Imprimir
Visto: 1384
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Vicente, González y Gómez han visitado las instalaciones del colegio Miguel Hernández | Jesús Cruces.

Una inspección realizada en el colegio Miguel Hernández detectó que el centro sufre graves deficiencias en la instalación eléctrica,  lo que provocaría el cierre del mismo si no se realizaba una intervención. Por ello el Ayuntamiento de Elda, a través del área de Servicios Públicos, ha anunciado que acometerá obras de reparación, conservación y mantenimiento. La reparación, que tendrá un coste de 44.145 euros y comenzará antes de final de año, se realizará durante los fines de semana y tardes para afectar lo menos posible la actividad en las aulas.

Algunas de las deficiencias que se detectaron son la falta de todas las luces de emergencia, la toma de corriente carece de protección infantil en su base en todo el colegio y hay que sustituir el cuadro general por múltiples deficiencias graves. Además, en la cocina falta la toma de tierra en algunos electrodomésticos. Todas las carencias del sistema eléctrico se detallan en una memoria de seis páginas.

El edil de Servicios Públicos, Eduardo Vicente, quien ha visitado el colegio junto al concejal de Educación, Fernando Gómez, ha destacado que "el centro escolar fue revisado en septiembre de 2014 por una empresa especializada y detectó deficiencias graves en la instalación eléctrica". En el informe que redactaron se indicaba que de no llevarse a cabo la reparación, se podría suspender el suministro.


El edil de Educación y la directora del colegio | Jesús Cruces.

Aprovechando esta actuación, los técnicos cambiarán el alumbrado e instalarán luces tipo led, lo que supondrá un ahorro de consumo.

Para poder acometer las obras, el equipo de gobierno llevará al pleno ordinario de mañana jueves una modificación de crédito por vía urgente. Gómez ha destacado que "era una prioridad, por esa razón no hemos querido esperar a tener los presupuestos de 2016, la obra no se podía demorar más".

La directora del centro, Natalia González, ha lamentado que hasta ahora el colegio Miguel Hernández, en el que estudian actualmente 336 alumnos, "tiene problemas con el sistema eléctrico que es el original de cuando se construyó el centro hace más de 30 años". 

 

Etiquetas