SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 8745
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Su sobrino, Bruno Sarabia, muestra el pin en homenaje a José Joaquín | Jesús Cruces.

Los actos con pólvora de Moros y Cristianos de 2018 sentirán una ausencia especial, pues serán las primeras fiestas en las que no esté el eldense José Joaquín Sarabia, festero de corazón y camarógrafo de profesión, quien falleció hace meses con 46 años de edad. Algunos festeros y amigos han querido rendirle un sentido homenaje en el que era su acto favorito, el del alardo. Cada arcabucero lucirá un pin en su honor, en el que se podrá ver su perfil, un cañón y “1xJJ”. La idea es que cada tirador realice un disparo durante el alardo del sábado 9 de junio en su honor, lo que llenará de simbolismo el primer acto de pólvora de la fiesta.

Sarabia falleció a los 46 años el pasado mes de diciembre de forma repentina, dejando un hueco en el mundo de la fiesta, la cultura y los medios de comunicación.

El pin en homenaje a Sarabia se ha creado utilizando el logo del recuperado premio del Público del certamen Cortos de Aquí y de Allí. En el pin se puede ver un cañón así como “1xJJ”. Este pin se repartirá con cada kilo de pólvora para que cada festero lo luzca durante los actos de tiro. En total se han hecho 700 pines, parte de ellos se entregarán a su cuartelillo para que todos los amigos de José Joaquín puedan lucir este pin en recuerdo.

La idea de este homenaje surgió del cuartelillo Ahora Venís, vecinos de Los Cruzados Mágicos, al que pertenecía Sarabia. La intención es arropar a sus amigos en estos duros momentos, pues han sufrido dos bajas en poco tiempo, dos festeros de pro que disfrutaban de la fiesta al máximo. Los festeros también crearon un pin cuando falleció Pascual Pérez, miembro de los Cruzados Mágicos.


Escuadra Los Cruzados Mágicos con Joaquín Sarabia, el tercero por la derecha | Jesús Cruces.

Este será un acto simbólico para que cada tirador se sume de corazón. Su comparsa, la Cristiana guardará silencio durante un tramo en su memoria, desde el inicio del recorrido hasta el cruce de las calles Antonino Vera con Padre Manjón, que culminará en un emotivo disparo conjunto de toda su comparsa. Por otro lado, a cada tirador de las ocho comparsas restantes se les ha pedido que realicen uno de los disparos en su homenaje y recuerdo. Un acto cargado de emoción y simbolismo que cada festero hará pensando en José Joaquín.

Y es que aunque Sarabia disfrutaba de la fiesta, su trabajo como cámara le impedía salir en muchos actos, pero los cubría tras su cámara. El año pasado, el de sus últimas fiestas, fue el más especial, pues su escuadra, Los Cruzados Mágicos hizo historia al sacar por primera vez en Elda un cañón en los actos de alardo, coincidiendo con su 25 aniversario.

Tanto desde su comparss de Cristianos, como desde Junta Central de Comparsas se ha acogido muy bien esta idea, pues Joaquín era una persona muy querida que siempre ha estado muy ligado a los Moros y Cristianos, tanto por su trabajo como festero.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir