Imprimir
Visto: 2700
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Con su pasión por los buenos vinos, las ganas de creer en sus posibilidades a la hora de su elaboración y crianza, como así mismo el esfuerzo en conjunto de todo el personal que la compone a la hora de aplicar sus propios recursos, esta bodega enclavada en una de las pedanías del municipio alicantino de Monóvar, ha logrado abrirse un merecido hueco dentro del mundo del vino y también en la D.O. ALICANTE.

Fundada en 1962, la Bodega Cooperativa Santa Catalina del Mañán, cuenta con un viñedo propio de unas 1.400 hectáreas, donde se cultivan variedades como la Monastrell, Tempranillo, Garnacha Tintorera, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Petit Verdean, Airen, Merseguera y Chardonnay. 

En la actualidad cuenta para la elaboración de sus vinos con unas 50 barricas de roble francés y 250 barricas de roble.

Los diferentes tipos de vinos que elaboran en la actualidad son:

Torrent del Mañá: Tinto joven, tinto crianza y tinto reserva.

Mañá monovarietales: Chardonnay blanco joven, marisquero blanco joven, Syrah rosado joven, barrica tinto y Rustic tinto crianza.

Gran Mañán Monastrell, blanco dulce.

Fondillón solera 1982.

Muchos han sido los galardones alcanzados por esta bodega a lo largo de su historia, pero no hay mejor distinción que verse arropado por todos sus clientes y amigos, tal como sucedió el pasado domingo día 23 de octubre, cuando cientos y cientos de personas acudieron a sus instalaciones  para celebrar la segunda fiesta de la vendimia, dentro de la cual se dan a conocer in situ todos sus viñedos, el corte de la uva y el pisado de esta, todo dentro de un ambiente animado y distendido entre los presentes. Los visitantes pueden así conocer toda la evolución y el seguimiento del proceso de producción para conseguir el equilibrio y la calidad que atesoran sus vinos.

Pero más que una visita, más que una bodega, más que una fiesta o más que unos paisajes rodeados de viñedos, se debe de expresar el reconocimiento a todos los que forman la Bodega Santa Catalina del Mañán por sus logros en tan poco tiempo, a base de perseverancia y dedicación, logrando una evolución positiva dentro del mundo del vino y que hoy sea un referente en el sector de cómo hacer bien el trabajo.