Imprimir
Visto: 4284
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Miriam Díaz-Aroca con su amiga y excuñada Belinda Washington y Rubén Sanz presentan mañana 20 de marzo Insatisfechas en el Teatro Castelar de Elda, a las 22 horas. Una divertida comedia de Juan Luis Iborra y Sonia Gómez Gómez con la que logran, no solo entretener al público durante hora y media sino que la gente salga del teatro con la sensación de que pueden hacer algo con sus vidas. Los tres actores hablan para este semanario de su obra con la que llevan diez representaciones. Esperan repetir el éxito de Ni para ti, ni para mí de los mismos autores.

   Llegó a ser "Chica Hermida" y saltó a la fama con el programa infantil Cajón desastre y la vimos en Un, dos, tres, además ha intervenido en las películas Tacones Lejados de Pedro Almodóvar y en Belle Epoque, en la que hizo un gran papel.

    ¿Insatisfechas es una versión española del filme Thelma y Louise?

   El planteamiento inicial coincide, aunque no fue un referente a la hora de construir la historia, que no tiene nada que ver. Insatisfechas es más bien la necesidad de expresar la tendencia del ser humano de quejarse por todo y huir; una llamada a la acción, a emprender una aventura en la que aparece el personaje que encarna Rubén Sanz, y en la que los protagonistas nos damos cuenta de que el cambio comienza por uno mismo, de que hay que valorar más las cosas que tenemos y aportar más de nosotros mismos. Este es el mensaje de la obra.

   Parece un mensaje muy claro.

   Sí, nos quejamos constantemente: estoy demasiado delgada o gorda, y así con todo, en vez de plantarnos y decir "esto hay que cambiarlo". En definitiva, dejar de esconder la cabeza como el avestruz.

   ¿Consiguen despertar la conciencia del público?

   Hay que sacudir las conciencias desde el punto de visto de no resignarse y pasar a la acción e intentar cambiar aquello que no nos gusta. 

   Y lo consiguen en clave de comedia...

   En esta obra utilizamos un lenguaje de alta comedia y la gente lo recibe a carcajadas y con alegría. En realidad son tres perdedores de la vida que dan palos de ciego y van dando tumbos, pero al final se plantan. Es un ejemplo válido para cualquier persona. 

   ¿Combina esta representación con algún otro proyecto profesional?

   Sí, estamos ensayando una comedia con Juan Manuel Pina Lavar, Marcar y enterrar, una comedia negra que se estrenará pronto en Madrid. En ella soy una peluquera que mata por su peluquería. Además acabo de hacer una prueba piloto para televisión con un formato de ámbito periodístico, pero es pronto para hablar de ello. 

   ¿Le queda tiempo para dedicarlo al cine?

   Me gusta trabajar y todas las ofertas que me presentan son bienvenidas para mi carrera. Generalmente, me gusta elegir cosas nuevas, pero mientras tanto seguimos con la gira de Insatisfechas y dedico el tiempo que puedo a mis dos hijos y a mis amigos.

Belinda Washington: "Insatisfechas  es el cambio vital que a veces nos llega"

   Belinda Washigton debutó como actriz en Antena 3 con Hermanos de leche, después vino La casa de los líos, Con dos tacones, Hermanos y detectives o La pecera de Eva. Además, es una experta cocinera, diseña joyas, ha escrito El placer de lo pequeño y pinta acuarelas. La popularidad le llegó en 1995 cuando fue contratada para conducir el programa dedicado a la prensa rosa ¡Qué me dices!, junto a Antonio Botella, con el que ganó el TP de Oro en 1997. 

   ¿Qué es para usted Insatisfechas?

   Es un cambio vital, que a veces llega en un momento en la vida de la persona, un salto al abismo. Esto ocurre cuando estamos hartas del marido, los hijos y la rutina diaria y con ese panorama quieres un cambio radical. Es algo que le ocurre a mucha gente que está atada a la vida de su pareja o por otros motivos. 

   ¿Cómo es su personaje?

   Mi personaje decide irse y coincide con su amiga que también quiere huir porque lo que tienen no les satisface y emprenden un viaje para intentar cambiar. 

   ¿Al final de la función habrá alguna sorpresa?

   El final es una sorpresa que no desvelo, pero es algo inherente al ser humano el revelarnos. Todo ello se consigue en hora y media de risas, escrita por los mismos autores de Ni para tí, ni para mí, aunque entonces las protagonistas eran dos mujeres que descubren que están casadas con el mismo hombre.

   Creo que presume de tener una buena relación con Miriam Díaz-Aroca.

   Es una relación muy buena tanto en los escenarios como fuera, y por eso repetimos experiencia con esta obra. Todo surgió de un deseo mutuo de trabajar juntas en Ni para ti, ni para mí, y seguimos con Insatisfechas.

   ¿Está inmersa en otras aventuras profesionales?

   Sí, estoy montando una banda de jazz, que se dará a conocer antes de este verano, aunque no será la primera vez que cante puesto que ya he hecho musicales. Además, me estoy formando con José Sepúlveda y ya me presenté para cantar en el programa de Hermida, o sea que no es la primera vez que lo intento. De hecho, en la representación de Insatisfechas en el hilo musical de esta función también canto. 

   Todo ello compaginado con la gira de esta obra.

   Sí, después de Elda actuaremos en Bilbao y Mallorca, estaremos cuatro semanas en Madrid y recorreremos toda España. Además sigo con la acuarela y presento dos obras mías en una exposición en Úbeda.

   ¿Está satisfecha con su carrera?

   Desde que empecé no he parado de trabajar. Hay que ser agradecidos con lo que se tiene, ya sea con más o menos éxito. Tengo un proyecto entre manos precioso, pero mientras tanto sigo saboreando el éxito de esta función. 

Rubén Sanz: "Me encuentro muy cómodo trabajando con estas dos grandes actrices"

   Rubén Sanz es actor, modelo y presentador. Licenciado en Ciencias Económicas, ejerció como futbolista semiprofesional. Ha trabajado en pasarelas, anuncios publicitarios y programas de televisión, y como actor en la película Lo contrario al amor. También ha hecho televisión y teatro, y lo hemos visto en series como Aida o Escenas de Matrimonio, entre otras. Ahora está de gira con Insatisfechas

   ¿Se siente cómodo en su faceta como actor teatral?

   Antes de televisión había hecho obras de teatro como aficionado, pero con el cine no conseguía hacer teatro hasta que hice una obra pequeña con Belinda Washington y de ahí pasé a trabajar con estas dos grandes actrices. Lo cierto es que me siento cómodo sobre el escenario, y es que los actores somos polivalentes y podemos manejarnos haciendo cine, teatro y televisión.

   ¿Cómo lleva trabajar con Belinda Washington y Miriam Díaz-Aroca?

   He tenido la oportunidad de meter la cabeza en esta obra y, aunque en el teatro parece que sientes la ausencia de una red de seguridad, estas dos grandes artistas me aportan mucha tranquilidad. El teatro es una experiencia pura y dura de la profesión y en cada función noto que estoy creciendo gracias a la sabiduría que estas dos mujeres y su manera de interpretar.

   ¿Qué relación tiene con los dos personajes femeninos en escena?

   En la obra ellas encarnan a dos mujeres cansadas de su vida que deciden tomar las riendas y escapar. Yo soy esa piedra que encuentran en el camino que les hace ver que en realidad son tres perdedores, pero que agarran el toro por los cuernos para solucionar sus problemas. 

   ¿Ha cambiado algo su percepción de las mujeres con esta obra?

   Belinda Washington es para mí como mi hada madrina pues he coincidido con ella en una serie y en teatro, pero concretamente con la obra no ha cambiado mi visión de las mujeres porque estoy acostumbrado a tratar con ellas ya que siempre he estado rodeado de mujeres de carácter.

   ¿Cómo lleva su faceta cinematográfica? 

   Acabo de terminar el rodaje de Estirpe, la primera película de Adrián López, en la que trabajan actores como Silvia Alonso, y estoy a la espera de comenzar la promoción de la misma.

 

Etiquetas