SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1019
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Bendición de bandera Estudiantes 1944.

En la edición de este año 2018 de la revista Fiestas Mayores, que edita la Cofradía de los Santos Patronos con motivo de las Fiestas dedicadas a la Virgen de la Salud y al Cristo del Buen Suceso, aparece un interesante artículo* de nuestro buen amigo Roberto Valero en el que compara los actos de las fiestas celebradas en los años 1935, en plena República, y las de 1945, en plena posguerra. Destaca su autor un acto de las fiestas de este último año en el que aparece un desfile de Moros y Cristianos celebrado el último de los días festivos, concretamente el día 10, que acaba en la iglesia de Santa Ana con una misa rezada en la que tendría lugar la proclamación de capitanes.

Realmente este acto puede ser una gran sorpresa para muchos festeros que desconocen su celebración. Pero sí está referenciado en la única y excepcional publicación de Alberto Navarro Pastor, “Las Fiestas de Elda”, publicada por su autor en el año 2002. En la página 321 del libro, en el apartado referido a las Fiestas de Septiembre, cita nuestro insigne cronista:

“La vinculación de ambas fiestas* aún continuó en el siguiente año 1945 en el que como un número destacado de las fiestas septembrinas figuró, en el día 10, un “Desfile de Moros y Cristianos” desde la Avenida de Chapí hasta la iglesia, por las calles Maura, Nueva, Mola y San Francisco, con asistencia de todas las comparsas a una Misa después de la cual, según el programa de fiestas:

Se celebrará en la explanada del Templo Parroquial el juego de Banderas por los respectivos abanderados (sic) precediendo acto seguido a la proclamación de nuevos capitanes, los que disparando al alardo, se dirigirán seguidos de sus respectivas comparsas a la placeta de San Antón.”

Bendición bandra Contrabandistas 1944. En la foto junto a la abanderada Elisa Antón y la madrina Sara Vicent aparece el abanderado Manuel López.

Cuando Alberto Navarro dice “aún continuó”, se refiere como es bien sabido a la celebración el año anterior -1944- el día 21 de septiembre, en pleno novenario a nuestros Santos Patronos, de la bendición de las cinco primeras banderas de nuestras fiestas de Moros y Cristianos correspondientes a las comparsas que fundaron la Fiesta: Cristianos, Contrabandistas, Estudiantes, Moros Marroquíes y Moros Realistas. A la vez, sería el primer acto en el que se proclamarían los nombres de las primeras abanderadas y capitanes para las próximas fiestas de 1945. Ese desfile, en el que los nuevos festeros todavía no vestían sus trajes oficiales, tan sólo el distintivo característico del fez moruno o del gorro cuartelero, se dirigía a la iglesia de Santa Ana para celebrar la Santa Misa en honor a la Virgen y al Cristo entronizados en el altar mayor y, tras ella, tuvo lugar un juego de banderas por parte de los abanderados (así dice el programa) con el disparo de arcabucería o alardo. Nos hemos de referir a estos abanderados como un cargo que nada tiene que ver con el de abanderada, que junto con el de capitán, eran los cargos festeros oficiales desde los primerísimos momentos de nuestra Fiesta. Nuestra Fiesta adoptó desde sus inicios, y así está atestiguado en los programas de fiestas respectivos, los cargos de abanderada y capitán de la fiesta de nuestro vecino pueblo de Petrer donde eran tradicionales al menos desde los primeros años del siglo XX. El cargo de abanderado que aparece en estos actos celebrados dentro de las fiestas de septiembre no puede pensarse nada más que como la persona que debe jugar la bandera de su comparsa en esos ruedos que se citan a la manera de la fiesta villenense, que también influyó en la restauración de la nuestra, pero que no tiene mayor relevancia en el resto de actos de la Fiesta de Moros y Cristianos, ya que en absoluto figuran sus nombres en las revistas de fiestas ni tienen que sepamos un lugar de honor en la celebración de los actos de la propia Fiesta.

Respecto a este acto fundacional de nuestras comparsas hay testimonios gráficos, de los cuales aporto algunas fotografías de las comparsas de Estudiantes y Contrabandistas con la presencia de sus respectivas abanderadas y madrinas de las banderas y, en el caso de los contrabandistas aparece junto a la abanderada Elisa Antón y la madrina Sara Vicent el festero Manuel López que curiosamente lleva la banda de abanderado.

Por tanto esta cita del Desfile de Moros y Cristianos del 10 de septiembre de 1945 no es otra cosa que la proclamación de cargos, lógicamente no sólo de los capitanes como se dice textualmente sino también de sus abanderadas que desde su primer momento son verdaderas protagonistas de la Fiesta. Los capitanes eran proclamados en su verdadera faceta: la de los disparos de arcabucería, o como dice la cita del acto, “al alardo”, palabra oriunda de la fiesta alcoyana que, sin duda, es la madre y maestra de los Moros y Cristianos al estilo valenciano, y que desde el primer momento se utilizó, como hemos podido observar, por nuestros primeros festeros. Casi inmediatamente desapareció del argot festero eldense hasta su recuperación para designar los actos de tiro a partir de los años noventa del pasado siglo.

Realmente esta fue la primera y última proclamación festera de los cargos representativos de nuestra comparsas, ya que en 1947 las fiestas se pasaron a las fechas tradicionales de primavera -mayo o junio- y el acto de proclamación de abanderadas y capitanes pasó a celebrarse en las fechas tradicionales de la Fiesta, en el mes de enero en el que tiene lugar la fiesta litúrgica de nuestro San Antón, que luego ha venido a llamarse la Media Fiesta.

 

*”Dos fiestas muy distintas: 1935 y 1936. Y una gran sorpresa”

* De septiembre y de Moros y Cristianos.

Acerca del autor

Autor: José Blanes Peinado

Festero de la comparsa de Moros Musulmanes desde hace 50 años. He sido secretario, cronista y presidente de esta comparsa, presidente de la Comisión de Embajadas y Alardo y, finalmente, presidente de Junta Central desde 1995 a 2006. Actualmente ejerzo el cargo de cronista oficial de la Fiesta de Moros y Cristiano de Elda. Mi trayectoria, como puede verse, ha sido larga y yo diría que fructífera en los entresijos de la Fiesta y, además de trabajar por ella, he dedicado gran parte de mi vida a estudiar, investigar y opinar sobre los diversos aspectos de los Moros y Cristianos en infinidad de publicaciones especializadas, en diversos congresos sobre temas festeros y a participar en charlas, mesas redondas e incluso pregones en algunas poblaciones festeras de nuestro entorno. Por todo ello, pretendo compartir en este blog todas mis experiencias y estudios en este campo tan atractivo de la Fiesta con las personas que tengan alguna inquietud en este sentido y con los festeros en general, intentando inculcarles ese virus tan intenso que nos hace sentir y disfrutar esa gran representación festiva que es la Fiesta de Moros y Cristianos.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir