SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 23580
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El colegio ha iniciado un protocolo para evitar que la enfermedad se extienda | Jesús Cruces.

Un alumno de primer curso del colegio Padre Manjón acaba de ser diagnosticado de tosferina, una enfermedad de las vías respiratorias poco común en España, altamente contagiosa y que afecta sobre todo a niños y bebés. El centro rápidamente ha activado el protocolo y ha enviado una circular a los padres cuyos alumnos han tenido contacto con el menor para que inicien un tratamiento preventivo, a pesar de estar vacunados en su mayoría.

El Centro de Salud Pública de Elda, tras detectar este caso en un pequeño de siete años, rápidamente ha iniciado un protocolo para evitar el contagio de esta grave enfermedad entre los niños, por ello ha indicado al centro cómo actuar. Los padres de los niños afectados han recibido una circular para que los pequeños empiecen cuanto antes un tratamiento preventivo con antibióticos, como también lo harán los profesores y la familia del enfermo, por lo que las familias deben acudir a sus pediatras para que se lo prescriban. 

Desde Padre Manjón han explicado que hace unas semanas el centro de salud acudió al colegio para retomar la vacunación de los pequeños, pues a partir de 2015 se dejó de vacunar a más de 129.000 niños por falta de abastecimiento de dosis por parte de la Conselleria de Sanidad. Fuentes de Padre Manjón informaron a Valle de Elda que desde el Centro de Salud llegaron muy tarde de otro colegio, fue a las 11:40 horas por lo que no dio tiempo a organizar en condiciones la vacunación de 300 niños, aunque solo quedaron unos 20 pequeños por recibir la dosis, por lo que se les indicó que acudieran a su pediatra.

La madre del afectado acusa directamente a la Conselleria de Sanidad, que es la responsable de la salud de los niños y no el colegio, debido a la falta de organización y de previsión a la hora de que el personal del Centro de Salud realizara las vacunaciones, ya que tuvieron muy poco tiempo para hacerlo, pues los niños sí que contaban con la autorización de sus padres y se quedaron sin recibir su dosis. Los niños que quedaron por vacunar están citados en el Centro de Salud de Acacias mañana jueves a las 17 horas.

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, OMS, la eficacia de la vacuna es del 71 al 85 por ciento y en todo el mundo se producen entre 30 y 50 millones de casos y más de 300.000 muertes anuales, por lo que su rápida detección es esencial. Esta enfermedad se caracteriza por inflamación traqueobronquial y accesos típicos de tos violenta y espasmódica con sensación de asfixia que terminan con un ruido estridente durante la inspiración (estridor inspiratorio).

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir