SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1388
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Recientemente, desde la Conselleria de Educación, Investigación y Deporte se ha publicado una resolución  por la que se regula la solicitud de participación y la aplicación del Portfolio Europeo de las Lenguas (PEL) y el Portfolio Europeo de las Lenguas electrónico (e-PEL) en los centros educativos de Infantil y Primaria, Secundaria y Formación de Personas Adultas y me ha parecido oportuno escribir en el blog sobre unas herramientas, por lo común, muy desconocidas fuera del profesorado de lenguas, a veces incluso dentro de este colectivo, pero útiles para el aprendizaje de lenguas y culturas por parte de cualquier persona.

En muchas trabajos nos resulta familiar el uso de portafolios como forma de registrar y comunicar vivencias, proyectos en los que se ha trabajado, etcétera. Todos y todas hemos oído hablar de books de modelos, profesionales de la fotografía, del diseño, de la arquitectura, etcétera. Es una manera de presentar la competencia propia a la hora de optar a un proyecto, un puesto de trabajo, etcétera. Un modo de acreditar documentalmente lo que alguien ha sido capaz de realizar.

En el campo de las lenguas, así mismo, de las culturas asociadas a ellas, parecería interesante poder contar con algún instrumento de este tipo, más allá de en el sentido de acreditación, como herramienta para aprender, motivarse, reflexionar, plantearse metas y evaluar progresos, estrategias, metodologías, tanto en el caso del alumnado como en el profesorado. Si este instrumento mantuviera unos estándares generales y fiables que permitieran compartirlo, contrastarlo, desarrollarlo en diversidad, ¿no aumentaría su utilidad?

Eso es precisamente lo que pretende el PEL en sus versiones en papel o electrónica (e-PEL). Se trata de un documento personal de registro de experiencias de aprendizaje en el campo de la lengua y la cultura promovido por parte del Consejo de Europa.

El PEL consta de tres partes:

Pasaporte de lenguas.

Permite hacer constar las competencias por destrezas (hablar, leer, escuchar, escribir) y por los niveles del Marco Europeo Común de Referencia o informar sobre la formación recibida o certificaciones obtenidas.

Biografía lingüística

Describe las experiencias del usuario o usuaria del PEL en las lenguas que considere y orientaciones para planificar y evaluar su aprendizaje en distintas lenguas.

Dossier

Incluye todo tipo de documentos hasta en diversos formatos (audio, vídeo, trabajos escritos, proyectos multimedia, certificaciones) que pueden utilizarse como testimonio de conocimientos y capacidades

A través de este enlace podéis acceder a modelos validados imprimibles para distintas edades que varían en su formato y que os pueden aclarar dudas en cuanto a los aspectos formales resumidos aquí.

En cuanto al e-PEL  llamado a veces e-PEL (+14) por su utilización a partir de esta edad, es una aplicación electrónica con la misma función que los modelos en papel y amplias posibilidades de gestión por parte de cualquier persona en cuanto a elección de lenguas de uso o de aprendizaje, acceso desde cualquier dispositivo con Internet y garantías legales de seguridad.

El PEL ofrece respuestas, por un lado, al interés profesional de las y los docentes. Las referencias que proporcionó al final ofrecen multitud de recursos sobre su aprovechamiento en el aula o la forma de desarrollarlo. Hay que decir además que la Conselleria reconoce la participación en la aplicación del PEL, si se cumplen ciertas condiciones (ver la resolución citada al inicio de la entrada).

Desde el punto de vista personal, para cualquiera que desee contar con un instrumento contrastado para facilitar su aprendizaje también merece la pena conocerlo como una posibilidad valiosa y disponible.

El uso de portafolios quizás no esté tan enraizado en nuestra cultura de aprendizaje y enseñanza. La generalización de este tipo de herramientas exigiría o sería más congruente con una educación más orientada a las competencias. De todos modos, la introducción y promoción, el respaldo a  iniciativas como esta sí que puede llegar a fortalecer la colaboración entre el profesorado de distintas materias (no solo el de las distintas lenguas, pues dan experiencias muy positivas de trabajo interdisciplinar) o promover proyectos de centro más globales. Si nos movemos a la órbita del alumnado, suponen un favorecimiento de su autonomía al aprender y de la reflexión sobre métodos y logros.

 

Para saber más:

Página del Servicio

Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) sobre el PEL. 

Página de la Conselleria sobre PEL. 

Página del Consejo de Europa sobre el PEL. 

Página del Centro Europeo para las Lenguas Modernas sobre el PEL. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Jesús María "Pitxu" García

Jesús María "Pitxu" García Sáenz (Vitoria-Gasteiz, 1970) es doctor en Filosofía y Letras (sección Filología Hispánica) por la Universidad de Deusto. Como profesor de Secundaria ha trabajado en el IES Azorín de Petrer y en el CEFIRE de Elda, en la asesoría de plurilingüismo y en las de referencia sobre programas europeos y coeducación.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir