SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El coronel Segismundo Casado comunicando por radio, el 5 de marzo de 1939, el golpe de estado contra el gobierno de Juan Negrín y la constitución del Consejo de Defensa Nacional.

Hoy hace 79 años, un jueves 2 de marzo de 1939, tuvo lugar en la finca del Poblet una tensa reunión de alto nivel que marcaría el devenir de la historia de España y que precipitaría el final de la guerra civil española.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Las migas de pan o también llamadas migas de pastor, son unos de los platos de aprovechamiento más antiguos que existen, ya que se hacen con pan sobrante del día anterior. Hay muchas maneras de hacer las migas dependiendo de la región de nuestro país, aunque la base de la receta son los ajos, el pan remojado con agua y el aceite para freír. Las migas de pan que hoy os invito a comer son las que mi madre ha hecho siempre en mi casa y me recuerdan a mi niñez.

Ingredientes (para 4 o 5 raciones):

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Grabado publicitario con vistas de la fábrica de Rodolfo Guarinos

Un 28 de febrero de 1957 se iniciaba la demolición de la fábrica de Rodolfo Guarinos. Empresa emblemática de la Elda de preguerra y de posguerra ubicada en el centro de lo que hoy conocemos como barrio del Huerto.

Rodolfo Guarinos Vera (1887-1943/1944) fue un importante industrial y empresario eldense. hijo del también empresario Juan José Guarinos Vidal que estableció su fábrica en el Portal del Ángel (1902), al final de la calle La Purísima, y que posteriormente, tras varios cambios familiares, sería dirigida por su hijo Rodolfo, quién la engrandeció hasta convertirla en una de las mas importantes y señeras de Elda.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Central hidroeléctrica del Monastil, a principios del siglo XX.

En febrero del año 1900 dieron comienzo los trabajos para la instalación de alumbrado eléctrico en Elda.

La construcción de la central hidroeléctrica en la partida del Monastil, cuya construcción finalizó en 1899, permitió generar energía eléctrica con el agua embalsada en el pantano de Elda, para desde allí distribuirla a ambas poblaciones. Producción de energía que fue financiada por la inversión de la Sociedad “Barrasa, Velasco y Cía.”, socia a su vez de la compañía “La Eléctrica Eldense” encargada de la distribución del fluido eléctrico.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Presentación del libro el pasado 18 de enero en el Horno cultural de Petrer.

Violencia y responsabilidad. La represión judicial franquista en el ámbito local, publicado por la Universidad de Valencia,  del historiador Pedro Payá López, fue presentado el pasado jueves 18 de enero en el Horno cultural de Petrer, por el profesor de la Universidad Miguel Hernández, Miguel Ors, y una semana después, el 25 de enero, en la Fundación Paurides por Juan Vera.

Cuenta Gustavo Martín Garzo, en el bello prólogo que lo abre, varias historias de personas que perdieron a sus seres queridos en la guerra civil y la posterior represión y, entre ellas, la de una niña que, sin saber exactamente dónde habían tirado el cuerpo de su padre, hasta los noventa años siguió llevando flores a todos los pozos de la zona para honrarlo y no olvidarlo. “Historias del silencio, podría titularse un libro que reuniera los relatos de un mundo así: un mundo lleno de horrores y de imprevistas delicadezas”, afirma el escritor.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy os propongo una de las recetas más tradicionales de nuestra ciudad, el fandango eldense. Esta comida es muy típica elaborarla durante el invierno, ya que es un plato muy reconfortante. Es un guiso que consta de patatas, bacalao y ñoras. Se suele acompañar con alioli y en ocasiones se le puede añadir un huevo escalfado.

Ingredientes (para cinco personas):

  • 1 kg. de patatas
  • 1 cebolla grande
  • 1 cabeza de ajos
  • 3 ñoras
  • 2 hojas de laurel
  • 1 tomate grande
  • 1 lomo de bacalao por comensal
  • Unas hebras de azafrán
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Agua
  • Alioli
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Cartel de 1948.

La convocatoria de este año 2018 del ya consolidado y exitoso concurso de carteles sobre nuestra Fiesta de Moros y Cristianos cumple nada más y nada menos que los 25 años de existencia. Parece que fue ayer pero ya ha pasado un cuarto de siglo por este concurso que, con la anuencia o no de determinados fallos del jurado calificador por parte del público festero, ha demostrado su madurez y ha tomado carta de naturaleza en el ámbito de nuestra Fiesta. Los comentarios sobre sus fallos, ya sean favorables o no, lo que indican es que el concurso ha alcanzado un alto grado de popularidad entre los eldenses. 

Realmente la primera vez que se convoca un concurso de carteles fue en el año 1948, recién restaurada la Fiesta en nuestra ciudad. Este primer y único concurso convocado a instancias del festero y artista Juanito Mira, tuvo un buen éxito de participación premiándose tres excelentes carteles cuyos autores y premios fueron Álvaro Carpena, que consiguió el primer premio; Juan Mira, que consiguió el segundo, y el jovencísimo fundador de los Musulmanes José Ortín Cerdán, que alcanzó el tercero. Respecto al Cartel de Álvaro Carpena Martínez se decidió que ilustrase la portada de la Revista de fiestas, mientras que el de Juan Mira fue el cartel anunciador de aquellas fiestas de 1948, que se celebraron del 29 de Mayo al 1 de Junio. Con todos los carteles presentados se montó una exposición en el Casino Eldense. Durante los años 50, 60 y principio de los 70 los carteles son encargados directamente por la Junta Central a dibujantes locales como los anteriores citados, Felipe Navarro, Pascual Amat, Crespo, Roberto Gª Blanes, Dante G. Poveda, Carpio, Úbeda, Joaquín Planelles…

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta semana hemos sabido por el diario más vendido en la provincia de Alicante, que la presencia en MOMAD Shoes, el salón internacional de la moda del calzado y accesorios que se celebrará en Madrid entre los días 2 al 4 de marzo, de marcas y empresas de la Comunidad Valenciana, cae a mínimos históricos. Esta es una pésima noticia que nos debe invitar a una reflexión.

La industria del calzado de la Comunidad Valenciana congrega a más de dos mil quinientas empresas de fabricación, de las cuales el 80% se ubican o tienen sus raíces en la provincia de Alicante.  En el caso concreto de la comarca del Medio Vinalopó, entre Elda, Petrer, Sax y Monóvar, las empresas de fabricación de calzados y complementos superan las quinientas. Sin embargo,  la única feria de calzados y complementos que presenta ante el mundo lo que hacemos, apenas tendrá una treintena de fábricas de la provincia y de ellas quizás no llegue a la suma de los dedos de una mano, las que representarán al calzado y bolsos del Medio Vinalopó.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un sábado 22 de febrero de 1812, a escaso un mes de que las Cortes de Cádiz promulgaran la primera Constitución Española, en una pequeña villa del sur del reino de Valencia, nacía Francisco Ganga Ager (1812-1871), conocido posteriormente como “El Seráfico”; siendo bautizado al día siguiente en la parroquial de Santa Ana, de Elda.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuenta mi padre, que ahora tiene 85 años, que él pudo ir a la escuela hasta un sábado cuando cumplió los ocho años, ese día se despidió de su maestro y compañeros al entrar al lunes siguiente a una fábrica de calzado en calidad de aprendiz.

La decisión de su familia no fue porque fuera un mal estudiante, sino por necesidad, pues había que dar de comer a toda una familia y cualquier aportación, por pequeña que fuera, era bienvenida en esos días de estrecheces y hambre.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando todavía no se han apagado los ecos de la controvertida recuperación de Maruxa en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, cuya última representación se llevó a cabo el domingo,  otra obra casi olvidada subirá el próximo viernes, día 16, a su escenario. Una de las más importantes obras del repertorio zarzuelístico, La tempestad, (1) del villenero Ruperto Chapí, que desde el mes de noviembre de 1927 no se representa allí  se podrá escuchar, noventa años después, sobre su escenario, en dos sesiones únicas. La segunda de ellas el domingo 18.  Sin embargo, ese olvido al que el Templo del Género Grande la ha tenido sumida -junto al resto de teatros españoles- no implica que al desempolvar sus partituras se muestre en versión escénica, pues sus dos sesiones se han programado en concierto. Por ello digo "se podrá escuchar" y no digo se podrá ver. Ver se verá a los cantantes y a los coristas ¡menudo plantel! sobre el escenario y habrá que seguir esperando la recuperación completa. No sé si otros 91 años. 

A falta de diálogos hablados habrá un narrador que irá desgranando el enredo argumental, de corte dramático.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La D.O. La Mancha es sin ningún género de dudas la región vitivinícola más extensa del planeta, y con más viñedos acogidos de toda Europa. Se encuentra regada por los ríos Tajo, Guadiana y Júcar. De las 400.000 a 600.000 hectáreas aproximadas con que cuenta esta región, unas 170.000 se encuentran acogidas a esta denominación de origen, siendo más de 250 bodegas las que la forman.

El primer reconocimiento oficial como denominación de origen data del año 1932, el cual aparece reflejado en la Gaceta Central (hoy Boletín Oficial del Estado), aunque no es hasta los años sesenta cuando se crea la D.O. La Mancha junto a la de Manchuela, Méntrida y Almansa.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

LOCUS AMOENUS

El carpe diem encontró acomodo en la pintura impresionista.

Vimos en la primera parte de esta entrada la importancia del carpe diem en la historia de las artes y su presencia ininterrumpida hasta nuestros días, con diferentes formatos y lenguajes, pero constante en todos los géneros desde siempre. Y no solo en nuestra cultura occidental. La llamada a sentir plenamente el presente que, por poner un ejemplo, transmiten esas piezas tan breves que son los haikus japoneses no es ajena al tema aquí tratado. Del mismo modo, infinidad de películas o canciones, como quedó patente en la primera parte, se han servido de él para expresar un anhelo irreemplazable y realizar algunas de las obras de arte más valiosas de nuestra civilización.   

Pero si nos centramos en la historia de la literatura, y especialmente de la poesía, frente al tratamiento vitalista y hedonista que -como vimos- le dispensó el Renacimiento, en la época barroca el enfoque del Carpe diem, aunque invite al goce del momento, se mostrará con un tono más angustiado por la precariedad del vivir y la proximidad siempre inesperada de la muerte, cuya presencia en este soneto de Góngora es patente sobre todo al final:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En puertas de las elecciones generales que dieron la victoria al Frente Popular y a cinco meses de que el dios Marte desatara el odio, la sangre y la violencia por las calles de todos los pueblos de España, venía al mundo uno de los hijos más ilustres de la Elda del siglo XX.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir