Imprimir
Visto: 1913
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Tras la conferencia firmó libros pero también algunas de sus exitosas columnas | Jesús Cruces.

El escritor y periodista Juan José Millás clausuró ayer con un éxito la 29ª edición del Ciclo "Otoño Cultural" de Petrer, unas 300 personas llenaron el salón de actos de Caixa Petrer para escuchar con atención durante casi dos horas a este amante de las letras, quien habló sobre su literatura y periodismo con la ironía y la cercanía que tanto le caracterizan. Sorprendió cómo el público estuvo durante el acto en un completo silencio, solo roto por momentos de risa por algunas de sus bromas, empapándose con las palabras del escritor. Muchos asistentes tras el acto se acercaron para darle la enhorabuena por la conferencia mientras firmaba libros y alguna que otra de sus columnas. 

Millás cuenta con una amplia trayectoria, a sus 71 años ha publicado casi 20 obras que han sido traducidas a 23 lenguas, así como innumerables columnas de opinión en prensa, además, en 2007 fue Premio Planeta. Aunque comenzó en la literatura, admitió en Petrer que para él el periodismo es una gran pasión. Aseguró que escribe para "evadirse de la realidad, parece que en este mundo algo no encaja bien, la realidad está rota, en mis obras puedo crear una que tiene sentido, por eso me gusta tanto escribir y creo que los lectores recurren a los libros por la misma razón. La literatura la considero un acto de rebeldía contra el sistema".

Millás ofreció una conferencia durante cerca de dos horas | Jesús Cruces.

Además recalcó la importancia que la literatura tiene para el mundo, pues para Millás "sin una base humanística el mundo está perdido, las personas deben aunar ciencia y letras. Sin la masa crítica que creo conforman los escritores y periodistas nada sería igual, son pocos pero consiguen transmitir valores esenciales".

Sobre su faceta periodística, lo único que lamenta es haber comenzado a escribir en la década de los 90, pues le "gusta tanto que tenía miedo de fracasar, pero cuando El País me ofreció la posibilidad de ser columnista no lo dudé, eso sí, huí de lo tradicional, todos hablaban de política, yo quise salirme de los márgenes. Aunque fue arriesgado escribía sobre la vida cotidiana, eso sí, con significado, y funcionó". Por otro lado, dijo que aunque hay quien le llama "columnista literario", y no le parece correcto, pues "la literatura y el periodismo tiene fronteras tan permeables que no le veo sentido, mi periodismo se ha enriquecido de mi literatura y viceversa".

Por último, bromeó sobre la crisis actual, dijo que cuando él era joven "si se le decía a los padres que querías ser escritor, te pegaban una colleja o te intentaban convencer para cambiar de opinión, hoy en día esto ha cambiado, hay tan poco trabajo que lo ven una salida muy buena".


Más de 300 personas llenaron el salón de actos | Jesús Cruces.

Etiquetas