Imprimir
Visto: 1374
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Carmen Machi es una de nuestras actrices más conocidas por sus trabajos en televisión y cine.

La serie de Tele 5 Aída la llevó a miles de hogares y la convirtió en alguien sumamente popular, y en el cine ha sabido alternar proyectos más personales y arriesgados con su participación en algunas de las películas más taquilleras de los últimos años.

Pero esto es un blog sobre el teatro.

Y quiero hablarles de Carmen Machi como actriz de teatro.

Vamos a sentar las bases. Para que quede claro. Carmen Machi es una de las mejores actrices de teatro que existen en nuestro país. Una gran dama de la escena como se decía hace unos años. Marcos Ordóñez tituló su columna de teatro publicada en Babelia (suplemento cultural del diario El País) el  26 de noviembre de 2011 con la siguiente frase “Carmen Machi, patrimonio nacional”. Yo, ante el maestro Ordóñez, no tengo más que bajar la cabeza y suscribirlo.

La primera vez que vi a Machi en teatro fue en el Principal de Alicante, hace ya unos cuantos años, interpretando La tortuga de Darwin de Juan Mayorga.  Sabía de ella, había leído críticas elogiosas hacia su persona, pero nunca la había visto personalmente sobre un escenario. En su primera escena me cautivó. Aún me aflora la emoción que sentí, mientras escribo esta entrada, recordando el torbellino de sentimientos que supo contagiarme al término de la función.

Desde entonces he intentado seguir su carrera en el teatro y vienen a mi memoria sus personajes en Platonov, Falstaff, Juicio a una Zorra, Fuegos, ¿Quién teme a Virginia Woolf?, Agosto. No he podido verla en otras obras con las que igualmente ha triunfado en los escenarios. Sin ir más lejos, reciente es su último éxito este pasado verano en Madrid en la reposición de Antígona en versión de Miguel del Arco.

A la hora de interpretar Carmen Machi está llena de talento, es dúctil, sabe moldear al personaje al que tiene que dar vida. Su voz, su cuerpo, sus gestos y actitudes se adaptan para que veamos a través de ella la vida de ese ser de ficción con quien ella se transmuta en escena.

La Machi coloca las frases de forma precisa con la intención justa. Irónica, tierna, mordaz, divertida, tremenda, bárbara, trágica, mujer de mil y una caras en escena que sabe como atrapar a quien la mira, cautivarle y atraerle con las únicas herramientas de su oficio para, a partir de ahí, iniciar un juego en el escenario entre ella y el espectador donde ficción y realidad se confunden.

La Machi sabe seducir en escena. ¡Vaya si lo hace! Y lo consigue. Con creces. Siempre he visto a público de pie aplaudiéndola al término de una función. Y en muchas ocasiones, en los saludos finales, he sentido cómo ella aún transita por una especie de éxtasis mientras regresa desde el lugar de fantasía al que ha viajado en su actuación.

Ganadora de múltiples premios, y con este bagaje personal y profesional, el próximo sábado 14 de octubre, a las 20 horas, Carmen Machi estará en nuestro Teatro Castelar con La Autora de las Meninas, una obra escrita para ella por Ernesto Caballero, actual director del Centro Dramático Nacional, que está de gira por España antes de hacer temporada en Madrid el próximo mes de diciembre.

Un auténtico regalo para Elda y sus alrededores que Carmen Machi actúe en nuestra ciudad.

El esfuerzo del Teatro Castelar ha sido grande para poder programar esta obra.

Vayan al Castelar. Creo que me lo agradecerán. Si nunca la han visto en escena van a descubrir a una actriz portentosa. Si ya han tenido ese placer volverán a experimentar el goce de ver a la Machi en acción.

Alta y pura seducción teatral.