SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1006
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

La Policía Local recibió el pasado domingo por la tarde la llamada de una vecina de la zona Centro alertando de que un gato se encontraba atrapado entre la rejilla frontal y el radiador de una furgoneta que estaba estacionada. Una vez personada una dotación policial observó que el animal presentaba distintas lesiones, aunque estaba vivo porque no paraba de maullar

Ante la imposibilidad de localizar al conductor del vehículo, se optó por dar aviso a los Bomberos para que sacaran al animal, desmontando la rejilla interior de ventilación. Debido a la situación en la que se encontraba el animal, los agentes dieron aviso a una veterinaria, la cual de manera urgente y desinteresada se hizo cargo de la situación en su clínica, situada en la calle Pablo Iglesias, aunque no se pudo revertir la situación de extrema gravedad que las lesiones le habían provocado y se optó por la eutanasia ante el sufrimiento que padecía el animal.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir