SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 987
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

”He comprao panochas pa´hacer rosas en la lumbre”.

“¿Le has puesto el panizo a las gallinas?”.

¿Cómo llamamos en el habla tradicional eldense a lo que en castellano general se denomina mazorca de maíz?

El vocablo en cagaldero sería panocha, que proviene del latín panucŭla.

Panocha todavía es usada y conocida en Elda. Su etimología latina es curiosa, siendo su significado original el de 'madeja de tejer', incluso en su remota raíz indoeuropea pan-. Panocha es considerada aragonesismo o mozarabismo según unos u otros autores, y ha pasado al catalán con la grafía panotxa. Del mismo origen latino, panucula, vulgarismo de panicula, tenemos la voz castellana panoja y la catalana panolla. Mazorca proviene de un cruce del árabe masura 'canuto de lanzadera para tejer' (de origen persa) con la voz romance horca, que significó rueca, según Coromines. Panizo, otro término usado en Elda, es el nombre del maíz en Aragón y zonas de Influencia y proviene del latín vulgar panicium, que designaba a otra planta gramínea que se cultivaba en España antes de la llegada del maíz desde América a principios del siglo XVII, y después pasó a designar el nuevo cultivo por su parecido, aunque fuera diferente al autóctono. En valenciano tenemos con la misma raíz panís, y de procedencia árabe dacsa, para llamar al maíz (esta última también designaba originalmente otro cereal). En Cataluña se emplea mucho el nombre blat de moro.

La palabra maíz es la única que conserva el nombre original de los indios taínos o arahuacos, mahís, expresión que los conquistadores españoles tomaron como préstamo de su idioma.

Otros significados en nuestra habla tradicional de panocha, en sentido figurado, son los siguientes:

‘Cabello de color anaranjado’. ‘Parte externa del aparato sexual de la mujer’. ‘Persona de carácter débil e influenciable’.

Del panizo desgranado en Elda tenemos otra palabra para denominar a lo que se conocen como Palomitas de maíz en castellano estandar: rosas, voz también utilizada en los pueblos castellanohablantes de nuestra comarca y zonas vecinas (Sax, Villena, Yecla, Aspe, etc). Coincidimos en el nombre con los pueblos valencianohablantes vecinos y con la mayor parte de comarcas valencianas, donde dicen roses, o rosetes si le añaden el sufijo apreciativo femenino plural -etes.

El nombre rosas le viene por la semejanza que tiene el grano de maíz al ser tostado y estallar con una rosa, aunque en menor uso, también hemos escuchado en nuestra ciudad la palabra tostones, como en algunas zonas de Murcia.

 

 

 

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir