SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

24 OCT 2020 Fundado en 1956

Crónicas de Petrer

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
José María Maestre Pérez y su esposa Leonor Rico Rico, con sus hijas: Consuelo, Dolores y Ana | Alfonso.

En Petrer, no ocurre como en otras ciudades en la que se pueden apreciar en algunas de sus casas blasones o escudos. Aquí, tan solo podemos ver el del señor de Petrer, Francisco Javier Arias-Dávila Centurión, conde de Puñonrostro y IX conde de Elda (1751-1783), en la portada de la iglesia y otro actual, también en la plaça de Baix, en la casa que fue del brigadier Vicente Algarra Abellán (Petrer, 1776 – Madrid, 1839) y hoy es propiedad de los descendientes de Marino Rico Amat. También el escudo de Petrer de piedra cultivada, que preside la sala del homenaje del castillo y el de la sede de la comparsa Vizcaínos realizados hace unos años por Javier Navarro Martínez. Y el que se encuentra en el edificio de la Explanada que da a la calle Calvario, entre otros. Ante esta ausencia de símbolos nobiliarios, no es extraño que abriguemos la falsa idea de que en Petrer no hubo familias distinguidas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La Coral Petrerense pone voz a los versos del poeta | Vicent Olmos.

Son muchos los poemas que el poeta Enrique Amat Payá (1912-1997) escribió  y en todos ellos transmite su amor a Petrer, a sus tradiciones y cómo no, a nuestra querida Virgen del Remedio. Son tantos los poemas dedicados a ella, que lo podemos tildar como el trovador de la Virgen. Entre ellos, cabe destacar “Mi madre eres”, poema dedicado a nuestra patrona que musicó Tino Cabedo y transcribió Paqui Reig en agosto de 1998 y, que desde ese año, cada 7 de octubre se interpreta como canto de despedida en la misa solemne, mientras Nuestra Señora del Remedio desciende desde su trono convirtiéndose en la madre de todos los petrerenses. Este canto es la fusión de dos poemas de Enrique “Mi madre eres” y “Petrel tu planta besa” que lo interpreta, año tras año, la Coral Petrerense junto con un grupo reducido de músicos de la Unión Musical dirigidos por Luis Sánchez. La Coral Petrerense está formada por un grupo de hombres y mujeres de diferentes edades, que independientemente de donde vengan, acuden a la llamada, y lo hacen por devoción, amor y cariño “a la nostra Mareta, la Mare de Déu del Remei”, como decía nuestro querido D. José Tormo. Amor y cariño que se ve reflejado en las lágrimas de emoción, cuando al entonar los versos y fundir nuestra mirada con la de Ella mientras desciende, nos hacen sentir a flor de piel, nuestro amor a nuestra patrona y a Petrer.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Enrique Amat, el primero por la izquierda, junto a sus padres y hermanos.

Enrique Amat nació el 4 de octubre de 1912, en el seno de una familia en la que habían descollado juristas, escritores y diplomáticos de gran prestigio. En la memoria de muchos de sus coetáneos y las generaciones siguientes, queda la huella de la intensa labor social y cultural desarrollada por Enrique desde su primera juventud, presidiendo aquel inolvidable equipo de fútbol, denominado Realidad Ibérica Petrelense (RIP), y su renovadora actuación al frente de las Juventudes de Acción Católica en los años inmediatos a la sangrienta Guerra Civil.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Josefina Navarro Brotons, veïna del carrer Agost cantó amb Sant Rafael, omplint el botijó i el cànter. Mitjan anys cinquanta.

Abans que s'instal·lara l'aigua corrent en els domicilis de Petrer, a la fi de la dècada dels anys 50 del segle passat, els seus habitants, com els de la majoria dels pobles d'Espanya, havien d'agafar l'aigua de les fonts públiques per a portar-la fins a les seues cases.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La calle San Rafael está en el corazón del casco histórico. Foto Pascual Maestre.

Hoy, día de San Rafael, hablaremos de la calle que existe en Petrer con esta denominación. Está en  el corazón del casco histórico y es una de las rutas que nos llevan hasta el castillo. La calle parte de la plaça de Dalt, donde tradicionalmente se celebraba el mercado, sube hacia la calle Agost y enlaza con la calle Castillo. Posiblemente siempre se conoció como San Rafael, tal como consta en documentos de 1819 y como se describe en un bello relato aparecido en el diario liberal de Alicante, El Día, que explica en una noticia publicada en 1920, el origen del nombre de esta vía y que será objeto de una próxima crónica. En los primeros años de la República, 1931, se le puso el nombre de Fernando de los Ríos, dirigente socialista y ministro durante la Segunda República. En la sesión plenaria del 24 de agosto de 1934 se acordó que se denominase calle Democracia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La Virgen del Remedio dirigiéndose a la parroquia de la Santa Cruz. 27-IX-2014 | Vicent Olmos.

El domingo 3 de octubre de 1993, a las 10:30 h, se celebró por primera vez la romería en la que se baja a la Virgen del Remedio, patrona de Petrer, a la iglesia de la Santa Cruz. Ese día de hace ahora 27 años, participaron en este acto religioso, festivo y popular cientos de feligreses y las dos bandas de música de la población la Sociedad Unión Musical y la Asociación Virgen del Remedio, una por la mañana y la otra por la tarde. Tras la romería se celebró la Santa Misa en la iglesia de la Cruz. Fue ese mismo día por la tarde, a las 17:00 h, cuando la Virgen se trasladó nuevamente hasta la iglesia de San Bartolomé, donde se celebró la eucaristía.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Bateig de Carmen Navarro. A la foto la bebé al costat de la seua família Navarro-Maestre. Any 1922.

Els batejos, fins a ben entrats els anys 60 del passat segle, se celebraven qualsevol dia de la setmana. Se solia batejar als pocs dies de nàixer, fins i tot en algunes ocasions el mateix dia del naixement i per tant sense la presència de la mare. La costum establia que el baptisme havia de fer-se com més pròxim al naixement millor. Se solia fer durant la primera setmana de vida, perquè existia la creença que portava mala sort que els xiquets estigueren molts dies sense batejar i si morien sense haver rebut aquest sagrament passaven al que es denominava els “llimbs” i no arribarien mai al cel. Per aquesta raó quan la cerimònia se celebrava just el dia després del part o pocs dies després, la mare no podia assistir.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Descubrimiento del mosaico en la actual calle Constitución. En la imagen, entre otros José M.ª Soler de Villena. Septiembre 1975.

Hoy, hace 45 años, fue un día histórico para Petrer. Fue el 11 de septiembre de 1975 cuando al realizar unas obras en la calzada de la calle Constitución, por aquel entonces aún denominada 18 de julio, apareció el mosaico romano del siglo IV d.C.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Bartolomé Muñoz Golf, cura párroco de Petrer de 1927 a 1936.

El sacerdote Bartolomé Muñoz Golf tomó posesión de la parroquia de San Bartolomé el 4 de junio de 1927 y su estima por todos los sectores del pueblo fue tal que, durante la República, no fue nunca molestado y los actos del culto se celebraron con toda normalidad. Pero a partir del golpe de estado del 18 de julio de 1936 y la oleada anticlerical que se expandió por todo el país, las cosas se complicaron y acabaron en tragedia para el sacerdote.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Iglesia de San Bartolomé Apóstol, principios del siglo XX.

En Petrer por lo que se refiere a los patronazgos se conoce desde antiguo el de San Bartolomé Apóstol, abogado contra los malos espíritus, titular de la iglesia parroquial desde el siglo XV, mucho antes de la expulsión de los moriscos.

Acerca de la autora

Autora: M.ª Carmen Rico Navarro

M.ª Carmen Rico Navarro cursó estudios de Geografía e Historia en la Universidad de Alicante, licenciándose con Grado con la presentación del estudio sobre la tradición alfarera de Petrer, obtuvo la calificación de sobresaliente por unanimidad (1996).

Desde 1983 es Técnico de Archivos y Bibliotecas del Excelentísimo Ayuntamiento de Petrer. Estudiosa de la historia y los temas de Petrer, su localidad natal, de la que es cronista oficial desde 1994.

Es autora de varios libros y trabajos de investigación entre los que destacan: Del barro al cacharro: La artesanía alfarera de Petrer (1996), Azorín y Petrer (1998), Catálogo del pintor Vicente Poveda y Juan (1998), Apuntes para la historia de Petrer: Vida y obra del presbítero Conrado Poveda (2000), Las calles de Petrer (2002), La lectura en Petrer (2005), Historia de la sanidad en Petrer (en colaboración) (2006), Un siglo de música, publicación que obtuvo el Premio Euterpe (2006), Petrer 1935: Un pueblo en blanco y negro (2007) y El marquesado de Noguera: Un señorío nobiliario en Petrer (en colaboración) (2014). Además ha escrito numerosos artículos en periódicos y revistas especializadas.

Ha dirigido la revista cultural Festa en distintos periodos (1988-1994, 1997-1998 y 2001) y las colecciones de monografías “Vila de Petrer” y “L’Almorxó”.

Además fue la primera pregonera de las fiestas de la Virgen del Remedio en 2015 y es buena conocedora y una apasionada de las fiestas de San Bonifacio colaborando siempre con todas las directivas.

M.ª Carmen se ha dedicado durante muchos años a investigar y divulgar el patrimonio local. Por todo lo expuesto y porque siempre ha sido una amiga y estrecha colaboradoras de Valle de Elda le damos la bienvenida y os invitamos, a partir de hoy, a leer y a disfrutar de sus Crónicas de Petrer.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir