SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2632
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
"Fuimos Petrarium" de Manuel Villena, reflexiona sobre el origen del topónimo de Petrer | Jesús Cruces.

El origen del nombre de Petrer ha sido estudiado por numerosos autores a lo largo de los años. Ninguna de estas reflexiones ha respondido a las inquietudes del petrerense Manuel Villena, que presenta mañana la obra Fuimos Petrarium¸ un estudio en el que fusiona las investigaciones arqueológicas y lingüísticas por primera vez para demostrar que el nombre de la localidad proviene del latín y significa cantera. Con esta obra siente "el convencimiento de estar tocando por fin el verdadero origen del nombre de la villa".

Dos años y medio de investigación han sacado a la luz la primera hipótesis sobre el topónimo Petrer, que se basa en las circunstancias del primer asentamiento humano en el actual núcleo urbano del municipio, situado en los siglos II y III. El descubrimiento en 2007 del complejo alfarero en la actual calle La Fuente ha demostrado, según indica Villena, que "el primer asentamiento se especializó en la elaboración de materiales para la construcción, en concreto se creaban tejas y ladrillos. Así se pone sobre la mesa que el topónimo 'Petrer' proviene de la palabra latina 'Petrarium', que en castellano significa 'cantera'", indica Manuel Villena. Para este petrerense "que en el siglo II se empezase a explotar la zona junto a la rambla de Puça para sacar arcilla es la base del pueblo. La tradición cantera y alfarera puso nombre a este poblado que, en un principio, lejos de ser una villa clásica, fue meramente una zona de procesado industrio-artesanal".

Este joven de 31 años tiene la escritura como su pasión y afición. Además, lleva 17 años en la Unión Musical de Petrer y trabaja en su empresa familiar Caravanas Vinalopó. Lamenta haber encontrado su vocación por las letras tarde, pues se salió del instituto sin tener el graduado, que obtuvo después, para sacarse la FP de electromecánica. "Si muchos de mis profesores me vieran, esos a los que no les hubiese gustado tenerme entre sus alumnos, alucinarían, pero me enderecé rápido", ha indicado.


Manuel Villena se declara un amante de Petrer y su historia | Jesús Cruces.

Esta es su tercera obra, en 2008 publicó el poemario Tiempo y en 2014, el libro 1779. Las calles perdidas de Petrer, un libro de investigación histórica en el que se detalla la trama urbana anterior a la construcción de la iglesia de San Bartolomé en dicho año. Todas sus publicaciones han sido posible gracias a la colaboración de la Concejalía de Cultura del municipio, pues las edita dentro de la colección Mosaic.

El trabajo de Villena es fruto del gran interés por su localidad natal. Cree que el vivir durante 27 años en el casco antiguo le ha hecho sentir la historia de Petrer como la suya propia y "querer respuestas seguras sobre la misma". Afirma que no sabe si continuará investigando sobre el municipio pues "parece que todo está estudiado, aunque eso dije en 2014 y aquí estamos", bromea.

Manuel Villena está satisfecho con sus libros: "A mí las publicaciones me dan más de lo que espero de ellas, la gente encuentra en mis libros el mismo sentimiento que yo al hacerlos, pasión y amor hacia el municipio, su historia y que responda a las dudas sobre Petrer”. Fuimos Petrarium se presentará mañana viernes día 9 a las 20:30 horas en el Centro Cultural de la villa. El ejemplar se podrá comprar en la misma presentación o en las librerías de la localidad a partir del próximo lunes.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir