SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3844
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El eldense visitó el colegio Sagrada Familia para apadrinar su 1º Festival de cortos | Jesús Cruces.

El eldense Fran Nortes triunfa en Madrid gracias a su talento y constancia, que le han permitido hacerse un hueco en el complicado mundo de la actuación. Nortes ha participado en series como La que se avecina, Rabia, Frágiles, Cuéntame cómo pasó o Al Salir de clase. También ha triunfado en teatro con obras como Mi primera vez, Burundanga o El nombre. Hasta los 24 años residió en Elda, aquí comenzó a formarse como actor, en el Teatro Universitario de Alicante y en Carasses Teatro, después decidió probar suerte en Madrid, donde reside desde hace 15 años. 

Después de vivir durante 15 años en Madrid, ¿echa de menos Elda? 

Por supuesto, he pasado aquí veinticuatro años de mi vida y tengo a mi familia en Elda. En el último año no he podido venir, he estado con varios proyectos, uno de ellos teatro, y trabajo de martes a domingo, así que me ha sido imposible, espero poder venir más este año.

¿Dónde creció?

Yo soy muy de la calle Murillo, allí tenía mi padre la fábrica y mi madre la peluquería. 

¿Antes de trasladarse a Madrid participaba en las fiestas de Moros y Cristianos? 

No he desfilado nunca, pero veía todos los desfiles y he disfrutado mucho de los Moros y Cristianos. Hace años que no vengo, estoy buscando el hueco para poder hacerlo con mi mujer y con mi hija, me hace mucha ilusión poderles enseñar las fiestas de "mi pueblo", estoy seguro de que les van a encantar.

Actualmente compagina el teatro con la televisión, también ha hecho cine. ¿Dónde se siente más cómodo?

En  los tres, cada uno es una experiencia completamente distinta, no puedo elegir. 

¿Qué trabajo le gusta más, el de director o el de guionista?

Lo disfruto mucho, sobre todo el teatro que es donde más tiempo tienes para madurar los personajes. El escribir me viene de la interpretación, una cosa llevó a la otra. Para interpretar tienes que analizar el texto y acabas conociendo las estructuras dramáticas sin darte cuenta; un día comencé a escribir casi como una terapia y parece que la cosa fue bien, cruzo los dedos porque siga así.

Comenzó a trabajar en la serie Al salir de Clase, y desde entonces su carrera ha continuado creciendo gracias a su constancia y talento. ¿La del actor es una carrera dura y sacrificada?

Cuando más dura es la carrera del actor es cuando no tienes trabajo, cuando trabajas es un placer, aunque tienes tus más y tus menos como con cualquier otro trabajo.

Uno de los papeles por los que es más reconocido es por ser el padre Alejandro en La que se avecina. ¿Es la televisión la mejor forma de darse a conocer?

Sin ninguna duda, un solo capítulo de una serie de éxito lo ven cinco millones de personas y que eso ocurra en teatro es prácticamente imposible y en el cine muy difícil, aunque siempre hay excepciones.

Compagina su trabajo en televisión con la obra El nombre, que está triunfando en el Teatro Alcázar. ¿Es un buen momento para la comedia en España?

Es un momento estupendo artísticamente para la comedia y para el drama, lástima que el IVA y la política nos pongan la vida tan difícil a todos o a casi todos…

¿Podrá Elda disfrutar de El nombre en el futuro?

El nombre está viviendo ya su segundo año y no creo que tenga la suerte de venir a Elda, pues no hay gira a estas alturas, una pena, tengo muchas ganas de volver al Teatro Castelar, me haría muchísima ilusión.

Está inmerso en la preproducción de una nueva obra, y en este caso no estará sobre el escenario. 

Es un texto propio y está gustando mucho, ya tenemos productora y estamos cerrando el elenco, por ahora poco más. Con esta obra sí espero una buena gira y venir al Castelar, ya veremos si me puedo “escapar” o si finalmente participaré como actor, pues el director me lo ha pedido un par de veces.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Con los actuales me conformo, ya he aprendido a no hablar del futuro en esta profesión, no se puede tener certeza de nada ni con un contrato firmado.

Se inició en el mundo de la actuación como miembro del grupo de teatro Carasses. ¿Qué recuerda de esa época?

Sólo cosas buenas, les guardo mucho cariño a todos los compañeros del grupo, principalmente a su director Antonio Santos. Antonio es una persona que ama el teatro, me ayudó hasta con las pruebas de acceso a la Escuela de Arte Dramático de Madrid.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir