SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 5057
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cientos de personas acudieron a esta misa | Jesús Cruces.

Cientos de personas asistieron ayer en la Plaza Castelar a la eucaristía que se celebró con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal en 1917. La parroquia de la Inmaculada, a la que pertenece la imagen, transformó la concha de este espacio de recreo y disfrute en un altar a las 20 horas presidido por la Virgen. 

Los actos comenzaron a las 19 horas con el rezo del Rosario de Fátima en la parroquia de la Inmaculada,  tras el cual dio comienzo la procesión de la Virgen hacia la plaza Castelar, precedida por los estandartes de las cofradías de la ciudad así como el Apostolado de Adoración de Petrer. Cientos de fieles arroparon a la imagen y en su camino interpretaron diversas piezas religiosas como Una madre no se cansa de esperar. La eucaristía comenzó pasadas las 20 horas como "una llamada a la conversión de los pecadores". Se recordó que el Papá Francisco se encontraba en Fátima para celebrar este acontecimiento y canonizar a dos de los niños a los que se les apareció la Virgen, ya proclamados beatos en el año 2000 por San Juan Pablo II: Francisco y Jacinta Marto. 

Una vez concluyó la misa se llevó a cabo una procesión con velas hasta la parroquia de la Inmaculada que dio por finalizada esta conmemoración.

En el acto colaboraron dos grupos de fieles de Elda que viajan cada año a Fátima en peregrinación: Amigos de Fátima y el grupo Virgen de la Salud.


Los fieles portaron a hombros a la imagen hasta Castelar | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir