SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 9084
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de la Entrada de Bandas de 2016 en la que sí había público en la plaza | Jesús Cruces.

La Entrada de Bandas que inicia la fiesta de Moros y Cristianos de Elda sufrirá este año una serie de modificaciones por motivos de seguridad. Por ello, ningún festero podrá ver el acto desde la plaza de la Constitución como se venía haciendo hasta ahora, a excepción de las personas que forman parte del protocolo y del grupo de disminuidos físicos, a los que se les acotará un espacio junto al Castillo de Embajadas. Este es el acto más multitudinario de fiestas y cada año se va a ir ampliando la seguridad porque conlleva un gran peligro.

Estas medidas de seguridad, que se han tomado por parte de Policía Local, Nacional, la técnico que ha desarrollado el Plan de Emergencias y Protección Civil, conllevan la restricción del acceso exclusivamente a vecinos a dicha plaza por las calles Espoz y Mina, Plaza de San Agustín y el callejón junto al Ayuntamiento. Así nadie podrá entrar a la plaza como se venía haciendo hasta ahora. Además estarán cortadas las calles La Purísima y La Iglesia. Para este acto se movilizarán 30 agentes de la Policía Local, una docena de voluntarios de Cruz Roja, que cuenta con camilla y un médico, así como agentes de refuerzo de la Policía Nacional y voluntarios de Protección Civil. 


Imagen del proyecto del Plan de Emergencia | Jesús Cruces.

Esta decisión se comunicó en la última Junta de Seguridad alegando motivos de seguridad, puesto que si hubiese una avalancha se podría evacuar a la gente por estas calles cortadas, pues se estima que hasta unas 10.000 personas pueden concentrarse en las calles Colón y anexas.  

La Entrada de Bandas es el acto más multitudinario y el que tiene en vilo a los agente por el riesgo que supone reunir a tanta gente en una misma zona. Por ello cada año se va a ir mejorando la seguridad con el fin de evitar cualquier peligro. 

En un principio los vecinos estaban preocupados por las dificultades para acceder a sus domicilios, pero el Intendente General de la Policía Local, Francisco Cazorla, y la edil de Fiestas, Laura Rizo, han asegurado que los vecinos de la zona tendrán fácil acceso a sus viviendas como en años anteriores. Además, el Intendente ha remarcado que "en estos actos lo que prima es la seguridad y no el hecho de que se pueda ver en primera línea". No obstante señala que "las fiestas de Elda son muy tranquilas y es de agradecer a los festeros su civismo".

Por parte de la Junta Central de Comparsas, su presidente, Pedro García, sin entrar a valorar las medidas de seguridad, que considera importantes, ha declarado que le gusta que los festeros puedan estar inmersos en los actos pues "cuanto más calor de público, más bonitos son".

Señalítica

Además, Cazorla ha asegurado que para que sean más lucidas y no romper la "magia" de cada acto, sobre todo para fotógrafos y cámaras de vídeo, este año "la Junta Central puede tapar las señales de tráfico durante cada acto festero, aunque deberán descubrirlas cuando no haya actividades oficiales, a pesar de que las calles estén cortadas al tráfico".

En ell año 2012 por primera vez se taparon las señales de Elda durante los cinco días de Moros y Cristianos, idea que pronto se extendió a otras poblaciones festeras. Sin embargo, el pasado año no se pudo tomar esta medida alegando motivos de seguridad durante todas las fiestas. 


En 2012 se taparon por primera vez las señales de tráfico | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir