Imprimir
Visto: 1809
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Parece mentira que con estos pocos ingredientes salga algo tan delicioso. Es muy sencillo de hacer, y en apenas unos minutos tendréis un riquísimo bizcocho de limón, queda muy tierno y jugoso. ¡Huele de maravilla y sabe mejor!

Ingredientes:

 Empezaremos calentando el horno a 180º y engrasando un molde con un poco de mantequilla o bien untándolo con aceite y espolvoreando un poco de harina, de esta manera nos será más fácil desmoldar.

Elaboración con Thermomix:

  1. Partir el limón a trozos (sin pelar) y quitar los huesos que pueda tener y las hebras blancas de su interior.
  2. Poner en el vaso el limón troceado y el azúcar, triturar velocidad 5, 7, 10 progresivamente durante 1 minuto.
  3. Añadir los huevos, 3 minutos, 37º velocidad 5.
  4. A continuación echar el aceite y el yogur, mezclar 5 seg, velocidad 4.
  5. Por último incorporar la harina, la levadura y la sal, mezclar 15 segundos, velocidad 3. Terminar de mezclar con la espátula con movimientos envolventes.
  6. Vertemos la mezcla en el molde que engrasamos anteriormente y lo metemos en el horno sobre 30 minutos. El tiempo dependerá del tamaño del molde y del tipo de horno. Nunca abrir el horno a mitad de cocción porque se nos bajará. La prueba para saber si está hecho es pincharlo con un cuchillo o pincho, si sale limpio está listo

Elaboración tradicional:

  1. Partir el limón a trozos (sin pelar) y quitar los huesos que pueda tener y las hebras blancas de su interior.
  2. Triturar el limón con ayuda de una batidora junto con el azúcar. Reservar.
  3. En un bol batir los huevos hasta doblar su volumen.
  4. Agregar a los huevos batidos, el limón y el azúcar que habíamos reservado y batir.
  5. Añadir el aceite y el yogur, batir hasta que se integre.
  6. Por último incorporamos la harina tamizada, la levadura y la sal. Batimos con movimientos suaves y envolventes.
  7. Vertemos la mezcla en el molde que engrasamos anteriormente y lo metemos en el horno sobre 30 minutos. El tiempo dependerá del tamaño del molde y del tipo de horno. Nunca abrir el horno a mitad de cocción porque se nos bajará. La prueba para saber si está hecho es pincharlo con un cuchillo o pincho, si sale limpio está listo.

Una vez templado podéis echarle azúcar glass por encima.

¡Espero que lo disfrutéis!

 

Fuente de la receta: Bocadosdecielo