SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2668
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Izquierda Unida pide una reducción de los salarios municipales | Jesús Cruces

La agrupación de Izquierda Unida propone que el nuevo alcalde se reduzca el suelo un 50 por ciento pasando de 53.200 euros que decidió el Partido Socialista, a 2.129 euros mensuales que plantea Izquierda Unida, y el de los concejales un 25 por ciento, ascendiendo a 2.129 euros mensuales. También plantean reducir las asignaciones por asistencia a Junta de Portavoces y Junta de Gobierno, pero aumentaría la asignación por asistencia a comisiones y mantendrían la retribución por asistencia a plenos en 215 euros.

El equipo de gobierno lleva al pleno que se celebrará el martes 13 de junio la aprobación de salarios y liberaciones de los concejales, la designación de personal eventual y la composición de los órganos del Ayuntamiento. Sin embargo, contrariamente a lo que cabía esperar, para Izquierda Unida la propuesta no guarda relación con la idea de "ahorro tan vendido por PSOE y Compromís", pues además siguen manteniendo "la privación de derechos a todos los grupos municipales del Ayuntamiento".

Al respecto, el concejal de IU, Javier Rivera, ha señalado que con la propuesta del nuevo equipo de gobierno sigue por tanto la dinámica de la anterior legislatura del Partido Popular, cuando "se eliminaron todos los derechos de los grupos municipales de la oposición".

En definitiva, con la propuesta del Partido Socialista y Compromís los salarios de los concejales oscilarían entre 2.400 y 2.600 euros mensuales y los de la oposición quedarían en 1.200 euros brutos. Mientras que dejan al alcalde con un salario de 53.200 euros anuales, superando lo que van a cobrar el nuevo alcalde de Valencia o las nuevas alcaldesas de Madrid y Barcelona.

El equipo de gobierno reduciría a seis el personal de confianza, cuyos salarios oscilarán entre los 1.600 y 2.400 euros, pero la sorpresa es que se ha designado a todos ellos para su propio equipo, "dejando a la oposición sin la posibilidad de tener un secretario".

Izquierda Unida se manifiesta en contra de esta decisión pues su grupo ha defendido en reiteradas ocasiones que se rebajase un 25% el sueldo de los concejales, adecuar el número del personal de confianza y que todos los grupos municipales tuvieran voz y voto en todos los órganos municipales. Estas propuestas fueron, en su momento, bien recibidas por el Partido Socialista, que incluso llegó a aprobarlas en el pleno. 

Rubén Alfaro y Manuel Ibáñez, líderes del Partido Socialista y Compromís | Jesús Cruces

Órganos de gobierno

Izquierda Unida tampoco está de acuerdo con la propuesta que hacen el Partido Socialista y Compromis para el funcionamiento de la Junta de Gobierno, puesto que deja a la oposición sin voto, de forma que el PSOE ocuparía el 60 por ciento de la junta, pese a que tuvo sólo un apoyo electoral del 35 por ciento y Compromís el 40 por ciento con sólo un 8 por ciento de apoyo electoral.

En opinión de Izquierda Unida, el nuevo alcalde, Rubén Alfaro, y el edil de Compromís, Manuel Ibáñez, "tienen que entender que no tienen mayoría absoluta para disponer de cuestiones tan importantes a su libre albedrío, sin tener en cuenta la postura del resto de grupos de la oposición", lo que resulta a todas luces un caso de incoherencia con su pasado y con sus programas". 

Propuestas de IU

El concejal de Izquierda Unida, Iñaki Pérez, dio a conocer una serie de propuestas con el objetivo de dotar de las herramientas suficientes a todos los grupos municipales para realizar su labor. Sus propuestas supondrían un gasto para mover la maquinaria del equipo de gobierno de 428.020 euros anuales frente a los 567.750,82 euros que plantea el Partido Socialista (unos 100.000 euros menos que el anterior gobierno del Partido Popular).

Las propuestas a las que se refiere son las siguientes: inclusión con voz y voto de todos los grupos políticos en la Junta de Gobierno (3 representantes del PSOE y 1 representante del resto de grupos políticos); reducir la asignación por asistencia a la Junta de Portavoces y a la Junta de Gobierno a 100 euros en cada caso, pero mantendrían la asignación por asistencia a pleno en 215 euros y aumentarían la asignación por asistencia a comisiones informativas a 100 euros. 

En cuanto a los salarios de los concejales con dedicación exclusiva, proponen una reducción del 25 por ciento respecto a la anterior legislatura, lo que supondría 2.129,79 euros mensuales, estableciendo trece y media dedicaciones exclusivas, con lo que Izquierda Unida tendría una dedicación exclusiva completa. 

También plantean reducir el sueldo del alcalde un 50 por ciento, es decir que cobraría 2.839 euros mensuales, además piden que se realice un reparto equitativo del personal eventual con un cargo de confianza para todos los grupos municipales y tres para el equipo de gobierno y un salario del personal eventual de 1.600 euros mensuales. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir