SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 7824
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los Contrabandistas recrearon las luchas a navaja entre bandoleros | Jesús Cruces.

La lluvia que cayó ayer en Elda, tras una mañana muy calurosa, durante las primeras horas de la tarde hizo temer a los festeros lo peor. La llovizna cesó y Entrada Cristiana comenzó una hora y media más tarde de lo previsto pero con un cielo totalmente despejado, a las 19:30 horas. Este fue un desfile colorido en el que los eldenses derrocharon un gran sentimiento festero.

La triunfal Entrada Cristiana la inició la Asociación Músico Cultural Eldense Santa Cecilia de Elda, que fue recibida frente a la tribuna de autoridades por el presidente de la Junta Central de Moros y Cristianos, Pedro García, el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, y el presidente de Santa Cecilia, Pedro Maestre. Este fue sin duda un reconocimiento a la importancia de la música en los Moros y Cristianos de Elda y, sobre todo, a la banda más importante de la ciudad, pues la Agrupación Músico Cultural Santa Cecilia supera los cien años de vida. A continuación desfiló el Embajador Cristiano, Isidro Juan, a lomos de su caballo, seguido por los estandartes de las cinco comparsas cristianas.

Entonces llegó el momento más esperado por el público, el vistoso boato a cargo de los Contrabandistas. Los colores rojo y negro marcaron la estética del acto, de hecho, los festeros en su mayoría lucían camisa y pantalón negro con las iniciales BC bordadas en rojo a modo de logotipo de una ganadería taurina. El boato se inició con una coreografía de baile que simulaba las luchas a navaja entre clanes, simbolizada con un gran artefacto en forma de araña cuyas patas eran estos cuchillos. Les seguía un rojo campo de claveles en el extremo de la lanza de un escuadrón y luego dos enormes bueyes para recordar las largas noches en las que los bandoleros debían trasportar sus provisiones y dormir al raso cerca de una buena hoguera. Un carroza con músicos tocando cajas de percusión detrás de un grupo bailarinas cerraron este boato que despertó el aplauso del público a su paso.


La comparsa Piratas ha desfilado con la alegría que les caracteriza | Jesús Cruces.

Tras los Contrabandistas desfilaron al son de la alegre música Cristianos, Piratas, Estudiantes y Zíngaros. El alcalde, Rubén Alfaro, no quiso perderse la Entrada Cristiana y desfiló con su comparsa al frente de un gran escuadrón de los Estudiantes, como viene haciendo en los últimos años. Cuando comenzó el bando Moro, las Huestes del Cadí acallaron los pasodobles y marchas cristianas con sus majestuosas marchas, le seguían Musulmanes, Marroquíes y Realistas. 

El desfile concluyó poco antes de la una de la madrugada en la calle Padre Manjón, una hora y medía más tarde de lo previsto pero con las mismas ganas e ilusión. Durante todo el itinerario el público aplaudió a su paso a los festeros y demostraron que disfrutaban tanto como las escuadras.

La tribuna de autoridades contó ayer con el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, la Secretaria General del PSPV-PSOE provincial de Alicante y diputada en las Cortes Valencianas, Ana Barceló, y el diputado socialista Herick Campos.

Un estudio reciente afirma que las fiestas de Moros y Cristianos tienen una repercusión económica en la ciudad cercana a los ocho millones de euros. La armonía y seriedad con la que se toman la fiesta los miles de comparsistas de Elda, que lucieron una estética impecable, dieron fe del gran volumen de trabajo que generan entre diseñadores, modistas, maquilladores, peluqueros, esteticistas, así como en el campo de la bisutería o zapatería, por no hablar de la hostelería, tanto en los cuartelillos como en los bares y restaurantes de Elda, los cuales vieron cómo el horario de la cena se trastocaba completamente al acabar el desfile más tarde de lo habitual a causa de la lluvia que obligó a retrasarlo una hora y media por seguridad. En muchos bares de Elda, todavía había personas cenando a la 1 de la madrugada.

Hoy domingo, tras la diana de las 8 de la mañana, apta para festeros no trasnochadores, se celebra el Desfile con la Ofrenda de Flores a San Antón a las 11 de la mañana desde la Plaza Castelar. A continuación tendrá lugar la Misa solemne en honor al santo a las 12:30 horas en la iglesia de Santa Ana, presidida por el sacerdote José Antonio Córdoba. La Entrada Mora comenzará a las 6 de la tarde, para llenar las calles del sonido de variadas marchas moras, así como de la elegancia de este bando, que irá seguido del colorido y alegre bando cristiano.


A pesar de iniciar el desfile con retraso, las tropas cristianas han derrochado sentir festero | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir