SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 4926
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Miembros de la parroquia han presentado esta mañana su proyecto | Jesús Cruces.

La parroquia de San Francisco celebra el domingo 19 de noviembre el final de la campaña "Trabajo digno, para una sociedad decente" y la primera Jornada Mundial de los Pobres, proclamada por el Papa Francisco, que finalizan con una romería hasta la ermita de San Crispín y San Crispiniano, patronos zapateros, con salida caminando a las 10:30 horas desde la parroquia.  Una vez en la ermita, a las 12:30 horas, cada uno de los más de veinte grupos realizará una ofrenda y se procederá a la lectura de un comunicado, puesto que la misa se celebrará el sábado anterior a las 20 horas o el mismo domingo a las 9 horas.

En esta campaña de la parroquia de San Francisco de Sales se ha utilizado la metodología "Ver, juzgar y actuar", con el objetivo de visibilizar los problemas que hay en la sociedad eldense tanto social como laboralmente. Tras un intenso proyecto en el que han recogido testimonios de decenas de personas, han podido comprobar la dura situación que viven algunos eldenses, explica uno de los miembros del sector joven de la parroquia, César Martínez. Su intención ha sido, según el párroco Julio César Rioja,  "poner caras y no quedarse simplemente en unas cifras"

Por su parte, Adolfo de Haro, representante de la HOAC, ha afirmado que "tanto la sociedad civil como las administraciones públicas deben hacer algo, involucrarse para revertir las dramáticas cifras, pues no puede haber más de 6.000 parados en Elda y que existan más de 10 millones de euros en las arcas municipales". Por todo ello,  han realizado nueve propuestas entre las que destacan que la sociedad debe formarse en una nueva ética sobre el trabajo en al que se excluyan los comportamientos fraudulentos y se acabe con la economía sumergida, que en Elda no solo se da en el sector del calzado sino también en el de servicios pues "está arraigada" y también que se atienda a las personas desempleadas y en riesgo de exclusión social. 

Y es que han denunciado que en torno al 50% del calzado que se realiza en Elda está dentro de la economía sumergida pero que en el sector servicios también se da, por lo que se debe cortar de raíz. 

Para este acto final del próximo domingo cada grupo que ha participado en este proyecto ha preparado una ofrenda, entre ellos entidades como HOAC, Acción Católica, Cáritas, Pobreza Cero, Comercio Justo o Karit, entre otros. Al finalizar se hará una comida de sobaquillo a las 13:30 horas, y se dispondrán mesas y sillas para los asistentes.  Al acto están invitados todos los grupos parroquiales, los feligreses, familiares y amigos que quieran acompañarles. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir