SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1171
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El pozo, ubicado en Salinas, cuenta con una nueva bomba de agua | Jesús Cruces.

El pozo de agua conocido como Garrincho en el término municipal de Salinas volverá a entrar en funcionamiento mañana miércoles, una vez que quede definitivamente instalada la nueva bomba de agua, que ha sido sustituida porque debido a los años estaba estropeada. El coste de la obra ha sido de 86.000 euros y con su funcionamiento la ciudad volverá a disponer de 175 metros cúbicos de agua a la hora, ya que este pozo tiene un fondo de unos 405 metros.

El pozo Garrincho, junto a otros dos ubicados en Salinas, abastecen regularmente de agua a la ciudad. El Ayuntamiento de Elda tiene previsto reparar en los próximos quince días otro de los pozos que está deteriorado. Se trata del pozo Esperanza, y con su reparación, los tres pozos que abastecen a Elda estarían a pleno rendimiento. 


El pozo volverá a entrar en funcionamiento mañana miércoles | Jesús Cruces.

No obstante, el Ayuntamiento sigue manteniendo el contrato de suministro de agua potable firmado con Villena puesto que se puede utilizar en caso de emergencia a lo largo del año. De hecho, este contrato permite el consumo de 150.000 metros cúbicos durante un año. 

Así el agua se sigue extrayendo de los acuíferos de Salinas que proporcionan el suministro de agua a la ciudad, al menos durante los próximos cien años.

Conducciones

Los tres pozos de Salinas pasan por una tubería principal en un entramado que va por fases, la primera abarca hasta La Torreta y cuenta con 150 años de antigüedad. Desde este punto parte otra conducción doble que va hasta las piscinas de San Crispín, que tiene 17 kilómetros y presentan en este momento varios problemas. Uno de estos problemas se encuentra en el tramo inicial, otro problema afecta al canal subterráneo y un tercero a un tramo que está bastante obstruido, precisamente es este el que ahora se va a someter a un estudio hidráulico para poder cambiarlo en un futuro próximo. 

De hecho, técnicos de la Universidad Politécnica de Valencia van a hacer un estudio al respecto para buscar una solución a esta conducción y ver si merece la pena hacer cambios. Este estudio se reflejará en un convenio entre el Ayuntamiento y la Universidad. En la actualidad se pierde en esta conducción un 18 por ciento de agua, puesto que son tuberías hechas con materiales que acusan el paso del tiempo, presentan retenciones de cal y su hormigón está en mal estado. 

Temas relacionados

Elda comprará por emergencia el agua a Villena hasta que se reparen los pozos de Salinas

Alertan del "riesgo inminente" del suministro de agua potable en Elda

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir