SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1670
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El mundo de las fallas en Elda guarda muchas incógnitas para el gran público no iniciado en el tema, y a veces para los iniciados también. En particular hay un aspecto que no todos entienden y este tiene que ver con el patronazgo de la fiesta. Es curioso observar como una fiesta de pasado atávico y tradición que se pierde en la noche de los tiempos, acaba celebrándose bajo el auspicio de una imagen de carácter religioso y mucho más curioso es comprobar que esa misma fiesta a lo largo de su historia ha tenido varios patronos y fechas de celebración dentro del calendario. Pero mejor será que demos un repaso a los orígenes y desarrollo de esta festividad, haciendo una breve y sucinta cronología de sus momentos más importantes, en relación con este tema de los patronos.

    En entradas anteriores hemos hablado sobre los orígenes de la fiesta en nuestra ciudad, refiriéndonos en su momento a como los vecinos eligen la Noche de San Juan para cumplir con los ritos ancestrales, a la vez que daban un nuevo enfoque a las hogueras del solsticio de verano. En aquellos momentos, refiriéndonos a las primeras décadas del pasado siglo, la sensibilidad social y política era otra y la república, que vino a sustituir a la dictablanda de Primo de Rivera, con los aires de libertad que llegaban por aquellos años, fue un terreno abonado para la eclosión de los monumentos y las críticas mordaces un tanto desaforadas que estos presentaban.

   Si bien el anticlericalismo estaba por aquellos días en boga, las fallas eligieron un día señalado, el de San Juan, para celebrar su noche mágica del fuego, al igual que  en Valencia se festejaba en honor a San José, al parecer por marcar este día el final del invierno. También Alicante designaría el paso del solsticio de verano para dar nombre a sus hogueras, adoptando el nombre que el santoral cristiano había asignado al 24 de junio. Las fallas de Elda por entonces comenzaban a despuntar, pero la cercanía geográfica de Alicante y el auge que las hogueras tomaban cada año, hicieron conveniente el trasladar estos festejos eldenses, cinco días más tarde en el calendario, hasta hacerlos coincidir con el día de San Pedro. La decisión se tomó con la intención de no interferir en las fiestas alicantinas y por ese motivo, las fallas de Elda pasaron a denominarse de San Pedro, celebrándose el 29 de junio. Aunque también en el año 1936 surge de forma esporádica y jocosa una “patrona fallera”, Santa Falla, según el programa publicado por Emilio Rico Albert...

San Pedro Apostol

   Pero si todo esto ocurría en unos momentos de libertad social, tendrían que pasar los años de la Guerra Civil para que la fiesta se empezase a celebrar bajo una advocación y un rito religioso, tal como se hizo costumbre por aquellos años, debido al papel dominante que la iglesia católica ejercía ante la sociedad. Las fiestas de origen pagano, o mejor llamémoslas "cívicas", pasaron a estar protegidas por el nombre de una figura religiosa del panteón católico, tal como en la edad media se hacía con los gremios y San Pedro cada año era celebrado y procesionado. 

   Tendrían que pasar tres décadas más, hasta que en 1973, al inicio de la procesión en honor del patrono, la imagen de este quedaría descabezada accidentalmente abriéndose entonces un periodo de 16 años, durante el cual la fiesta pierde el patronazgo, pasando a denominarse por primera vez Fallas de Elda. Mientras tanto y por causas que en su momento explicaremos, las fallas se trasladan de fechas y pasan a celebrarse en el mes de septiembre. Durante estos años el único acto religioso que se mantiene en el programa es la ofrenda de flores a los Patronos de la ciudad, tampoco exenta de polémica, al realizarse en los días de la novena litúrgica.

Programa de 1936

   Sea como fuere el caso es que en 1989, con la intervención del ayuntamiento, se llega al acuerdo de volver a dotar a las fallas de un patrono religioso y así será como los Santos Crispín y Crispiniano, Patronos zapateros celebrados por el gremio y el sindicato de la piel desde 1950 en Elda, pasan a estar ligados a la fiesta fallera. Desde entonces han sido varias las controversias que esta decisión ha creado. Para los Veteranos de San Crispín, custodios de las imágenes y de celebrar su fiesta el 25 de octubre de cada año, resultó un poco complicado entender el doble patronazgo. Para los falleros también resultaba una titularidad un tanto ficticia... y el pueblo de Elda creo que nunca ha llegado a entender bien porque San Crispín, Santo zapatero, lo es ahora fallero.

   Lo cierto es que nosotros, haciéndonos eco de esta  duda, hemos querido contar los hechos tal como ocurrieron en cada momento, sin olvidar eso sí, el origen ancestral y telúrico de la tradición de prender hogueras.

Procesión Fallas 2011

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Miguel Campos Ruiz

Miguel Campos Ruiz, sociólogo eldense, es un joven comprometido con las tradiciones y cultura de su ciudad. Desde que finalizó sus estudios universitarios se dedica a la elaboración y redacción de estudios y artículos de divulgación sociocultural. Entre sus temáticas de estudio se encuentran fenómenos sociales como la “fuga de cerebros” o en materia de empleo el “Pacto Territorial por el Empleo del Valle del Vinalopó ”. Forma parte del Centro de Estudios Locales del Vinalopó, entidad cultural de ámbito comarcal, que anualmente publica la Revista del Vinalopó dedicada a las Ciencias Sociales. Sobre la fiesta de Fallas también ha publicado tanto en publicaciones de las comisiones falleras eldenses como en prensa local.

En la actualidad, es el Delegado de Cultura y Revista de la Junta Central de Fallas de Elda, y coordinador del proyecto educativo “Fallas en el Cole”. En #EldaenFallas podrás conocer toda la actualidad de la fiesta del fuego eldense.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir