Imprimir
Visto: 937
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El teatro musical, género que goza de gran tradición y popularidad en el mundo anglosajón, ha ido paulatinamente calando en los gustos del público español.

Tras una serie de tímidas incursiones en las décadas de los años 70 y 80 del pasado siglo (Jesucristo Superstar, Evita, El Diluvio que Viene), fue el malogrado productor Luis Ramírez quien consiguió relanzar el género en nuestro país con la producción de El Hombre de la Mancha. A partir de ahí diversas compañías internacionales y nacionales  se arriesgaron con éxito a montar musicales que han triunfado en las taquillas españolas (El Fantasma de la Ópera, Grease, My Fair Lady, La Bella y la Bestia, Cats, Fiebre del Sábado Noche, Cabaret, Mamma Mia!, Los Miserables, Sonrisas y Lágrimas, Priscilla, Sister Act o Chicago son algunos de los ejemplos que han sintonizado con los espectadores españoles, sin olvidar el fenómeno que se vivió con el estreno de un musical genuinamente español, Hoy no me puedo levantar, basado en las canciones del grupo Mecano).

Actualmente conviven en la cartelera de Madrid una serie de musicales que han cosechado buenas críticas y están dinamizando la taquilla teatral  madrileña.

Estas fechas navideñas pueden ser la excusa perfecta para regalarse un viaje a la capital y disfrutar de un buen espectáculo.

En el Teatro Lope de Vega sigue batiendo records El Rey León. En su séptima temporada en cartel, con más de tres millones de espectadores y más de dos mil representaciones, es el musical que más tiempo ha permanecido en cartel en Madrid. Un espectáculo único, cargado de valores humanos, que enseña a mayores y pequeños la vinculación de cada uno con nuestras raíces.d

En el Nuevo Teatro Alcalá se representa la gran revelación de la temporada, Billy Elliot, un musical apasionante que ha llegado a España tras once años de éxito en el West End de Londres y cuatro en Broadway. Una ambiciosa apuesta que ha necesitado más de dos años de preparación para su estreno, con una escuela de actuación, canto y baile para niños y jóvenes de cara a formar los participantes infantiles en este musical. Con Natalia Millán, Carlos Hipólito y Adrián Lastra, entre otros, Billy Elliot, con música de Elton John, es un espectáculo único, emotivo y cautivador que levanta al público de sus butacas, en salvas de aplausos, al término de cada función.

En el Teatro Coliseum nos encontramos El Guardaespaldas, basado en la película del mismo nombre. Un musical que, en formato de gran concierto, con un gran alarde de efectos escenográficos y de iluminación, incorpora todos los grandes éxitos de la discografía de Whitney Houston en una historia en la que la pasión, el glamour y las ganas de bailar se respiran en cada escena.

El Teatro de la Latina ofrece una pequeña joya del teatro musical contemporáneo. Casi Normales es un musical de pequeño formato, diferente, que a ritmo de rock cuenta la historia de una mujer que sufre trastorno bipolar y de los efectos que esa enfermedad tiene sobre su familia. Con Nina como cabeza de cartel, este musical recorre una ola de emociones que sacude al público con su fuerza, lo divierte con su humor y lo deja conmovido y renovado. Ganador del Pulitzer y tres premios Tony, Casi Normales funciona como un alivio en tiempos donde lo perfecto no existe y ser “casi normales” es lo habitual.

Por último en el Teatro Calderón, el público, en una hilarante representación, puede encontrarse con “La Familia Addams al completo, encabezada por Carmen Conesa y Xavi Mira, ancestros incluidos, dispuestos a hacernos pasar una velada inolvidable donde lo gótico, lo gamberro, la provocación y los ritmos latinos se dan de la mano.

La magia del musical les espera. La ilusión de Broadway, sus luces, lentejuelas y fantasía les aguardan. Que comience el espectáculo.