Imprimir
Visto: 6017
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 714 años, la villa de Elda se incorporaba de pleno derecho al reino de Valencia y por extensión a la Corona de Aragón. Desde la conquista cristiana en 1244-1245 y su incorporación como parte del emirato andalusí de Murcia a la corona de Castilla y hasta 1296, Elda y todas las villas y lugares del Vinalopó siguieron siendo reino de Murcia.

Un 8 de agosto de 1304, en Torrellas, un pequeño pueblo de la actual provincia de Zaragoza, en la antigua frontera entre las coronas de Castilla y de Aragón, se dictaba la Sentencia Arbitral de Torrellas. Laudo arbitral con el que los árbitros o jueces nombrados por ambas coronas pusieron fin a la disputa territorial por la posesión del reino de Murcia, surgida con la invasión y conquista entre 1296 y 1301 del reino murciano por Jaime II de Aragón.

Por la sentencia de Torrellas las coronas de Castilla y Aragón acordaban el reparto del reino murciano. Mientras la mayor parte del reino de Murcia, con las ciudades de Murcia, Monteagudo, Lorca, Alhama, Molina, Aledo y demás villas quedaron bajo soberanía castellana, todo el norte de Murcia fue adjudicado a la corona aragonesa. Así, Alicante y su extenso alfoz de realengo; Caudete, propiedad del hijo de Gregorio García; Petrer y Jumilla, posesiones de los hijos de García Jofré de Loaysa; Villena, Yecla, Sax, Elda, Monóvar, Novelda, Aspe y Elche, como posesiones de don Juan Manuel, así como Crevillente, Abanilla, Orihuela, Guardamar y todas las localidades situadas en la costa hasta Cartagena, quedaron a la parte del reino de Valencia.

La sentencia de Torrellas fue modificada por el posterior Tratado de Elche (1305), que permitió fijar con exactitud la frontera entre ambos reinos, y por el cual Yecla con Pechín y Cartagena quedaron finalmente en la parte castellana del reino de Murcia.

Lo acordado en Torrellas fue ratificado por los reyes Fernando IV de Castilla, Jaime II de Aragón, Dionis I de Portugal y el emir Muhammad III de Granada.
Aquel tratado fue enormemente trascendente para todos los pueblos de la mitad sur de la actual provincia de Alicante, incluida Elda. Desde entonces, y durante los últimos 714 años hemos sido parte del reino de Valencia. Siglos que han modelado nuestra historia, nuestras costumbres, nuestras fiestas, nuestro carácter, etc. imprimiendo señas de identidad de indudable valencianía. Cultura valenciana matizada, sin duda, por nuestra cercanía inmediata a Murcia, por el haber sido durante siglos villa de frontera entre Castilla y Valencia, al tiempo que villa de tránsito de personas y mercancías, primero por el camino real entre Valencia y Murcia y posteriormente por el camino y carretera Alicante y Madrid.