Imprimir
Visto: 13690
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Uno de los avances más significativos de la industria del calzado fue la invención de la máquina de coser; su comercialización se realizaría a partir de la mitad del siglo XIX y con máquinas manuales de escasa rapidez e incluso dudosa precisión. Pero la evolución de la máquina de coser revolucionó la fabricación de prendas de vestir y también las de calzado. Quiere esto decir que hasta ese siglo XIX, los zapatos se cosían a mano. Nuestras aparadoras, que conocen perfectamente el oficio y saben de lo que estamos hablando, pueden valorar mejor que nadie  lo que supone coser todas las piezas de un zapato enteramente a mano con aguja y dedal, o hacerlo a máquina, aunque esta sea lenta, imprecisa en la puntada e incluso rudimentaria (como fueron las primeras). Todo se hacía a mano y por ello las producciones de las fábricas eran escasas y costosas, con un "cuello de botella" en el cosido que más adelante conoceríamos como aparado.

La máquina de coser no se inventa de la noche a la mañana.  En 1755, en Londres, Charles Weinsthal patentó una aguja par y en 1790 también patentó una maquina con la que se agujeraba el cuero, con ello se sentaban los principios de la futura máquina de coser que no aparecería hasta el año 1830, cuando el sastre Barthelemy Thimonnier, casado con una bordadora,  inventa la máquina de coser funcional. Pero años más tarde se descubrió, en la oficina de patentes, que en 1790 una máquina de coser había sido patentada por Thomas Saint, quien realmente sería el primero en usar una patente comercial. Pero a ese dato no se llegó hasta el año 1874 (cuarenta y cuatro años después de que todo el mundo reconociera a Thimonnier como el auténtico inventor).

Arriba Elias Howe con su invención de máquina de coser. Abajo Isaac Merrit Singer fundador de la empresa SINGER.

La máquina de coser más conocida de aquellos años y la que más se comercializó y vendió fue, en 1845, la de Elias Howe que realizaba 200 puntos por minuto y hacía punto de cadeneta.

Evolución de la máquina Singer: 1 (1856-1859) modelo "Family". 2 (1859-1870) modelo "letter". 3 (1864-1900) modelo "new family" decorado con grabados de color dorado. 4 Antiguo taller de cosido.

En el año 1859 se innovaría el movimiento hacia arriba y abajo por Isaac Merrit Singer, quien con sus constantes innovaciones casi copó el mercado mundial de máquinas de coser y en especial la máquina industrial para coser pieles, de la que derivaría la máquina de aparar.