SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1304
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La asistencia de público superó con creces las expectativas

Las jornadas sobre la Guerra Civil en nuestra localidad el pasado fin de semana, organizadas por la nueva Sede Universitaria de Elda, constituyeron un éxito de público, pues no es frecuente que más de 150 personas se den cita en una charla, lo que demuestra que este tema despierta un gran interés. La calidad del ponente, el profesor de la Universidad de Alicante, José Ramón Valero Escandell, fue sin duda uno de los alicientes. 

Las jornadas constaban de dos momentos, ambos dirigidos por el profesor eldense: la charla en el salón de actos del colegio Padre Manjón el viernes y una visita guiada el día siguiente por los edificios relacionados con la Guerra Civil en nuestra ciudad. El elevado número de asistentes obligó a organizar dos rutas en lugar de un único recorrido.

La directora de la Sede Universitaria, profesora también de la Universidad de Alicante, Rosario Navalón, ha realizado hoy lunes una valoración del acto y ha declarado que están satisfechos con el éxito de las primeras jornadas celebradas por la sede en el inicio de sus actividades, tanto por la asistencia a la conferencia de 150 personas, como por los dos grupos de unas cincuenta personas cada uno para participar en las rutas guiadas.

Rosario Navalón cree que ha quedado demostrado que en Elda existe un interés por actividades que tengan a la ciudad como eje central y, por ello, el próximo 28 de abril realizarán otro acto dedicado al emprendimiento y la innovación con Elda como telón de fondo, de la que informaremos próximamente.

El profesor eldense José Ramón Valero es especialista en la etapa de la Guerra Civil en nuestra localidad y publicó hace varios años un libro titulado El territorio de la derrota  sobre los últimos días del gobierno republicano en Elda y Petrer. En su charla explicó la transformación del paisaje, pero también de las mentalidades de los habitantes de Elda para adaptarse a la nueva situación bélica y de posguerra. El profesor quiso diferenciar entre Historia y Memoria, es decir, el relato de los grandes momentos a cargo de los historiadores, frente a la memoria de las vivencias de los ciudadanos: "La memoria o es de consenso o de conflicto, y somos un país de conflicto, como sintetiza la Guerra Civil en estado puro".

En su documentada ponencia habló de la gran pujanza de la industria local que terminó con la guerra, "que significó el final del Elda, París, Londres". Recordó personajes destacados como los últimos alcaldes de la República, así como la creación de la SICEP o las colonias escolares. Documentó también la gran cantidad de refugiados que acogió la ciudad -un total de 2.500 en 1937-, entre niños y heridos en los numerosos hospitales habilitados en la ciudad, o la creación de una Escuela de Formación Profesional y la intensa actividad cultural incluso durante la guerra.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir