SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1426
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista de la calle Jardines a la altura del Teatro Castelar y Casino Eldense (1920-1930).

Un 20 de abril de 1902 acordaba el pleno del Ayuntamiento de Elda otorgar la consideración de calle a un camino que circulaba por el extrarradio de la villa, a espaldas de la calle Nueva y bautizarla con el nombre de “Calle Jardines”.

Hasta entonces sobre dicho camino rural de carros, con acequias en sus bordes, habían ido surgiendo algunas fábricas de calzado mas antiguas, caso de las de Silvestre Hernández (1895) y Rafael Romero Utrilles (1896), constituyéndose en el origen de lo que vendría pocos años mas tarde a constituir el “primer polígono industrial” eldense. Junto a los edificios de las fábricas, se fueron construyendo también algunas casas para viviendas de particulares. Será uno de los propietarios de una de ella, Joaquín Juan García, quién se dirige en abril de 1902 al Ayuntamiento solicitando que dicho camino tuviese consideración de suelo urbano y por tanto fuese una calle de Elda. Y además proponía que se le impusiese el nombre de calle Jardines.

La comisión municipal de Policía Urbana informó favorablemente dicha solicitud y dictaminó que:

Que ha visto y examinado sobre el mismo terreno la vía o camino que se menciona...que empieza en la calle de la Esperanza y sitio conocido por el Chapitel y pasando por las fábricas de ”el Mayorazgo” y “Jiménez y Peláez”, termina en la calle de Pierrad y sitio de la Cruz de la Trinidad.

Que la vía...se halla ya en su mayor parte edificada y urbanizada con aceras y alumbrado público, desembocando a la misma las calles de San José, Vall, Echegaray, Canalejas y Progreso, estas tres últimas del barrio de Rafael Romero que en la actualidad se está construyendo.

Por lo consiguiente, considera muy atendibles las razones expuestas por dicho solicitante y OPINA: Que procede poner el nombre de calle de Jardines a la expresada vía, a la que debe considerarse ya de aquí en adelante entre las calles comprendidas en el casco de la población”.

A la vista del preceptivo informe, un 20 de abril de hace 116 años, la corporación municipal acordó incorporar a la villa la nueva calle que fue intitulada como “Calle Jardines”.

La posterior inauguración del Casino Eldense, en abril, y del Teatro Castelar, en septiembre de 1904, vino a consolidar el papel social y urbano de importante artería vial de la nueva calle, en escasos años. Calle que rápidamente fue utilizada como atajo o alternativa al antiguo lo que obligó al Ayuntamiento a solicitar en 1924 a la Jefatura de Obras Públicas el desvío de la carretera de Ocaña por la calle Jardines, para evitar que pasara por el centro del núcleo urbano, “... eliminando de su trayecto las calles de Antonio Maura, Alfonso XIII, Médico Beltrán y Pierrad”.

Vista de la calle Jardines desde la confluencia con la actual Juan Carlos I (1960-1970).

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir