Imprimir
Visto: 2232
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Promovidas y organizadas por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero (1*), durante el último fin de semana del actual mes de septiembre se llevará a cabo la tercera edición de las Jornadas de Zarzuela de Cuenca. 

Jornadas nacidas “con la intención de ser un lugar de encuentro para el intercambio de ideas y experiencias entre todos los agentes implicados en el género, ya sean musicólogos, intérpretes teatrales y musicales, gerentes de teatros, productores o los propios espectadores”. Esta declaración de intenciones cierra el libro editado en 2014, donde se recogen las sesiones académicas (conferencias, ponencias, debates y coloquios) de la primera edición de las Jornadas de Zarzuela, Cuenca 2013.

Este proyecto tuvo una segunda edición en 2014, y ahora llega la tercera, programada para los próximos días 25, 26 y 27 de septiembre.

Las Jornadas de Zarzuela de Cuenca, muestran un amplio abanico de actividades, todas en su Teatro Auditorio. No solo se centran en conferencias, ponencias, mesas redondas, y exposiciones. Hay representaciones, por lo general de obras cortas, dirigidas a toda clase de públicos, con una especial atención a los niños: “Zarzuela para todos”.  Para éstos, además, se organizan talleres que les puedan aproximar mucho mas a un mundo cultural y artístico, desconocido para la gran mayoría.

Las agencias artísticas, profesionales, agrupaciones líricas, editoriales, discográficas, etcétera, tienen su espacio en una feria paralela, que funciona durante todos los días de las jornadas.

Esta tercera edición está dedicada al Teatro de Arte. Es decir, resulta la menos zarzuelística de las tres hasta ahora programadas.

No obstante, el Teatro de Arte, que tuvo vigencia entre 1916 y 1925, principalmente en el Teatro Eslava de Madrid, puede considerarse como una de las muchas y diversas variedades que desde la misma zarzuela, como tal, han ido surgiendo a lo largo de su historia.

El promotor del Teatro de Arte fue el empresario y dramaturgo Gregorio Martínez Sierra (2*).

La actividad en estas Jornadas de zarzuela de Cuenca resulta incesante, desde su apertura a las 17 horas del viernes, hasta su representación de clausura, programada para el domingo, a  las 12 del mediodía. En total hay doce sesiones académicas, tres espectáculos músico-teatrales, más los englobados en “Zarzuela para todos”.

La producción artística “estrella” de las jornadas del año pasado recuperó un título de gran éxito en la época de su estreno, pasando después a englobar la amplísima lista de zarzuelas olvidadas: El terrible Pérez (3*). Con una muy cuidada producción escénica y musical, esta obra ha sido editada en DVD por al propia Fundación Guerrero.

Si todo discurre por los cauces normales, la otra producción “estrella”, la de estas terceras jornadas, dedicada a "La pantomina en escena", será igualmente editada en DVD. Las dos pantomimas que se escenificarán son las que mayor éxito alcanzaron en su día: El sapo enamorado, con música de Pablo Luna y argumento de Tomás Borrás, y El corregidor y la molinera, partitura de Manuel de Falla y argumento de Gregorio Martínez Sierra.

El esfuerzo que realiza la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero para poner en pie estas jornadas es de lo más loable, con una calidad incuestionable, tanto en conferenciantes y ponentes, como en músicos, cantantes, actores, bailarines, coreógrafos, etcétera.  Dadas las limitaciones económicas de la fundación (4*) hay un espacio creado para los “mecenas” que quieran colaborar, y que reciben contraprestaciones en base a la cuantía de su aportación voluntaria.

Para la edición del DVD de El terrible Pérez también se creó el mecenazgo, lográndose la cifra necesaria. De todo ello hay información exhaustiva en la página web de la fundación o de las propias jornadas.

La razón de que sea Cuenca capital la sede de estas jornadas, obedece a las facilidades encontradas por al Fundación Guerrero por parte de todas las administraciones públicas: Ayuntamiento, Diputación Provincial y Gobierno de Castilla-La Mancha.

Este tipo de proyectos, bien llevados a la práctica como es el caso, son de vital trascendencia para la zarzuela española en la época actual, dada la situación, casi agónica, que está viviendo el género.

 

1*: La Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero se constituyó el año 1982, por iniciativa de Inocencio Guerrero Torres, para perpetuar la memoria de su hermano el compositor Jacinto Guerrero. Los principios básicos de la fundación son: “Fomentar la cultura musical española, con especial atención al estudio, investigación y difusión de la zarzuela y géneros afines y, en particular, la obra de Jacinto Guerrero”.

Estos principios se están cumpliendo en las tres ediciones de las Jornadas de Cuenca, si bien de Jacinto Guerrero todavía no ha recibido una atención preferente. Jacinto Guerrero nació en Ajofrín, Toledo, el 16 de agosto de 1895, y falleció en Madrid el 15 de septiembre de 1951. De entre su amplísima producción destacan las zarzuelas La montería, Los gavilanes, El huésped del sevillano, La rosa del azafrán y La fama del tartanero y las revistas Don Quintín el amargao, El sobre verde y Cinco minutos nada menos.

2*: Gregorio Martínez Sierra, en su condición de dramaturgo, dio nombre a un buen número de obras escritas por su esposa María Lejárraga. Cuestión esta que ha suscitado no pocas controversias, pero que en los tiempos actuales han dejado bastante claro los historiadores. En el terreno lírico sus obras más populares fueron las zarzuelas Las golondrinas y La llama, con música del donostiarra José María Uandizaga, Margot, del sevillano Joaquín Turina, y el ballet  El amor brujo, del gaditano Manuel de Falla.

3*: El terrible Pérez. Este título corresponde al subgénero llamado “Humorada-trágico-cómico-lírica” y es a su vez la obra que inició una serie que se conoció como “Los frescos”. Nada tenía que ver con el arte pictórico, pues se refería a que el principal protagonista masculino de estas zarzuelitas era un verdadero fresco. Dos alicantinos son los coautores de El terrible Pérez: Tomás López Torregrosa y Carlos Arniches. El primero compuso la partitura junto a Quinito Valverde, mientras que Arniches colaboró con Enrique García Alvarez en el libreto. El terrible Pérez desapareció de las carteleras durante la posguerra al ser prohibida por la censura franquista. 

4*: Una clara muestra del interés de los gestores de la Fundación Guerrero por mantener estas jornadas, a pesar de sus estrecheces económicas, se evidencia al cancelar en este 2015  su  bianual Concurso Internacional de Canto. La propia fundación emitió en marzo último un comunicado, dando a conocer la cancelación de la convocatoria del concurso, en favor de las Jornadas de Zarzuela de Cuenca.

Dicho concurso se instauró en 1984, siendo 14 las ediciones realizadas. La última de ellas en 2013.