Imprimir
Visto: 1466
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Pregón y proclamación 2003

Era como si estuviésemos en un cuento de hadas, así es como ellas, las candidatas, siempre lo definen. Al filo de la medianoche, cuando la emoción estaba en su punto más alto, la lectura del acta del jurado, siguiendo con el símil literario, actuaba como el beso del príncipe. Al escuchar los nombres de las elegidas, sus caras pasaban de la alegría a la decepción más profunda, según los casos. Las lágrimas corrían libremente, en su mayor parte de alegría. Otras, las no electas procuraban contener sus emociones y también, según en qué casos, la sorpresa adquiría distintos grados.

El párrafo anterior tan solo describe el momento final de la elección de los cargos de Falleras Mayores de Elda, que tuvo lugar  el pasado sábado en el recinto de la Plaza Castelar, pero perfectamente podría ser el retrato de cualquiera de las elecciones celebradas desde hace muchos años. Llegados a esta tesitura siempre se repite el patrón: nervios contenidos; inseguridad de las candidatas; emoción ante el momento decisivo; alegría-tristeza según como sea de favorable el resultado. Es inalterable e inevitable esta secuencia, pero no por ello menos emotiva. Durante muchos años he visto la repetición de la jugada y siempre es igualmente de dolorosa para aquellas que lo dejan todo en el empeño y no consiguen alcanzar la meta de su recorrido. Pero ¿qué lleva a estas mujeres y a estas niñas a  empeñar parte de sus vidas en el logro de esta ilusión? Difícil respuesta, aunque sin saberla nosotros, nos aventuraremos a dar algunos apuntes que permitan al lector hacerse su propia composición de lugar.

 

Candidatas 2007 con Jesús Sellés presidente de J. C. en Denia

Para empezar el cargo de Fallera Mayor es la máxima representación de una comisión fallera, independientemente de que sea comisión infantil o adulta y todas las falleras sueñan alguna vez con ser honradas con él. Y si esto es así en los barrios, con más motivo ocurre cuando el título permite ser la representante de tu ciudad. Por otra parte está la consideración de ser o no ser válida para esta representación y las comisiones, que ya tienen bastante con el trabajo que les permita sacar adelante el ejercicio, se afanan en preparar adecuadamente a sus candidatas, siendo este uno de los posibles fallos del sistema. 

A las candidatas se las puede formar, pero no se las debe moldear. La fiesta es un elemento muy particular y relativo, por eso cada uno la interpreta según sus experiencias o sus apetencias, aunque nunca se debe de olvidar que, detrás de cada candidata hay una persona válida como tal para cualquier cosa. Es curioso ver a veces como estas mujeres siguen a piñón fijo las pautas de comportamiento dictadas por otras, en ocasiones que nunca han optado a estos cargos, otras veces Falleras Mayores de Elda de años anteriores y salvo en honrosas ocasiones, poseedoras de ese halo de falleras mayores que no les abandonará nunca, pues posiblemente para ellas sea lo más grande que han hecho en sus vidas.

Candidatas 2009 en Novelda

A las candidatas se las prepara para ser elegidas, pero pocas veces para no serlo y esto que parece una tontería debería ser la máxima de cada elección, saber que el premio por su esfuerzo, no es el título que llevarán durante un año, sino que su mayor orgullo es el de haber pertenecido a ese selecto grupo, que cada año compite por despertar feliz del sueño. Que su trabajo, por encima de los viajes y de las cansadas y cansinas recepciones ha dado frutos en ellas mismas aprendiendo a compartir, a escuchar, a convivir, a saber estar. Que ellas mismas con su buen hacer conforman la esencia de la fiesta. Que gracias a ellas y a su trabajo, el nombre de nuestro pueblo brilla cada vez que brindan su  imagen o interviene en cualquier acto.

Vuestro es el esfuerzo y a vosotras va dedicado este artículo. Enhorabuena candidatas NO electas a los cargos de Falleras Mayores de Elda, gracias por vuestra dedicación incondicional. El sueño acabó al dar las doce, pero vuestra historia continúa con el mayor de los realismos, el día a día trae nuevas oportunidades de coronaros, también vosotras pues lo sois, como las mejores representantes de nuestra fiesta y de nuestro pueblo.

Candidatas 2011, jurado y autoridades en la iglesia de San Vicente del Raspeig