SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1703
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un día cualquiera de mayo o junio, llega el momento de hacer la Declaración de Renta, hay que rellenar el formulario, y tenemos unas casillas para la asignación tributaria.

Hay un par de casillas (Iglesia Católica y Fines Sociales), podemos marcar una de ellas, las dos o ninguna. Un instante de nuestras vidas, en medio del trámite de la Declaración de Renta, decide y marca la diferencia entre la realización de un programa de atención a personas sin hogar, la mejora de los servicios médicos en un país africano, un proyecto de protección del medio ambiente, el sostenimiento de las parroquias y actividades de la Iglesia Católica, o ninguna de estas cuestiones.

En un momento tenemos que decidir a qué queremos destinar un pequeño porcentaje de nuestro IRPF: ¿qué opciones tenemos?

Pues tenemos cuatro posibilidades, marcando sólo una de las dos casillas, marcando ambas casillas o ninguna de ellas:

  1. Destinar un 0,7% del IRPF a la Iglesia Católica
  2. Destinar un 0,7% del IRPF a determinados Fines Sociales
  3. Marcar ambas opciones y destinar un 0,7% a la Iglesia Católica y otro 0,7% a Fines Sociales (en total un 1,4% de nuestro IRPF)
  4. No marcar ninguna opción, con lo que la totalidad de nuestro IRPF se destinará a lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado

Antes de continuar, hay que aclarar que sea cual sea la decisión respecto de la asignación tributaria, no se modifica la cuantía del impuesto que tengamos que pagar o de la devolución a la que tengamos derecho: ni vamos a pagar más ni nos van a devolver menos.

¿Y cuáles son las opciones elegidas por los contribuyentes españoles en su conjunto?

Pues no he encontrado cifras oficiales publicadas por la Agencia Tributaria, pero de acuerdo con la información publicada (vía web) tanto por la Conferencia Episcopal (órgano de gobierno de la Iglesia Católica española) como por la Plataforma Tercer Sector (que agrupa a las organizaciones y entidades receptoras de la asignación tributaria para fines sociales), según los datos del último año disponible, los porcentajes aproximados de contribuyentes que han elegido cada una de las opciones son:

  1. Un 18% ha marcado sólo Iglesia Católica
  2. Un 36% ha marcado sólo Fines Sociales
  3. Un 17% ha marcado las dos opciones
  4. Un 29% no ha marcado ninguna de las dos

Por tanto, de acuerdo con estos datos, un 35% de contribuyentes (18+17) quiere que un 0,7% de su IRPF se destine a la Iglesia Católica y un 53% de contribuyentes (36+17) quiere que un 0,7% de su IRPF se destine a determinados Fines Sociales.

Estos porcentajes trasladados a euros de recaudación significan que, mediante la asignación tributaria, la Iglesia Católica recibe al año unos 250 millones de euros y los Fines Sociales unos 285 millones de euros.

¿Y qué se hace con todo este dinero?

En cuanto a la Iglesia Católica, de acuerdo con la última Memoria de Actividades publicada en la página web de la Conferencia Episcopal, el dinero recibido de la asignación tributaria representa un 25% de los ingresos del conjunto de las Diócesis, por lo que podemos concluir que la Iglesia Católica se autofinancia en un 75%, y recibe del Estado un 25% procedente de la asignación tributaria del IRPF.

Sobre el destino de los recursos económicos, según la citada Memoria de Actividades, se dedica a:

  • Actividades pastorales y asistenciales (un 28%).
  • Conservación de edificios y gastos de funcionamiento (un 25%).
  • Retribución del clero (un 21%).
  • Gastos extraordinarios (un 12%).
  • Retribución del personal seglar (un 9%).
  • Aportación a centros de formación (un 5%).

En cuanto a los Fines Sociales, el dinero lo gestionan el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (un 79%), el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (un 20%) y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (un 1%).

Este dinero se entrega mediante convocatorias de ayudas a los distintos programas asistenciales y de actividades que presentan Cruz Roja, Cáritas, ONCE y multitud de entidades y organizaciones, en relación con los fines considerados de interés social.

Y según la normativa aplicable (Real Decreto-ley 7/2013) las actividades consideradas de interés social son:

  1. Atención a personas con necesidades de atención socio-sanitaria.
  2. Atención a personas con necesidades educativas o de inserción laboral.
  3. Fomento de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia.
  4. Protección del medio ambiente.
  5. Cooperación al desarrollo.

Pues estos son los datos y así es como funciona lo de la asignación tributaria del IRPF.

En cuanto a su base jurídica, el fundamento legal de cada una de las dos opciones es muy distinto. La asignación para la Iglesia Católica deriva del artículo 16.3 de la Constitución Española y de normas de Derecho Internacional, específicamente el Acuerdo Iglesia-Estado sobre Asuntos Económicos, mientras que la asignación para Fines Sociales es una decisión interna y autónoma del Estado Español, destinada a subvencionar una serie de fines y actividades de interés social.

 Para finalizar, por la trascendencia que tiene, es conveniente que meditemos sobre todo esto y tomemos una decisión consciente sobre lo que queremos hacer con nuestra asignación tributaria.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Pablo Ciurana Moñino

Economista de profesión, aunque matemático y cantautor de vocación. Licenciado en Ciencias Económicas en 1987, desde entonces ejerzo como economista, dedicado al asesoramiento de empresas y particulares en el ámbito de los impuestos y la contabilidad. Creo que en la sociedad española falta formación económica y financiera, y debería promoverse tanto en los Colegios de Primaria como en los Institutos de Secundaria.

En los últimos años he dedicado algún tiempo a promover y difundir la banca ética (aunque parezca raro, existen algunos bancos éticos) y la economía de comunión (una nueva cultura empresarial). Los impuestos forman parte de nuestra vida y son importantes para mantener los servicios públicos, por lo que espero que este blog pueda servir para conocerlos mejor.

Algunos sitios web de interés:

Banca Ética – Fiare

Banca Ética - Triodos Bank

Economía de Comunión

Educación Cívico-Tributaria

Educación Financiera CNMV-BdE

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir