SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1633
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen de la Plaza del barrio de La Casa de la Juventud | Jesús Cruces.

Los parques y calles de la ciudad cuentan con 504 bombillas de vapor de mercurio que se deben retirar de forma progresiva y sustituir por luces led, puesto que además de que ya no existen recambios para las mismas, se deben cambiar por ley, de esta forma se conseguiría un alumbrado más eficiente y un ahorro energético. Las actuales bombillas de mercurio se apagan de forma continua dejando varias zonas a oscuras durante la noche entera. El edil responsable, Eduardo Vicente, ha señalado que "se van a ir sustituyendo gradualmente, cuando se averíen o bien cuando tengamos presupuesto para mejorar la iluminación por fases".

Una de las zonas afectadas por este problema es el parque que se encuentra en el barrio de la Casa de la Juventud, donde el mal estado del cableado y de las luminarias ha provocado que el edil haya decidido condenar el actual sistema e instalar focos de luz para alumbrar el parque, pues es una obra menos costosa que levantar el suelo del mismo.

Estas bombillas de vapor de mercurio se encuentran sobre todo en parques como el Severo Ochoa o en la misma Plaza Mayor, entre otros puntos de la ciudad. Esta mejora comenzó hace unos meses cuando se sustituyeron las de la Plaza del Zapatero puesto que se apagaban con frecuencia, y desde hace meses ya no han dado ni un solo problema, explica Vicente.

Esta iluminación obsoleta ya no es eficiente, así lo demostró la auditoria energética que se presentó hace unas semanas, y por ello el edil de Inversiones y Obras espera contar con el presupuesto este mismo año en la partida de las obras financieramente sostenibles así como con otra partida en el presupuesto de 2018 para poder realizar varios proyectos en la ciudad y sustituir este alumbrado por uno más eficient, así como renovar el cableado y los cuadros de mandos.

Además están estudiando la mejora de iluminación de distintos barrios de la ciudad, como la sustitución del alumbrado de la calle El Greco del barrio Las 300, pues los vecinos se quejan por falta de luz. Vicente ha asegurado que este es un problema del mal estado del estado de la instalación y no solo de las bombillas.

Recordamos que la ciudad cuenta con unas 7.500 farolas, y el cambio de estas más de 500 luminarias marcaría el comienzo hacia el camino para alcanzar la eficiencia energética, según el edil.


Vicente espera cambiar estas luces en los próximos dos años | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir