SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

24 NOV 2020 Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Casa y fábrica de Rafael Romero con los tres pararrayos en los tejados.

Desde que Benjamin Franklin iniciara sus experimentos sobre la electricidad y propusiese en 1752 la idea de utilizar varillas de acero en punta sobre los tejados para protegerse de la caída de rayos durante las tormentas, los pararrayos fueron extendiéndose progresivamente por Europa y América. Primero fueron las ciudades para proteger los edificios importantes y todas las construcciones a su alrededor, y posteriormente fue llegando a otras ciudades y pueblos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Calle Castillo en la que se observa el arco que da nombre a la calle. Marzo, 1950 | García.

En la parte antigua del pueblo, antaño villa romana y núcleo islámico, por donde se extiende una densa maraña de retorcidos callejones, solo se ha conservado un pequeño arco, perteneciente al urbanismo antiguo, en la zona de acceso a la fortaleza: subiendo desde la plaça de Dalt por la calle San Rafael, al final de la misma giramos a la izquierda por la calle Castillo y enseguida nos encontramos con el conocido Arco del Castillo que conecta con Faldas del  Castillo. También conocemos la existencia de otro arco situado en la calle La Virgen que fue derruido en 1870, quedando no obstante el topónimo Arco de la Virgen, que daba acceso a la calle Castillo. La calle Arco del Castillo arranca desde el mismo arco y desemboca en la plaza de La Hoya.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Manu, cuanta tristeza al enterarnos de la cruel y fatídica noticia. Amanecer así ha sido un mazazo brutal. Hoy Petrer está consternado.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La profesión de padres es la carrera más complicada del mundo. Ninguna escuela o universidad nos cualifica y la experiencia de los que fueron padres antes, ahora sirve de poco con la aparición de internet.

Una de las características de la adolescencia es cuestionar cualquier cosa que venga de los padres, aunque hay que reconocer que a veces tienen razón:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Simón de Miqui Otero, editado por Blackie Books. Una novela resplandeciente que nos recuerda que todo viaje es para adentro. Este libro es una vida entera, la vida de Simón.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¿Alguna vez has escuchado hablar del síndrome del impostor? Hoy voy a hablarte sobre ello, ya que es algo que afecta a muchos emprendedores y es extensible también a nuestra vida en general.

Todos hemos pasado por esta fase alguna vez, la cuestión es que debemos superarlo y verlo como algo puntual.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

En mi artículo del pasado jueves día 12, sobre las representaciones de La del manojo de rosas en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, cité las palabras del crítico Nacho Fresno en la revista online www.shangay.com, refiriéndose a que en la función del estreno del martes día 10, el barítono, el barítono Carlos Álvarez no bisó la romanza que el público le demandaba.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy toca libro para los peques. Monstruo Verde, autor Canizales, editado por Algar.

El autor de Magia, Guapa y Guay presenta este nuevo cuento.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La joven Rosalía Ferrándiz a principios del siglo XX.

¡Cómo ha cambiado la juventud!, esta frase que hemos oído tantas veces a nuestros mayores, es hoy más verdad que nunca. Y uno de los aspectos en los que más se notan estos cambios es en la la forma que tenían de divertirse los jóvenes en las primeras décadas del siglo XX.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La música y el lenguaje se plasman en una expresión acústica. Hay una equivalencia entre el acento musical y la métrica del lenguaje, en las lenguas románicas, al menos. Ambas características establecen y determinan la estructura informativa del mensaje, al permitir enfatizar distintas partes o incorporar motivos. Las denominadas frases, que son las unidades de referencia, se dan tanto en el habla como en la música. La única diferencia es que en el ámbito musical el “fraseo” esté normalizado, concretándose en una combinación determinada de la duración de las notas y de los silencios, mientras que en el lenguaje hay un intervalo continuo en la variación posible y se establecen silencios significativos, alteraciones de ritmo e intensidad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Recuerdo el martilleo que se escuchaba cada noche, después de estar ya acostado, en varios de los pisos de abajo de casa de mis padres. Era un sonido que no seguía un patrón armónico, pero que tenía una especie de ritmo que creaba una atmósfera en la que era fácil conciliar el sueño. Por lo menos lo recuerdo de esa manera. Era el sonido producido por las aparadoras de calzado y afines al golpear con un martillo de hierro macizo, que se asemejaba a un rotulador muy grueso y con curvas para que fuera más fácil agarrar con fuerza el borde de las plantas que después se iban a coser, o por ejemplo cualquier adorno del zapato que requería de ser bien prensado para que no se despegara. Es una actividad esencialmente manual, incluso podemos decir que hay un componente artesanal, donde se requiere de habilidad y destreza.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Tras un inicio de temporada donde volvieron los experimentos -elogiados por la mayoría de la crítica especializada y denostados por musicólogos y especialistas- con la nueva producción -y destrozo incluido- de La tempranica (1), por un lado y La vida breve, por otro, el Teatro de la Zarzuela de Madrid acaba de presentar su segunda propuesta lírica de la temporada. Esta vez con una reposición de lo más exitosa. La versión de La del manojo de rosas, estrenada en el mismo Teatro de la Zarzuela el 2 de noviembre de 1990, que supuso un antes y un después en el concepto escénico de presentar la zarzuela, y que desde entonces se ha repuesto en varias ocasiones, siempre a teatro lleno en Madrid, viajando a diversas capitales y ciudades importantes españolas, como Bilbao, Jerez de la Frontera, Málaga, Oviedo en varias ocasiones, Santander, Santiago de Compostela, San Sebastián, Sevilla, Valencia y Valladolid, así como al Odeón de París y a la Ópera de Roma.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El año 1820 encaraba ya su recta final. Hacía varios meses que el sistema constitucional había sido repuesto tras la sublevación, encabezada por Rafael Riego, de las tropas acantonadas en Andalucía destinadas a sofocar la insurrección en las provincias americanas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Os presento Rey blanco de Juan Gómez-Jurado, editado por Ediciones B. Es la tercera entrega de la saga tras Reina roja y Loba negra que han cautivado a más de un millón de lectores.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir