SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Valle sin clan

Literatura

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Lo primero, el nombre. ¿Por qué ponerle Valle sin clan a un blog que habla de Literatura?

   Por un lado, este título nos  remite sin rodeos a uno de nuestros escritores más insignes de todos los tiempos: Ramón María del Valle -Inclán. Uno de los más brillantes escritores y estilistas en nuestro idioma y que no dudo en recomendar a cualquier lector o lectora con inquietudes por acercarse a una visión de la realidad tan personal y crítica como imperecedera. Tirano Banderas, El marqués de Bradomín, Luces de bohemia…  no somos el mismo al emerger tras estas lecturas, de una levedad tan profunda e insobornable. Grande, muy grande, Valle -Inclán.

   Pero aquí hablamos de un Valle pero sin clan. ¿Qué significa eso? El valle alude claramente a la ciudad y a la comarca en que vivimos, así como al nombre del semanario en el que se incluye este blog. La rareza del título está, sin duda, en la mención al clan. Según la RAE, un clan es un “grupo predominantemente familiar unido por fuertes vínculos y con tendencia exclusivista”. La palabra clan alude pues a un grupo restringido, con vínculos e intereses comunes, rígido, cerrado y donde la obediencia es un valor fundamental para su preservación. Asociación, partido, banda, pandilla, tribu o secta serían algunos de sus sinónimos si regresamos al diccionario.

Acerca del autor

Autor: Rafael Carcelén

Además de disfrutar como maestro de escuela, me encanta escribir. Y leer. Y subir los montes alicantinos. Y jugar al ajedrez. Y… siempre me sigue apeteciendo aprender. Y segregar lo que aprendo -lo que vivo, lo que siento- en artículos, poemas y aforismos como éste: “¿Es imaginable la felicidad en un grano de pimienta?”

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir