Imprimir
Visto: 2147
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Durante la tercera semana de este mes de junio, la 2 de TVE ha dedicado su serie Historia de nuestro cine a los musicales. Grandes éxitos de la filmografía española se pudieron revisitar, entre lunes y viernes: zarzuela, cuplé, revista, opereta y flamenco configuraron un variado menú.

Se rescataron La verbena de la Paloma, del año 1935, basada en la zarzuela estrenada en 1894 con música del salmantino Tomás Bretón, y La corte de faraón, partitura del valenciano Vicente Lleó estrenada en 1910, y último título llevado al cine, en 1985, con argumento de zarzuela u opereta española (1*). 

Ambos títulos van unidos por varios elementos comunes: se encuentran entre lo mas exitoso del cine español de todos los tiempos, y sus protagonistas son actores y cantantes de los mas reconocidos y populares en cada momento. La única diferencia radica en que el triunfo arrollador en los cines, de aquella Verbena, se vio truncado por la guerra española, aunque lo revalidó en tierras hispanoamericanas.

No se ha podido recuperar la película completa, y gracias a la localización de alguna copia, precisamente al otro lado del Océano Atlántico, se ha podido ampliar el metraje, y mejorar la calidad de imagen y sonido, de la única que, oficialmente, existía en España.

El éxito de La corte de faraón, Concha de Plata incluida en el Festival de San Sebastián de 1985, no invitó a los productores cinematográficos a recuperar argumentos zarzuelísticos y llevarlos al cine, como si ocurrió desde el mismo momento en que el invento de los hermanos Lumiere llegó a España.

Hacía 22 años que ninguna productora privada se había atrevido con la zarzuela. Desde 1963 donde una nueva versión de La verbena de la Paloma con Conchita Velasco, Vicente Parra, y de nuevo Miguel Ligero, aquí ya en su papel de viejo verde , constituyó otro éxito notable, mientras que La Revoltosa, de ese mismo año, con Teresa Llorca y Germán Cobos resultó un fracaso total. Tampoco fue muy exitosa una versión anterior de 1948, con Carmen Sevilla y Toni Leblanc.

La realidad es que la música y los cantables de La corte de faraón sirvieron en esta ocasión última, para elaborar una sátira en torno al papel férreo y, a veces, rocambolesco, que la censura española ejerció durante cerca de 40 años.

Téngase en cuenta que esta obra lírica estuvo prohibida por la censura desde que acabó la guerra hasta 1972, dadas sus escenas de corte erótico y sus frases e insinuaciones picantes. Existe una versión anterior en blanco y negro, de 1944, filmada en México, con deficiencias en calidad de imagen y sonido.   

Durante esos 22 años que ninguna productora privada se ocupó de la zarzuela, se produjo eso sí, una interesante y exitosa iniciativa de Televisión Española: lideró la producción de una serie de zarzuelas llevadas inicialmente al cine, entre 1968 y 1974. En la pantalla grande se estrenaron a todo color. En la pequeña, los televisores todavía eran de blanco y negro, en la gran mayoría de hogares españoles. Posteriores reposiciones televisivas ya fueron en color.

Los cines registraban grandes llenos. Recuerdo las largas colas formadas ante la taquilla, en las sesiones de estreno. Aquí en Elda, promovido por los Amigos de la Música en el desaparecido Cine Gloria, hubo un segundo pase de esta serie de películas, algunos años después de haberse visto ya por televisión. El público respondió en buena medida, aunque sin llegar a los llenos de cuando fueron estrenadas en el Cine Alcázar, mayormente (2*).

Quizá buena parte del éxito de esta serie de TVE radicó en haberse filmado en play-back, con actores muy populares del momento: Elisa Ramírez, Maria José Alfonso, Marisa Paredes, Mónica Randall, Maria Luisa Ponte, Pedro Osinaga, Rubén Rojo, Julián Mateos, Fernando Guillén, José Sacristán, Antonio Martelo y un larguísimo etcétera (3*).

Puede decirse que esta iniciativa de Televisión Española, fue el último capítulo, en la larga historia de la zarzuela, que captó nuevos públicos y ayudó a relanzar el género.

Factor esencial fue que en España solo hubiesen dos cadenas de televisión. En los tiempos actuales resulta impensable acometer un proyecto zarzuelístico en los medios audiovisuales, que pueda gozar del favor mayoritario de los telespectadores.

Hemos comenzado por el final. Sin embargo, la historia de la zarzuela llevada al cine, se inicia en sus primeros años de implantación en España. Es decir, en los albores del siglo XX.

Hecho curioso, llevar un género musical al cine cuando las películas eran mudas, y precisar durante su proyección de un pianista, grupo de música de cámara o pequeña orquesta. La novedad motivó que un buen número de zarzuelas, fuesen filmadas al poco tiempo de haber sido estrenadas en el teatro.

Esto permitió que cuando las salas de cine comenzaron a imponerse por toda nuestra geografía, al menos la música de zarzuela llegase hasta los mas insospechados rincones.

Por ello y lejos de lo que pudiera creerse, el cine no resultó negativo para la zarzuela como género músico-teatral. Mas bien todo lo contrario.

El público podía seguir la trama argumental por medio de rótulos breves, insertados en la propia cinta y que iban apareciendo cuando correspondía, ocupando toda la pantalla. Claro que el analfabetismo era un serio problema, muy común en toda la España rural, y en la urbana, también.

 

1: Reparto de lujo en esta producción de La Corte de faraón. Dirigida por José Luis García Sánchez contó con Ana Belén, Antonio Banderas, Fernando Fernán Gómez, Juan Diego, Agustín González, Quique Camoiras, Josema Yuste, Millán Salcedo y los cantantes Mari Carmen Ramírez, Milagros Martín y Pedro Farrés  No le fue a la zaga, en cuanto al prestigio y popularidad de sus intérpretes, el reparto de La verbena de la Paloma: Roberto Rey, Raquel Rodrigo, Selica Pérez Carpio y un entonces jovencísimo Miguel Ligero, estuvieron dirigidos por Benito Perojo, en esta producción cuyo costo fue de un millón de pesetas. ¡De las de 1935!

2: Relación  de zarzuelas filmadas por TVE, algunas de las cuales no se estrenaron en los cines: Bohemios, La canción del olvido, El huésped del sevillano, La revoltosa, El caserio, Maruxa, Las golondrinas, Gigantes y cabezudos, El barberillo de Lavapiés, El rey que rabió, Los sobrinos del capitán Grant, Luisa Fernanda y El joven piloto.  

3: Fue tal el empeño de que todos los intérpretes de esta serie solo simulasen cantar, que hasta se dio el caso curioso de que en Los sobrinos del capitán Grant, la cantante Concha Márquez Piquer interviene como actriz solamente.