Imprimir
Visto: 6707
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Descamación en un cachorro

La piel de nuestras mascotas puede estar colonizada por bacterias, hongos y parásitos que pueden afectar a las personas, que es lo que conocemos por zoonosis. La estructura de nuestra piel es similar a la de nuestras mascotas y podemos compartir estas enfermedades. Por esto es tan importante mantener en buen estado la piel de nuestro animal. 

En este artículo vamos a comentar las enfermedades de la piel que pueden afectar a nuestro perro y/o gato y que podemos dividir en tres grupos: 

Dermatosis de origen fúngico (Tiña)

La dermatofitosis o tiña es un proceso muy contagioso y en el 60% de las familias que conviven con un animal positivo pueden verse afectado, al menos, uno de sus miembros. En las personas veremos pequeñas descamaciones que pican mucho y tienen un halo rojo en el borde de la lesión, siendo el centro costroso. Afecta a perros y gatos de cualquier edad pero es más habitual en animales jóvenes. 

Recomendación: Debemos de tener especial cuidado con los gatos recogidos de la calle o que provengan de colectividades. Observar muy bien si tiene alguna falta de pelo en las orejas, en la cara, en las patas. También es frecuente en cachorros que hayan sido criados en criaderos con falta de higiene o que hayan padecido alguna enfermedad (virus como el parvovirus, coronavirus, moquillo) o que tengan parásitos intestinales pues estos disminuye su sistema inmunitario y les predispone a padecer hongos.    

Dermatosis de origen parasitario: sarna sarcóptica, cheyletiella, leishmaniosis, infestación por garrapatas e infestación por pulgas

La sarna sarcoptica la provoca un ácaro que labra galerías en el interior de la piel produciendo un picor ‘infernal’. Provoca lesiones costrosas en las orejas, en los codos o en los corvejones de nuestros perros. Es un proceso muy contagioso por lo que si a nuestro perro le detectan esta enfermedad habrá que extremar las medidas de higiene. 

En las personas afectadas podemos ver lesiones rojas, abultadas y con una costra en el centro sobre todo en los brazos, que pican mucho. 

La  cheyletiellosis la produce un ácaro que vive en la superficie de la piel y en los cachorros produce mucha caspa y mucho picor. Es frecuente en cachorros que provienen de criaderos o en tiendas de animales donde los cachorros se mantienen en condiciones de higiene deficiente. En las personas provoca lesiones en los brazos que son más pequeñas que las producidas por la sarna sarcóptica. Es una enfermedad que responde muy bien a los acaricidas utilizados de forma habitual y desaparecerán las lesiones en las personas una vez que se ha curado el perro. 

Lesiones producidas por sarna

Recomendación: Deberemos de desparasitar a nuestro cachorro con frecuencia, lavar mantas, camas y todo aquello que haya estado en contacto con el cachorro. 

La Leishmaniosis es una importante zoonosis que puede producir lesiones en la piel en nuestros perros y se puede transmitir a las personas si el flebotomo pica a estos perros e ingiere la forma parasitaria que se encuentra en las lesiones de la piel del perro. Es decir, no se transmite por tocar las lesiones sino a través del mosquito. 

Recomendación: Usar productos repelentes frente a flebótomo, vacunar a nuestros perros frente a la leishmania y la detección precoz de la enfermedad. 

La infestación por garrapatas. Si éstas están en nuestro perro o gato, al ingerir sangre se dejan caer al suelo para poner huevos o cambiar de fase. Si en ese momento pasamos por allí, se pueden subir a las personas y engancharse transmitiéndonos enfermedades como la erliquiosis o produciendo ellas mismas enfermedades neurológicas graves como parálisis.  

Infestación por pulgas. O bien porque adoptamos una mascota de la calle, sobre todo gatos o porque entramos en algún sitio donde hay colonias de gatos salvajes podemos sufrir un ataque repentino de estas pulgas, no es nada extraño verlo en la clínica. Veremos muchos granitos rojos donde pica la pulga y producirá mucho picor e incluso en casos más graves reacciones alérgicas graves. 

Dermatosis de origen bacteriano

Cada vez aislamos con más frecuencia cepas de estafilococos multiresistentes a muchos antibióticos de la piel de nuestros perros y gatos, lo que es un problema de salud pública pues estas bacterias pueden afectar a las personas siendo difíciles de tratar. Por esto abogamos por un uso racional de los antibióticos.