita Elda deben cumplirse.

Elda debe volver a ofrecer un frente común, un espacio expositivo en cada Feria, en cada Certamen o exposición, bajo el nombre que aglutine las cualidades del zapato de mujer de alta gama. Recuerdo con nostalgia aquellos tiempos en que "Elda Prestigio" amparaba a los emprendedores, a las marcas locales, dando una sensación de potencia y verdaderamente de unidad y de prestigio, todo ello por iniciativa municipal.

Mis planteamientos son nítidos y perfectamente entendibles. La actual situación nos llevará a nuestra propia destrucción. Elda pasará a ser una ciudad dependiente y el prestigio acumulado desaparecerá. Por eso la respuesta debe ser contundente y las acciones deben venir impulsadas por los únicos que les compete la supervivencia ante un futuro incierto. Siempre he dicho que en situaciones extremas deben probarse todas aquellas ideas que pudieran aportar una solución a corto plazo, sin complejos y sin temores a posibles fracasos.

No voy a repetir aquí lo que probablemente sepan, por reiteración continua, pero deseo recordar algunos planteamientos que nos podrían ayudar y como esquema de trabajo para mejorar lo que se propone:

Reaccionamos ya o Elda se hunde sin remedio.