Imprimir
Visto: 6219
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los hechos ocurrieron fuera del restaurante | Vaig a Peu

La Policia Judicial está investigando el presunto homicidio de un eldense de 56 años, gerente del restaurante de montaña Daniel Esteve "Rabosa", ubicado en Petrer. Así se descarta la posibilidad de que el hombre sufriese un accidente. El suceso ocurrió el pasado sábado y según fuentes de la Policía Nacional de Alicante la investigación está centrada en un supuesto asesinato, cuyas causas todavía se desconocen, aunque se cree que el hombre llevaba entre 600 y 1.000 euros en efectivo cuando esa mañana abrió el restaurante, concretamente antes de las siete horas, por lo que no se descarta que el móvil fuese el robo. Al parecer era habitual que todos los fines de semana, el gerente de Rabosa llevase esa cantidad para realizar pagos en efectivo, como era su costumbre, según fuentes cercanas.

Como indicó Valle de Elda, fue una trabajadora la que encontró el cuerpo del gerente todavía con vida junto a un charco de sangre cuando llegó al restaurante a primera hora de la mañana. También encontraron una piedra manchada de sangre, pero debido a que se ha decretado el secreto de sumario, por el momento no se conocen otras pistas que permitan esclarecer un suceso que ha conmocionado tanto a los ciudadanos de Elda como de Petrer. Inmediatamente, la trabajadora llamó a una ambulancia y a la mujer del fallecido, que acudió enseguida al lugar de los hechos, acompañada por un familiar, donde también se personaron agentes de la Policía Local de Petrer.

El hombre falleció sin que se pudiera hacer nada por su vida. Más tarde, el cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense donde hoy lunes se le está practicando la autopsia, por lo que se espera que el cuerpo llegue al Tanatorio de Elda a lo largo del día de hoy, donde será velado por sus familiares y amigos, que todavía no asimilan este terrible suceso.

Al parecer la víctima habría sufrido algún tipo de amenazas a través del móvil que ahora se están investigando por parte de la Policía Nacional. En su círculo más próximo no se explican lo ocurrido puesto que la víctima era un hombre trabajador y una persona normal, centrado en su familia y en su trabajo, y que todos los fines de semana llevaba la gerencia de este conocido restaurante local desde hacía varios años.

El sepelio tendrá lugar mañana martes 26 de septiembre, a las 10 horas en el Tanatorio de Elda.

Etiquetas