SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Los invisibles

Adicciones adolescentes

 

Desde hace tiempo, cada vez es más usual que los adolescentes que vienen obligados por los Servicios Sociales, Juzgado o por sus Padres a la Unidad, aparezcan manejando un móvil.

He de reconocer que esta situación me hacía sentir desconcertado, pues sabía que esa era parte de su estrategia para mostrar su cabreo e indignación por venir a un sitio donde no querían estar, donde no estaban dispuestos a escuchar nada y menos aprender algo, y por supuesto donde no deseaban volver.

 

Semanalmente los servicios de urgencias atienden a menores, a veces a casi niños (11 o 12 años) por intoxicaciones alcohólicas, llegando incluso alguno a coma etílico.

Una vez que los padres ven al menor y se les informa que esta vez ha tenido suerte y  todo ha ido bien, respiran aliviados.

 Pero cada vez son más frecuentes los casos en los que no todo está bien y hay que hacer pruebas y pruebas y esperar y esperar a ver signos de mejora, o pasar su ingreso a las unidades de cuidados intensivos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Todas las semanas vienen o llaman a la Unidad de Conductas Adictivas de Elda (UCA), personas con el mismo problema:

 Tienen un familiar (hijo, marido, madre, etcétera) del cual sospechan que puede estar consumiendo (alcohol, porros, cocaína, etcétera) o abusando de alguna tecnología (móvil, ordenador, videoconsola, etcétera); hasta tal punto de que está perdiendo el trabajo, los estudios, la familia, etcétera. Y por supuesto, la salud.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuenta mi padre, que ahora tiene 85 años, que él pudo ir a la escuela hasta un sábado cuando cumplió los ocho años, ese día se despidió de su maestro y compañeros al entrar al lunes siguiente a una fábrica de calzado en calidad de aprendiz.

La decisión de su familia no fue porque fuera un mal estudiante, sino por necesidad, pues había que dar de comer a toda una familia y cualquier aportación, por pequeña que fuera, era bienvenida en esos días de estrecheces y hambre.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Nunca he creído en los niños "malos", sino en niños que están viviendo unas duras condiciones y cuya forma de escapismo para olvidarse de su realidad diaria es la delincuencia o las drogas.

Casualmente, leyendo descubrí en las biografías de personas de éxito, muchas coincidencias con mis [email protected]:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Son muchos los adolescentes que cuando llegan a la Unidad de Conductas Adictivas han sido expulsados en varias ocasiones o están en una expulsión definitiva de su centro escolar.

No cuestiono los motivos de esta medida, pero lo que yo me pregunto es si no estaremos viendo únicamente los síntomas de algo mucho más importante.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Desde la antigüedad a los adolescentes se las ha puesto "como hoja de perejil”:

Hace aproximadamente 2.500 años, Sócrates decía: “Los jóvenes de hoy son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran la comida y le faltan al respeto a sus maestros”.

Algo más joven el médico Hipócrates añadía: “Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado y esperanza ninguna por el porvenir”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Si quieres escuchar este artículo leído por su autor:

Siempre hemos sugerido evitar que nuestros hijos puedan tener acceso a páginas inapropiadas, en concreto hoy quiero referirme a cuando ellos se encuentran con una página porno.

Hay que tener muy claro que un niño o una niña que aún no ha llegado a la adolescencia y se cruza con una de estas páginas no es porque la vaya buscando, sino  más bien que ellas lo buscan a él. Para que esto ocurra, es tan sencillo como clicar sobre algún anuncio o mandar nuestros datos para una suscripción, sorteo, etc...

Hay que saber que cuando facilitamos los datos personales en Internet, dejan de ser nuestros, ya que pueden ser vendidos a cualquiera que esté dispuesto a pagar y la industria del porno es un comprador habitual.

Siempre me ha parecido curioso el sistema que utilizan las páginas para “ahuyentar” a los menores de edad:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando empecé a trabajar con los padres de los adolescentes, me resultaba muy complicado explicarles qué estaba ocurriendo física y emocionalmente con sus hijos, sin caer en un lenguaje lleno de tecnicismos y "palabros", que lejos de hacerme entender demostraba mi torpeza para conectar con ellos, cuando estaban pasándolo tan mal.

Entonces decidí utilizar un ejemplo de la naturaleza para facilitar la comprensión, en concreto la transformación del gusano de seda:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El acceso a los móviles debe estar supervisado | Jesús Cruces

Desde hace unos años los padres vivimos acomplejados con la aparición de las Nuevas Tecnologías (NT). Vemos cómo nuestros hijos se hacen rápidamente con ellas, mientras miramos atónitos sus habilidades.

Al mismo tiempo, no paran de aparecer noticias sobre delitos cometidos con estas tecnologías, lo que nos angustia todavía más al pensar que pueden ser víctimas de algún desaprensivo.

Como no sabemos qué hacer, solo nos queda observar y vigilar los comportamientos no habituales de nuestros vástagos.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+