SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1570
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La Cremá de la Falla Oficial comenzó a las 23:45 horas ante la mirada de decenas de eldenses | Jesús Cruces

Las Fallas se despidieron anoche de Elda hasta el 2016. Con emoción contenida cientos de falleros vieron anoche cómo el fuego reducía a cenizas los 18 monumentos que se plantaron el pasado jueves. El primer monumento que se encendió fue la Falla Oficial, de los artistas eldenses José Conejero y Francisco Sierra; el último, el de Joaquín Rubio, titulado “Regreso a Eldaput” de Huerta Nueva, obra que obtuvo el primer premio. 

La Cremá comenzó antes de lo previsto, aproximadamente a las 23:45 horas las Falleras Mayores de Elda encendieron desde el Ayuntamiento la falla de la Junta Central, situada en la Plaza de la Constitución; a partir de la medianoche las llamas fueron avanzando hasta que no quedó un monumento en pie. Desde diferentes puntos de la ciudad se podían escuchar los cohetes que anunciaban que un monumento comenzaba a arder. Las Falleras Mayores de cada comisión encendieron las tracas que dieron paso a los fuegos artificiales y al fuego, que fue controlado por los bomberos.

Anoche los falleros tenían sentimientos encontrados: por un lado, disfrutaban del espectáculo protagonizado por la pólvora y el fuego, pero el por otro, sentían cierta tristeza por el final de sus fiestas, cuatro días repletos de actos en los que la hermandad y el compañerismo reinaron en cada distrito fallero.

El último acto oficial de las Fallas de 2015 fue la Cremá de la Falla Huerta Nueva, que tuvo lugar a pocos minutos de las dos de la madrugada. A este acto asistieron la presidenta de la Junta Central de Fallas, Chelo Moya, las Falleras Mayores de Elda, Nerea Tortosa y Naiara García, sus Damas de Honor, el alcalde, Rubén Alfaro, así como diferentes ediles del equipo de gobierno. La presidenta de la Junta Central de Fallas, una vez finalizó la Cremá, aseguró con alegría que esta se realizó sin incidentes.

El día fue intenso, pues los falleros apuraron la última jornada de las fiestas del fuego con múltiples actos. Además de las diferentes actividades que se realizaron en cada distrito fallero, por la mañana se quemó la falla de la residencia de ancianos el Catí, acto al que acudieron representantes institucionales y festeros. Seguidamente la comitiva se desplazó hasta la rotonda "Fallas Elda" donde, a partir de las 13:30 horas, la pólvora fue la protagonista de la sonora Mascletá. Por la tarde tuvo lugar uno de los actos más solemnes de las fiestas, la procesión de San Crispín y San Crispiniano, en el que los miembros de las nueve comisiones se pusieron sus mejores galas para acompañar a los Patronos de las Fallas por las calles del centro de la ciudad.

La Fallera Mayor de Elda, Nerea Tortosa, durante la procesión | Jesús Cruces

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir