SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

"Somos afortunados con nuestro clima, creo que es el mejor del mundo"

Escrito por Lluís Francés Martinez 26 junio 2018
1189
Mariano Beltrá Alted | Jesús Cruces

Dentro del apartado que dedicamos a los aficionados a la meteorología, hoy vamos a ofrecer nuestro espacio a conocer a una persona que vive con pasión lo que hace, fomenta el entendimiento con quien conversa y trasmite bienestar siempre. Mariano Beltrá Alted conoce perfectamente el clima de nuestra comarca, noveldense de raíz y muy ligado a la ciudad de Elda (estudió bachillerato en el instituto Azorín de Petrer y actualmente trabaja en Elda). Su padre, Marianet, le inculcó valores medioambientales de peso. La montaña es otra de sus pasiones y, cuidarla y respetarla forma parte de su instrucción cada vez que la visita. Como alcalde de Novelda y como persona, siempre ha tenido claro que hay que fomentar la educación ambiental, ya que, según nos indica, ella tiene el poder de cambiarlo todo, y cuidar nuestro planeta es tarea de todos.

¿Coméntanos desde cuándo te gusta el clima y qué te mueve a seguirlo?

Mi padre, Marianet, formaba parte de un grupo de aficionados a la montaña y gracias a él me gusta el clima desde bien pequeño. Ellos salían de forma habitual a recorrer nuestras sendas, nuestros parajes y por encima de todo, a respetarlos. También eran apasionados a los instrumentos meteorológicos que había antes (termómetros, barómetros,...) no era tanto como lo que hay ahora, pero sirve para obtener datos muy interesantes de nuestro entorno. Tal era su amor a la montaña y el bien que hacía, que se le dedicó un topónimo dentro de una senda que él mismo diseñó. La senda discurría desde la fábrica de las lonas hasta la cumbre del Cid (en Novelda nombran Cid a lo que en Elda y Petrer conocemos como Chaparrales). En dicha senda existe un topónimo dedicado a mi padre, el Espolón de Beltrá (un espolón es un ramal corto y escarpado que parte de una sierra en dirección aproximadamente perpendicular a ella). Además, creo que el clima es motivante y nos marca el estado de ánimo. Somos física y las situaciones atmosféricas influyen en las personas. Las meteoropatías habría que estudiarlas más.

¿Hay diferencias entre el clima de Elda y Novelda estando a tan pocos kilómetros de distancia?

Existen diferencias, y tanto. Según la época del año hay una diferencia entre dos y tres grados más en Novelda que en Elda. Doy fe de ello ya que llevo más de treinta años viniendo a Elda. Cuando sales de Novelda no se nota el cambio, sin embargo al llegar al estrecho de Salinetes todo cambia. Además, llueve más en Elda. Casi siempre que salgo de Elda con lluvia, al llegar a Novelda ni gota. Los episodios de lluvia aquí son de mayor intensidad y más escasos. Además, hace mucho más frío en Elda. Gracias al microclima que tenemos, disponemos de recursos agrarios únicos, como es la uva embolsada del Vinalopó.

¿Qué te parece el clima de nuestra provincia y en especial el de nuestra comarca?

Tenemos un privilegio con nuestro clima. Para mí es el mejor del mundo y somos unos afortunados. No lo digo yo, solo hay que ver la cantidad de personas venidas del centro y del norte de Europa hasta nuestra provincia en busca de un único fin, nuestro clima. La vitamina que nos entrega el sol casi todos los días, no se compra en ningún sitio.

¿Qué significa el cambio climático para ti?

Es una evidencia. Estamos rompiendo las estaciones. Antes teníamos estaciones más acentuadas, ahora pasamos del frescor al calor de forma súbita y acentuada. No estamos disfrutando de las estaciones del año propias de las zonas templadas terrestres, o por lo menos de nuestra zona. Antes se disfrutaban más. Además, estas circunstancias afectan tanto al estado de ánimo como a los achaques de las personas. Los cambios bruscos atmosféricos los nota con mucha facilidad nuestro cuerpo. Fíjate que creo que para todo hay soluciones, o por lo menos intentarlo. Todo se genera con educación ya que si toda la religión que nos enseñaron se hubiese aplicado en educación ambiental, dejaríamos el mayor legado y la mejor herencia que se puede entregar a nuestros hijos.

¿Cuáles son los episodios atmosféricos que más te han marcado?

Hemos visto muchos. Eso sí, yo tengo una edad y algunos me han marcado para siempre. Riadas he visto muchas. Lo que impresiona es cuando viene la rambla por Novelda, puede ser desbordante, tanto que he llegado a ver cómo la rambla se llevó la fábrica de lonas y de olivas, incluso una fábrica de mármol, o ver desaparecer el campo de fútbol de la Magdalena anegado de agua. Aunque recuerdo mucho un año, creo que a finales de la década de los 50, cuando tenía seis años, que cayó una nevada tan espectacular, estando en casa de un familiar en el barrio de San Roque, que no pude volver a mi casa en dos días. También se me quedó marcada en la retina otra nevada, no tan fuerte, allá por el año 1981.

¿Tenemos memoria climática?

Pienso que sí que tenemos memoria climática. Un ejemplo son los refranes climáticos y cada uno de ellos conserva mucha sabiduría. Ahora ya no aciertan tanto. Creo que el calor que tenemos ahora no era tan intenso hace unas décadas. Además, parece que han cambiado las fechas de las lluvias. Aunque también hay ciclos.


Mariano tiene memoria, doy fe. Además, convierte muchas frases, dentro del contexto de la conversación, en irrefutables y con conocimiento de causa. No deja indiferente a nadie tanto en sabiduría como en juventud, porque su mente es una constante evolución que adquiere lo mejor de cada situación.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir