Imprimir
Visto: 2758
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La normativa sobre perros potencialmente peligrosos se regula en España a través de la Ley 50/1999 de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, que en el caso de la Comunidad Valenciana se desarrolla en el Decreto 145/2000 y 16/2015 del Consell de la Generalitat Valenciana. Es importante adelantar este dato ya que supone que tenemos que adaptarnos y ajustarnos a lo que marca la normativa sobre este asunto para no tener problemas con la ley por culpa de nuestro perro. Hay una serie de condiciones y requisitos que tanto nuestro perro como nosotros, como propietarios, debemos cumplir.

¿Cómo sé si mi perro es potencialmente peligroso?

Según la anterior normativa, son perros potencialmente peligrosos aquellos que pertenecen a las siguientes razas y los cruces entre ellos o con otras razas obteniendo una tipología similar.

Además, aquellos perros que aunque no sean de las razas anteriores o mezcla reúnan la totalidad de las características siguientes:

¿Si tengo un perro potencialmente peligroso, qué documentación he de tener?

  1. Se ha de obtener una licencia administrativa, que será otorgada por el ayuntamiento donde residamos.
  2. Además tendremos que suscribir un seguro de responsabilidad civil con una cobertura no inferior a 120.000€, por la responsabilidad derivada de daños causados por el animal.
  3. Como propietarios tendremos que acreditar una aptitud psicológica mediante un certificado extendido por un psicólogo titulado dentro de los tres meses anteriores a la fecha de la solicitud de la licencia administrativa. Se trata de un documento semejante al necesario para la posesión de armas.
  4. La licencia administrativa para la posesión de animales peligrosos debe renovarse antes de transcurridos cinco años desde la fecha de expedición.
  5. Además, será necesario que tu perro esté vacunado de Rabia y tenga su microchip de identificación que conlleva su registro en el RIVIA (Registro Informático Valenciano de Identificación Animal), requisito obligado en TODOS LOS PERROS.

En cualquier caso, como los ayuntamientos pueden solicitar otra documentación, es importante consultar con ellos otros requisitos adicionales.

¿Cómo puedo sacar a pasear a mi perro? ¿Hay algún requisito concreto?

Para pasear por la vía pública será obligatorio la utilización de correa o cadena de menos de dos metros de longitud y no extensible que permita el dominio sobre el animal en todo momento, así como un bozal homologado y adecuado para su raza, que impida la apertura de la mandíbula para morder.

¿En casa, cómo puedo tenerlo? ¿Hay algún requisito?

Tendrás que mantenerlo permanentemente bajo tu control, evitando su huida, incluso en el interior de sus instalaciones particulares. Atención al abrir la puerta porque puede escaparse y ser esta tu responsabilidad. 

Mi perro no es potencialmente peligroso, pero ha mordido y se encuentra en el registro del ayuntamiento de perros potencialmente peligrosos, ¿qué he de hacer?

Aquellos perros que manifiesten una conducta marcadamente agresiva, o bien cuando hayan protagonizado agresiones o mordeduras a personas o a otros animales y cuya agresión haya sido comunicada o pueda ser debidamente acreditada, pueden entrar en el registro del ayuntamiento de perros potencialmente peligrosos.

En este caso, para perder esta condición el perro tendrá que superar un test de sociabilidad que tendrá que emitir un veterinario colegiado, habilitado para ello. Este documento  oficial junto con cualquier otra documentación que nos requiera el ayuntamiento correspondiente, servirá para que nuestro perro deje de estar en este listado.