SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1010
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un 6 de diciembre de 1528, don Juan Francisco Pérez Calvillo y Coloma, señor de Elda, procedía a la conversión de la mezquita mayor de Elda en iglesia parroquial de la villa.

En cumplimiento de la cédula real de 4 de abril de 1525 y el edicto de 7 de octubre de 1525, firmado por doña Germana de Foix, virreina de Valencia, y continuando con la misma política ya impuesta en Castilla (1502) por el cardenal Cisneros, los mudéjares del reino de Valencia fueron conminados a convertirse al cristianismo u optar por el exilio de los reinos hispánicos de Carlos I. Tres años tardaría el señor de Elda en llevar a cabo aquella disposición real, pues un 90 % de la población eldense era musulmana.

En paralelo y como consecuencia de la regia e imperial disposición, además de la conversión forzosa de la población mudéjar también se dispuso la prohibición de todas las mezquitas y lugares de culto vinculados a la fe mahometana. En virtud de ello, se dispuso la conversión en iglesia cristiana de lo que hasta entonces había sido la mezquita mayor de Elda. Tras la correspondiente ceremonia litúrgica de sacralización cristiana del hasta entonces templo islámico, la nueva iglesia fue puesta bajo la advocación de Santa Catalina, mártir, dotándola de todos los bienes, rentas y tierras de que gozaba la antigua mezquita para que permitieran contribuir al mantenimiento del propio edificio, del clero y los oficios religiosos en la nueva iglesia.

Del mismo modo, el fraile agustino Pere Celles, procedente del convento de San Agustín, de Alcoy, y quien con toda probabilidad fue el sacerdote encargado de la consagración cristiana de la mezquita, fue nombrado párroco de la nueva iglesia. Fray Pere Celles ejercerá como tal entre 1528 y 1530, cuando fue sustituido en 1532 por el cura párroco Tomás Crespo.

Tal día como hoy, pero de hace 490 años, nacía la actual iglesia y parroquia de Santa Ana, de Elda, pero bajo la advocación de Santa Catalina. Sin embargo, poco duró la titularidad de la santa de Alejandría, pues ya en 1534, bajo el curato de Tomás Crespo encontramos la advocación de Santa Ana, como titular de la parroquia eldense.

Efeméride que nos debe permitir recordar que en el año 2028, la parroquia y templo de Santa Ana cumplirá el 500 aniversario de su fundación.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir