Imprimir
Visto: 1675
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

De los estrenos zarzuelísticos que se produjeron durante el año 1916 destacó, muy por encima del resto, un título que dió notoriedad, y mucho trabajo a partir de entonce

De los estrenos zarzuelísticos que se produjeron durante el año 1916 destacó, muy por encima del resto, un título que dió notoriedad, y mucho trabajo a partir de entonces, a sus libretistas Federico Romero y Guillermo Fernández Shaw (1*).

Dicha obra fue La canción del olvido, a la que puso música el valenciano José Serrano (2*). Se estrenó el 17 de noviembre de 1916, en el Teatro Lírico de Valencia, logrando un éxito clamoroso. Mas de cien representaciones consecutivas se dieron en la capital del Turia, para viajar luego, de triunfo en triunfo, a Barcelona, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián, Vitoria ..., hasta su llegada a Madrid el 1 de enero de 1918. En el Teatro de la Zarzuela se refrendaron los éxitos anteriores.

Este estreno, y su éxito arrollador, tuvieron una importancia capital en el devenir posterior de los autores del libreto, y quien sabe si para el mismo género de la zarzuela. A partir de entonces Romero y Fernández-Shaw firmaron conjuntamente un amplio catálogo de obras, entre las que se encuentran la mayoría de las que mayor éxito alcanzaron de las estrenadas hasta los albores de la guerra civil española.

Otro estreno importante de ese mismo año fue la opereta El asombro de Damasco (3). Vió la luz por vez primera en el Teatro Apolo de Madrid el 5 de febrero. Obra que a pesar de su éxito enorme, quedó muy por debajo de La canción del olvido, en cuanto a la popularidad alcanzada por ambas.

Fue una suerte para Romero y Fernández Shaw que Serrano pusiera música a su zarzuela (considerada opereta por algunos expertos) después que otros compositores, como Pablo Luna y Amadeo Vives, la rechazaron por motivos distintos (4).

Con La canción del olvido entraron por la puerta grande del Género Lírico Español los dos libretistas que, formando equipo, mayor número de obras importantes han dado a la zarzuela. Uno de ellos, Guillermo Fernández-Shaw era hijo de otro libretista ilustre, Carlos Fernández Shaw (5), condición que no le valió de mucho en sus inicios, para ser atendido por compositores que habían trabajado, y mantenido una relación excelente, con su padre, fallecido en 1911.

Aún siendo José Serrano valenciano, nació en Sueca, estrenar en su tierra natal La canción del olvido obedeció a causas de índole artística y profesional, que le tenían casi vetado presentar su obras en Madrid. Mantenía el músico un contencioso con la Sociedad de Autores (de la cual se había dado de baja en 1915) que si bien no le cerraba del todo las puertas de los teatros mas importantes, si que estos se arriesgaban a sufrir represalias de la SGAE, en caso de estrenar obras de Serrano.

Ante este inconveniente serio, la empresa del Teatro Apolo madrileño, que en principió estaba dispuesta a estrenarla, se volvió atrás. Serrano llevó su obra a Valencia, a un cine recién construido en la calle Ruzafa, al que cambiaron el nombre circunstancialmente para el estreno de La canción del olvido, pasando a llamarse Teatro Lírico. Cuando llegó su presentación madrileña los problemas con la SGAE ya se habían solucionado.

A pesar de las dificultades que hubo que salvar para el estreno, faltando incluso algún número musical por componer, el éxito fue clamoroso, siendo en la función número cien cuando se estrenó el preludio.

Los obstáculos o retrasos no fueron solo de cara a su estreno. En 1912 ya tenían acabada la obra los libretistas, bajo el nombre de El príncipe errante. Entre unos compositores y otros el estreno se demoró mas de lo previsto. El maestro Serrano, cuya fama no le venía precisamente por su "adicción" al trabajo, tardó algún tiempo en concluir la partitura.

Dicha fama se la había creado el mismo, pues a partir de lograr celebridad y beneficios económicos como compositor, gustaba de pasar mas tiempo en su finca de El Perelló, cercana a su Sueca natal, pescando en las aguas de La Albufera de Valencia, que componiendo.

Un claro ejemplo de ello es el hecho de haber tardado unos cuarenta años en componer la partitura de su única ópera, La venta de los gatos, cuyo libreto de los hermanos Joaquín y Serafín Alvarez Quintero le fue entregado a principios del siglo XX. No se estrenó hasta 1943, cuando el músico y Serafín ya habían fallecido. Aun así la música estaba inconclusa, siendo Enrique Estela, compositor y director orquestal colaborador de Serrano, quien se encargó de la instrumentación.

El centenario, como La canción: en el olvido

Parece que el centenario del estreno tendrá escasa repercusión, y nula conmemoración. Parafraseando su título los gestores culturales de este país, y los valencianos mas en concreto, han olvidado este aniversario. Algo que a nadie debe sorprender a estas alturas, considerando el abandono que viene sufriendo el Género Lírico Español, desde los organismos oficiales y los medios de difusión públicos que más deberían apoyarlo.

Carecemos de noticias que nos informen sobre representación alguna en cualquier lugar de España. Parece ser que en la SGAE no ha entrado petición alguna de los materiales de orquesta. Ello nos hace pensar que ningún teatro o auditorio de las administración pública local, autonómica o estatal, ha solicitado a las empresas organizadoras de producciones zarzuelísticas, la representación de La canción del olvido.

En su ciudad natal, Sueca, si que sonará su música en los conciertos de las dos bandas locales en honor a Santa Cecilia. En el programa de la Sociedad Ateneo Musical, se incluye la fantasía de La dolorosa, junto a otras obras de autores extranjeros. Es de suponer que fuera de programa se interpretará el Himno de la Comunidad Valenciana, compuesto por José Serrano. Obra con la que suelen concluir los conciertos, coreados por el público, de la mayoría de las bandas de música de esta región mediterránea.

La Sociedad Unión Musical si que ofrecerá un programa "todo Serrano". Esta agrupación es resultante de la fusión de las dos bandas que había en Sueca a finales del siglo XIX y principios del XX, una de las cuales estaba dirigida por el padre del compositor.

Otras bandas de música, no muchas, de la Comunidad Valenciana sí que han interpretado este año la fantasía-selección de la zarzuela, así como sus dos romanzas mas populares (Marinela, Marinela y Junto al puente de la peña) mas por cumplirse el 75 aniversario de la muerte del maestro Serrano (8 de marzo de 1941) que por el centenario de La canción del olvido.

Este viernes 18 el Teatro de la Zarzuela de Madrid ofrece el concierto "Una noche de zarzuela", con su orquesta y coro y cantantes de primera fila: José Bros, Carlos Chausson, Ana Ibarra y Ainhoa Arteta. En programa no hay anunciado ningún fragmento de esta obra centenaria.

La última vez que se representó allí La canción del olvido fue en septiembre y octubre de 1993 (6), con motivo del centenario del nacimiento de Guillermo Fernández-Shaw.

En aquella ocasión daba sus primeros pasos en la lírica la soprano que mayor celebridad ha alcanzado de cuantas florecieron por esos años, mas por cuestiones mediáticas que por ser cantante de ópera: Ainhoa Arteta.

La versión de TVE enamoró

Lo hemos dicho en alguna ocasión, la crisis permanente de la zarzuela, desde sus orígenes, se ha visto soslayada de forma periódica con algunas iniciativas que la han ayudado a captar públicos nuevos.

Y una de esas iniciativas fue la de Televisión Española (que tan olvidado tiene el género en cualquiera de sus canales actualmente) a finales de la década de los sesenta del siglo pasado, al llevar al cine varios títulos de zarzuela, protagonizados por actores del momento muy populares, cuyos cantables se pregrabaron (play-back) con cantantes líricos.

Y uno de esos títulos fue La canción del olvido, en una producción donde el romanticismo propio de su argumento y música quedó plasmado de forma perfecta, hasta el punto de ser una de las mejores adaptaciones de entre todas las de la serie.

La presencia de Juan Luis Galiardo, como el apuesto Capitán Leonello, en plena efervescencia de su carrera como galán, fue una baza, sin duda, que enamoró a no pocas jovencitas. y que ayudó a que el nivel de ventas del disco LP de la zarzuela alcanzase unas cifras impensables. Además, los llenos en los cines fueron absolutos

La voz de Vicente Sardinero, impecable su estilo de canto en aquel momento, realzó musicalmente la calidad del producto , bien secundado por Josefina Cubeiro, y las apariciones esporádicas de Francisco Saura y Dolores Pérez.

Resulta algo extraño que esta zarzuela no fuese llevada a la pantalla grande en la época del cine mudo, o en los años 40 del siglo pasado, dado su enorme éxito sobre los escenarios. Y resulta extraño porque como ya dije en un artículo anterior, del compositor que mas zarzuelas se rodaron fue José Serrano.

1*:Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw son autores, entre otros muchos, de los libretos de zarzuelas tan importantes como

Doña Francisquita, El caserío, Luisa Fernanda, La chulapona, La rosa del azafrán, La villana y La tabernera del puerto.

Precisamente hace apenas dos semanas se ha presentado una nueva publicación biográfica sobre Guillermo Fernández-Shaw: Aproximación a su vida y su obra. Su autor, José Prieto Marugán, periodista y crítico musical, ya desarrolló una labor excelente al revisar los textos y aportar notas muy interesantes en el libro de las memorias del propio Fernández-Shaw, publicado en 2012.

En los tiempos que corren, donde la zarzuela española está mas abandonada que nunca por los estamentos públicos que son quienes mas deberían apoyarla, resulta reconfortante ver como hay personas que trabajan por ella, y por darnos a conocer quienes fueron los autores que la engrandecieron.

2*: De José Serrano han quedado en el repertorio habitual sus zarzuelas La reina mora, Alma de Diós, Los claveles, Los de Aragón y La dolorosa. Otros éxitos destacados suyos fueron El mal de amores, El trust de los tenorios, El amigo Melquiades y La hilanderas, además de sus Himno a la Exposición regional Valenciana, de 1909, convertido oficialmente en Himno Regional en 1925, y actualmente de la Comunidad, y Valencia canta, compuesto para la coronación de la Virgen de los Desamparados, en 1923.

3*:El asombro de Damasco

Obra con música de Pablo Luna que junto a El niño judío (1918) y Benamor (1923) conforman la "Trilogía oriental" del compositor aragonés.

Su centenario ha pasado desapercibido, igualmente.

4*:Pablo Luna , músico de éxito, pues además dirigía el Teatro de la Zarzuela de Madrid en aquellos años, rechazó el libreto que le habían ofrecido los jóvenes autores. Cuando les fue devuelto, tras varias semanas desde haberlo recibido, les dijo que lo veia muy endeble y no le había encontrado motivos teatrales suficientes como para ponerles música. Una vez recuperado el ejemplar, se descubrió que no había leído ni una página, pues Fernández-Shaw insertó dentro del cuaderno una carta en sobre cerrado, con indicaciones técnicas para mejor comprensión del libreto, la cual se encontraba intacta. Nunca después, ya en la cresta de la ola, a Romero y Fernández-Shaw se les ocurrió colaborar con Pablo Luna, aunque mantuvieron con el una relación cordial.

Por el contrario, Amadeo Vives si les atendió de forma afectiva, aunque no pudo musicar la obra, por estar componiendo en esos momentos otra de ambiente parecido. No obstante, les emplazó a una colaboración próxima. Y, en efecto, pronto crearon conjuntamente Doña Francisquita, zarzuela modélica, a la que siguieron otros éxitos como La villana y Los flamencos.

5*:Carlos Fernández Shaw

Fue uno de las poetas y libretistas de zarzuela y ópera española mas destacado de finales del siglo XI y principios del XX. Muchas de sus obras las escribió en colaboración con otros dramaturgos y poetas.

Con José López Silva, firmó entre otros títulos, La revoltosa, Las bravías y La chavala, todas con música de Ruperto Chapí, autor asimismo de La venta de Don Quijote y Margarita la tornera, escritas sin colaboradores, al igual que la ópera La vida breve, con partitura de Manuel de Falla.

6*: Teatro de la Zarzuela, 1993.

Esta producción, dirigida escénicamente por el italiano Pier Luigi Pizzi, incorporó varios fragmentos musicales de otras obras de José Serrano:

La tarantela instrumental de El trust de los tenorios, la danza húngara y una romanza de soprano con coro femenino de esta misma zarzuela, junto a la romanza "Canción veneciana" de El carro del sol.

Discografía de La canción del olvido

El atractivo y popularidad de esta zarzuela (u opereta, según criterios) queda patente ante la elevada serie de grabaciones que los diferentes sellos discográficos han editado. En algún caso, como Alhambra-Columbia con dos versiones con cantantes distintos.

1931

Sello Odeón.

Marcos Redondo, Angeles Ottein, Antonio de Castro.

Orquesta del Teatro Liceo de Barcelona

Dirección Antonio Capdevila.

Reeditada en CD por el sello Bluemoon en 1998.

1953

Sello Emi-Odeón

Juan Gual, Conchita Panadés, Jerónimo Meseguer.

Orquesta Sinfónica Española. Director Rafael Ferrer.

1954

Sello Alhambra

Manuel Ausensi, Pilar Lorengar, Carlos Munguía.

Coro Cantores de Madrid. Director José Perera

Orquesta de Cámara de Madrid. Director Ataulfo Argenta.

1956

Sello Montilla-Zafiro

Dolores Pérez, Luis Sagi Vela, Enrique Barta.

Coro Cantores Líricos.

Orquesta Dirección Daniel Montorio.

1963

Sello Hispavox

Isabel Castelo, Renato Cesari, José María Higuero.

Coro Cantores de Madrid. Director José Perera.

Orquesta de Conciertos de Madrid. Dirección Pablo Sorozábal.

1967

Sello Vergara

César Ponce de León, Angeles Chamorro, Francisco Saura.

Coro Capella Clásica del FAD y Orquesta Filarmonía de Barcelona

Dirección Eugenio Mario Marco.

1968

Sello EMI para TVE

Vicente Sardinero, Josefina Cubeiro, Francisco Saura.

Coro Cantores de Madrid. Director José Perera.

Orquesta Lírica Española. Director Federico Moreno Torroba

1970

Sello Columbia

Antonio Blancas, Pura María Martínez, Julián Molina.

Coro Cantores de Madrid. Director José Perera.

Orquesta Filarmonía de España. Director Rafael Frühbeck de Burgos.

1997

Palau de la Música de Valencia

Miquel Ramón, Ofelia Sala, Ignacio Giner.

Director Enrique García Asensio.

Grabación en directo, 8 de octubre de 1997, en el concierto del Día de la Comunidad Valenciana de la Orquesta y Coro del Palau de la Música de Valencia.

Su edición fue limitada, como obsequio a los "Amigos del Palau", estando a la venta solo en la tienda del Palau de la Música de Valencia.

Filmografía

Como queda dicho de La canción del olvido tan solo se ha filmado la versión del año 1968, perteneciente a la serie de zarzuelas producidas por Televisión Española, cuya banda sonora se editó en disco LP.

Dirigida por Juan de Orduña son sus protagonistas principales en la pantalla:

Juan Luisa Galiardo, María Quadra, Rosana Yanni, José Sacristán y Antonio Martelo.

Datos extraídos de:

La aventura de la zarzuela (Memorias de un libretista), de Guillermo Fernández-Shaw. Ediciones del Orto-Ediciones Clásicas, S.A. Madrid 2012.

Diccionario de la Zarzuela España e Hispanoamérica.Instituto Complutense de Ciencias Musicales 2002.

Libreto editado por el Teatro de la Zarzuela de Madrid 1993.

Portal web lazarzuela.webcindario.com